Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Humor, ternura y realismo mágico, con el sello del clown

Jueves 30 de abril de 2009
0

Hace dos años, cuando Walter Velázquez hojeaba el diario en España, una noticia lo conmovió: una mujer, Christa Lilly, se despertó durante tres días de un largo coma, se abrazó a su familia, saboreó un lemon pie , y regresó a sus sueños, en aquel universo misterioso.

Este actor, dramaturgo y, sobre todo clown, tomó aquella historia para elaborar la obra que mañana estrena, La última habitación (El despertar de Clara) , en la que vuelca su aporte a esta técnica, que se siente orgulloso de representar. "Quería que el clown pudiera narrar, sin su nariz característica, siempre conservando esa esencia cómica, en una pieza en la que además aparecieran elementos del realismo mágico", cuenta Velázquez, que además es coach de actores y entrenó, por ejemplo, a Alejandro Páker, para Pepino el 88 , en el Alvear, para la que también fue convocado como actor.

El artista reparte el año entre la Argentina y España, donde dicta clases de clown y dirige. En sus estadas en nuestro país investigó el tratamiento que las obras sociales y prepagas les brindan a sus pacientes en estado de coma. Luisina Di Chenna, Gabriel Páez, Maximiliano Trento, Sol Lebenfisz, Flavia Salto, ex alumnos de Velázquez, quienes aportaron con sus creaciones al guión de la obra, le dan vida a esta pieza, que utiliza, en múltiples versiones, la canción "Over the Rainbow" como telón de fondo.

"Quise narrar una historia, con la ternura del clown, que fuese simple de entender, pero compleja de vivir, y en la que el público se riera mucho", resume.

Para agendar

La última habitación (El despertar de Clara), de Walter Velázquez

Belisario, Corrientes 1624 (4373-3465). Viernes, a las 23. $ 25.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas