Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desde la cárcel, Patti defendió su candidatura

Ocupará el primer lugar de una lista de diputados que impulsa el duhaldista Basile; el ex comisario se describió como un "preso político" y dijo que no puede "permanecer indiferente"; opinan juristas consultados por lanacion.com

SEGUIR
LA NACION
Martes 05 de mayo de 2009 • 01:07
0

Las elecciones legislativas, y el inminente cierre de listas el sábado próximo, vuelven a poner a Luis Patti en el centro de una polémica que promete agudizarse. El ex comisario, imputado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura y preso en el penal de Marcos Paz desde noviembre de 2007, volverá a probar suerte para ocupar una banca en la Cámara de Diputados.

Encabezará una lista que impulsa el ex diputado duhaldista Daniel Basile por el frente "Con vos Buenos Aires", que integran los partidos Lealtad y Dignidad (de Carlos Menem), el Modín, Autonomismo Federal y el Partido Unión Federalista (Paufe), creado por Patti.

"Patti es uno de los bonaerenses directamente afectados por la insanía de Néstor Kirchner y, frente a la falta de institucionalidad, tenemos que dar un ejemplo. Por eso propuse postularlo, le cedí el primer lugar en la lista y todos estuvieron de acuerdo", explicó Basile, ideólogo de la convocatoria de Patti, a lanacion.com.

Luis Patti vuelve a la carga para ser diputado
Luis Patti vuelve a la carga para ser diputado. Foto: Archivo

El ex diputado no tiene dudas de que Patti obtendrá los votos necesarios para acceder a una banca. Esa posibilidad abre un arduo debate jurídico. Ocurre que, pese a que vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre la "idoneidad moral" de los candidatos, la postulación de Patti es legalmente posible. El Pacto de San José de Costa Rica sólo despoja del derecho a "elegir y ser elegido" a quienes, además de estar procesados, tienen sentencia firme. Patti está procesado pero aún aguarda el juicio en su contra.

Dos constitucionalistas consultados por lanacion.com coincidieron en que la decisión de Patti de competir abre un debate de final incierto. "Está claro que el Pacto de San José le permite postularse e incluso asumir, pero la interpretación [del pacto] no se puede hacer ciegamente. Sería un error gravísimo. [Patti] está procesado por delitos tan graves, tanto que el juez entendió que debía quedar preso. El derecho a ser elegido no puede estar por encima del derecho de un asesino en potencia a candidatearse", planteó Daniel Sabsay. El jurista aspira a que la postulación de Patti no prospere, es decir, a que quede impugnada antes de las elecciones.

Para Félix Loñ, si la candidatura prosperara, y el ex comisario resultara electo, "se produciría un inconveniente serio". Así lo explicó: "Tiene derecho a presentarse y ser elegido. El Pacto de San José se lo permite. Si así ocurre, y al momento de asumir sigue sin condena, tendría que ser puesto bajo un régimen de libertad ambulatoria que le permita salir de la cárcel para jurar y asistir a las sesiones".

No obstante, puso en duda que eso finalmente ocurra y, al igual que Sabsay, se mostró confiado en que la postulación sea impugnada antes de las elecciones. Ambos especialistas, admiten, no obstante, que los antecedentes en la materia favorecen al ex comisario.

Primer intento. Patti fue elegido diputado por Paufe en octubre de 2005, pero, seis meses después, la Cámara de Diputados le impidió asumir argumentando que, por las graves acusaciones en su contra, carecía de "idoneidad moral" para ser legislador. La decisión fue luego rechazada por la Corte Suprema, que consideró que el Congreso no tenía atribuciones para impedir que el ex comisario jurara como diputado.

Ahora, el ex comisario vuelve a dar batalla y pretende ser candidato en las elecciones de junio. Pidió 48 horas para analizar el ofrecimiento de Basile, que quedó tercero en la lista, y respondió sin medias tintas. En una carta manuscrita de cuatro páginas dirigida a "los vecinos de la provincia de Buenos Aires", a la que lanacion.com tuvo acceso, el ex comisario se describió como un preso político y defendió su decisión de pelear por un lugar en el Congreso. "Desde mi actual situación de preso político, no puedo ni debo permanecer indiferente cuando vemos a diario morir a víctimas inocentes", dice la misiva.

Patti centra su argumentación en la inseguridad, a la que alude "como una plaga" que "no se va a detener" y que, por el contrario, "se multiplicará si se la deja avanzar y devorará a todos". Hacia el final de la carta, que firma como "diputado nacional" y "preso político", afirma: "Quiero estar al lado suyo para ayudarlos a dar la batalla juntos, como ya lo hicimos en el pasado y podemos volver a hacerlo: ya lo hemos demostrado con creces. Quisiera que los bonaerenses me acompañaran como lo hicieron cuando me votaron 400.000 ciudadanos".

Imputaciones. Los delitos que se le imputan a Patti son las privaciones ilegales de la libertad agravadas y la imposición de tormentos a siete personas, entre 1976 y 1977, cuando era oficial subinspector de la Policía Federal y trabajaba en la comisaría de Escobar. También lo acusan de amenazas y de allanamientos ilegales. Sus presuntas víctimas fueron el diputado peronista Diego Muniz Barreto y el secretario de éste, Juan José Fernández, y los jóvenes Carlos Souto, Guillermo D Amico, Luis D Amico, Osvaldo Ariosti y Gastón Gonçalves.

En libertad. Los abogados de Patti aspiran a que el ex intendente de Escobar pueda esperar la sentencia e incluso seguir el proceso electoral, fuera de la cárcel, por lo que tienen previsto insistir con el pedido de excarcelación que ya denegó la Cámara Federal de San Martín, pero que la Cámara de Casación Penal ordenó revisar. "Estamos preparando una nueva presentación y tenemos hasta el viernes para efectivizarla. La Cámara se apoya en el peligro de fuga para rechazar la liberación, pero lo hace en abstracto, no describe circunstancias concretas por las que Patti pueda fugarse. Además, Patti se presentó cada vez que fue citado y nunca eludio a la Justicia", dijo a lanacion.com su abogado, Silvio Duarte.

Posible impugnación. Pese a que la ley lo ampara, quienes quieran frenar la postulación de Patti tendrán la posibilidad de hacerlo. El mes pasado, la Cámara Nacional Electoral dispuso que todos los partidos políticos, alianzas y confederaciones deberán publicar en Internet las listas completas con sus candidatos antes de que queden oficializadas. La medida apunta, justamente, a que los ciudadanos puedan analizar la idoneidad de los candidatos e impugnarlos. Y a evitar situaciones como la que protagonizó Patti en 2005.

Las cartas están casi todas sobre la mesa. Cuando el sábado próximo la lista con Patti a la cabeza esté ya presentada ante la justicia electoral bonaerense comenzará a correr el plazo para hacer impugnaciones. Habrá tiempo hasta que el juez con competencia electoral de la provincia, Manuel Blanco, oficialice las nóminas. Entonces, ya no habrá posibilidad y, desde la cárcel, Patti será una opción más en el cuarto oscuro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas