Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La gripe común mata 10 personas por día

Las muertes se producen en mayores de 65 años y en menores de 5; el año pasado hubo en el país 1,2 millones de infectados

Viernes 08 de mayo de 2009
0

Laura Reina LA NACION

Todavía no llegaron los días más fríos, pero las autoridades sanitarias ya encendieron la luz de alarma por los futuros casos de gripe estacional, que el año pasado se cobró la vida de 3600 personas en todo el país (en promedio, diez por día) sobre un total de 1.200.000 infectados. Para 2009 se cree que ese número puede ser similar o aun mayor.

En el simposio Prevención y Estado Actual de la Gripe 2009, el doctor Daniel Stamboulian, presidente de la Fundación del Centro de Estudios Infectológicos (Funcei), advirtió sobre la baja tasa de aplicación de la vacuna antigripal, que en la Argentina alcanza sólo al 26% de la población de riesgo, es decir, de niños menores de 2 años y de adultos mayores de 65 años.

El gobierno de la ciudad lanzó una campaña de vacunación gratuita
El gobierno de la ciudad lanzó una campaña de vacunación gratuita. Foto: LA NACION / Fabián Marelli

Entre la población general, ese porcentaje alcanza al 10 por ciento. La Organización Mundial de la Salud (OMS) propone, para una prevención efectiva, inmunizar al menos al 75% de la población. Además, ese organismo confirmó que, aunque la vacuna contra la gripe estacional no previene contra la llamada gripe porcina (sobre la que se informa en las páginas 2 y 3), es importante administrarla, en especial en estas circunstancias, para evitar confusiones a la hora de la consulta médica, ya que ambas tienen síntomas similares.

"La gripe estacional es una importante causa de enfermedad y muerte. Cada año afecta al 15% de la población adulta y hasta el 40% de los niños y produce 500.000 muertes en el nivel mundial", advirtió Stamboulian. Las complicaciones más frecuentes derivadas de la gripe son la bronquitis aguda y la neumonía.

Según el médico sanitarista Edgardo Trivisonno, sobre la base de cifras proporcionadas por el Ministerio de Salud, las casos de neumonía aumentan año tras año. En 2000 hubo 122.453 casos confirmados, mientras que, en 2008, esa cifra fue de 203.504.

"La pobreza, el aumento de la desigualdad social y la falta de acceso de una gran parte de la población a los servicios de salud hacen que la mortalidad por las complicaciones de la gripe sea muy importante", consideró Trivisonno. Además, dijo que el índice de mortalidad por influenza se ubica entre el 1 y el 5 por ciento.

Vacunación periódica

Por su parte, el jefe del servicio de medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Eduardo López, destacó el impacto que la gripe tiene en la salud pública, ya que las complicaciones causadas por la enfermedad incrementan las tasas de hospitalización. "Estimamos que con el gasto de cada internación podrían vacunarse a 100 chicos", estimó López.

La vacuna contra la gripe no está incluida dentro del calendario oficial de vacunación, aunque los gobiernos de la ciudad y de la provincia de Buenos Aires acaban de lanzar campañas de vacunación gratuita en hospitales y centros de salud para las personas comprendidas dentro de los grupos de riesgo. En forma particular, la vacuna cuesta entre 25 y 40 pesos.

Dada la baja tasa de administración de la vacuna y el impacto que tiene para la economía la circulación del virus, el doctor Horacio López, profesor titular de Infectología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), propone incluirla dentro del Programa Ampliado de Inmunizaciones.

"En general, no es una enfermedad grave, pero sí molesta. Durante siete días se padecen dolores musculares, fatiga, fibre alta y cansancio. La recuperación definitiva demanda unas dos semanas", dijo López, que recordó que la vacuna está contraindicada en pacientes con alergia severa al huevo y en bebes menores de seis meses.

López agregó que tampoco es recomendable aplicarla si se tiene fiebre; en esos casos, hay que esperar unos días hasta que desaparezcan por completo los síntomas. Salvo alguna molestia puntual en la zona de aplicación, la vacuna se tolera muy bien.

Severidad y eficacia

Un factor importante a tener en cuenta es que como las cepas del virus que la produce cambian año tras año, es necesario vacunarse cada 10 o 12 meses.

"La severidad del virus es variable y depende de la condición de base de las personas. Este es el momento de vacunarse porque en 10 días ya se tienen anticuerpos. La eficacia de la vacuna en adultos sanos es muy alta: entre el 70 y el 90 por ciento. En las personas mayores de 65 años la eficacia es menor", explicó Horacio López.

Pero vacunarse no sólo es un acto individual, sino también una acción social. "La prevención a través de la vacunación no sólo protege a nivel individual, sino también a la comunidad, ya que favorece la disminución de la circulación del virus y, en consecuencia, el contagio", concluyó Stamboulian.

Y como para ilustrar lo contagioso que puede resultar este virus, el especialista apeló a situaciones cotidianas: "En un avión, un pasajero puede diseminar la enfermedad en el 72% del pasaje, y si alguien estornuda en el último asiento de un colectivo, puede contagiar incluso al chofer".

Control aéreo en Ciudadela por el dengue

El ministro de Salud bonaerense, Claudio Zin, y el director de Epidemiología, Mario Masana Wilson, sobrevolaron ayer en helicóptero el barrio de Ciudadela, donde, como informó ayer LA NACION, se registró la mayor cantidad de casos de dengue autóctono en la provincia de Buenos Aires. Zin se mostró preocupado por el riesgo que acarrean los terrenos baldíos. "Necesitamos que todos los municipios se comprometan fuertemente en el descacharrado de los terrenos baldíos, que suelen ser un punto de acumulación de basura y cacharros que nadie limpia y que terminan siendo verdaderos criaderos de mosquitos", señaló el ministro. Los funcionarios bonaerenses planificaron acciones para controlar los focos de mosquitos en el partido de Tres de Febrero.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas