Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un hotspot para llevar en el bolsillo

Un nuevo dispositivo móvil permitirá conectarse a Internet en cualquier lugar

SEGUIR
LA NACION
Sábado 09 de mayo de 2009
0

Ancho de banda, ése es el secreto del mundo interconectado, y la clave de su futuro. Todos los fenómenos que hoy pueblan Internet, desde Facebook hasta el chat, desde iTunes hasta YouTube, desde GoogleEarth hasta Skype, todos existen exclusivamente porque podemos bajar y subir datos a alta velocidad y estar conectados todo el día, sin límite. Prácticamente, nada de lo que hacemos en línea hoy sería posible sin la banda ancha.

Pero las conexiones con la Red de la actualidad siguen compartiendo con los lentos módems del Paleozoico un mismo talón de Aquiles: son fijas. Y la movilidad se está convirtiendo rápidamente en otra clave del porvenir digital.

Las conexiones de Red sin cables, como Wi-Fi, trajeron el primer alivio. En la casa, en el lobby del hotel o en el restaurante, un pequeño dispositivo llamado router toma la señal del cable que trae banda ancha y lo convierte en microondas, que toda antena en las cercanías puede captar. Es a Internet lo que el teléfono inalámbrico es a la telefonía fija. No obstante, el alcance de Wi-Fi es limitado. El área de influencia, llamada hotspot, tiene menos de 30 metros de alcance real.

La MiFi 2200, de Novatel, cabe en la palma de la mano
La MiFi 2200, de Novatel, cabe en la palma de la mano.

¿Acaso nunca íbamos a poder estar siempre conectados, sin importar dónde, cuándo y cómo? Entra en escena la banda ancha celular o 3G, por Tercera Generación. El servicio de datos 3G, que ya está disponible en algunas pocas zonas en la Argentina, incluye un módem para conectar la notebook o la computadora de escritorio y depende, desde luego, de la calidad de la señal y del área de cobertura. Pero incluso el módem 3G tiene una limitación que un dispositivo, que saldrá este mes en los Estados Unidos, promete desterrar. Porque, ¿acaso es posible usar la señal de banda ancha celular para crear un minihotspot personal?

Esa es la novedad que traerá al mercado estadounidense la MiFi 2200, de Novatel, que se conecta a la red celular que se tenga contratada y retransmite la banda ancha 3G como señales Wi-Fi, con un alcance de unos 9 metros.

El equipo, que cabe en la palma de la mano, tiene un botón de encendido, batería recargable y la conexión se protege con una contraseña. Por lo tanto, en un avión, un automóvil e incluso en una zona apartada donde haya señal celular es posible conectar desde una notebook solitaria hasta varios dispositivos simultáneamente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas