Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Eurnekian apuesta al negocio del vino

Producirá aquí para exportar y en sus campos de Armenia, Italia, Marruecos y Estados Unidos

Lunes 11 de mayo de 2009
0

Con un nuevo socio patagónico, Eduardo Eurnekian quiere convertirse en un jugador internacional en el negocio del vino. El operador de los principales aeropuertos argentinos cerró un acuerdo para adquirir el 50% de la Bodega del Fin del Mundo, y con la nueva empresa se prepara para incursionar en la producción y comercialización de vinos no sólo en el país, sino también en Armenia, Italia, Marruecos y EE.UU., aprovechando las tierras y viñedos que ya tiene la familia en esos países.

La alianza incluye una inversión de US$ 50 millones para potenciar la presencia de los vinos neuquinos en el mundo, y la operación la canalizó Unitec, empresa del grupo Eurnekian que ya está volcada a proyectos agrícolas, incluyendo la explotación de 25.000 hectáreas en Chaco, donde produce soja, trigo y maíz y tiene una desmontadora de algodón y una cabaña.

En Armenia, Eurnekian ya está instalado con inversiones en aeropuertos, bancos y el correo nacional. "Tenemos 300 hectáreas plantadas con viñedos y estamos vendiendo la producción a una fábrica de coñac. Ahora la idea es comenzar a vinificar, para lo cual vamos a trabajar con el enólogo francés Michell Rolland", señaló Matías Gainza Eurnekian, sobrino nieto de Eduardo, que con 24 años tiene a su cargo las inversiones agrícolas de la familia.

La Bodega del Fin del Mundo será la base de operaciones
La Bodega del Fin del Mundo será la base de operaciones. Foto: LA NACION / Archivo

Los planes incluyen seguir avanzando con la incorporación de tierras productivas en Italia (donde los Eurnekian tienen 850 hectáreas), Marruecos (1500 hectáreas) y EE.UU., aprovechando los viñedos que tiene Unitec en el estado de Nueva York. "En todos los casos vamos a comenzar a elaborar los vinos, que van a ser comercializados con marcas de Bodega del Fin del Mundo", explica Gainza Eurnekian.

El acuerdo entre la familia Viola -fundadora de la Bodega del Fin del Mundo- y Eurnekian también incluye un relanzamiento de los vinos neuquinos en el mercado norteamericano. "En Neuquén vamos a ampliar la capacidad de producción de la bodega de 8 a 10 millones de litros anuales, apuntando a crecer en el exterior. Hoy estamos exportando el 30% de la producción a 26 mercados y uno de los países en los que vamos a apostar más fuerte es Estados Unidos, porque creemos que hay una oportunidad muy interesante", señaló Julio Viola, fundador y presidente de la Bodega del Fin del Mundo, que cerró 2008 con una facturación de $ 60 millones y para este año proyecta un crecimiento del 50% en sus ventas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas