Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Información general

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Cómo se desentrañó el caso del violador de Mendoza

Información general

Un familiar rompió el silencio y logró que la víctima se animase a denunciar a su padre; el relato a lanacion.com de la senadora que ayudó a que avance la causa

Por   | LA NACION

 
 

Lo que hay detrás de dos décadas de silencio por parte de una víctima de abuso sexual es un tema muy complejo que involucra cuestiones psicológicas, temores a represalias y situaciones familiares que son difíciles de develar.

En el caso del presunto violador de su hija que hoy conmueve a Mendoza, existieron diversos factores familiares que pusieron durante años escollos para que esta realidad salga a la luz. Además de las consecuencias psicológicas que conlleva la violación, existen sospechas de que la víctima sufría de amenazas de muerte.

Pero en el caso de esta familia existe otro agravante: la esposa del acusado es funcionaria del Poder Judicial.

La denuncia que finalmente se atrevió a hacer la víctima, tuvo su origen hace tiempo, gracias a la iniciativa de el hermano de la mujer abusada que se decidió a hablar con las autoridades para que tomaran cartas en el asunto.

"En agosto del año pasado, un familiar del imputado se puso en contacto, gracias a la mediación de un periodista, con el presidente de la Comisión de Derechos y Garantías de la Cámara de Diputados, Ricardo Puga y conmingo", relató a lanacion.com la senadora provincial Alejandra Naman.

Ricardo Puga había dicho a LA NACION que hay indicios de que una denuncia contra el abusador habría sido archivada por la Justicia hace algunos años, pero las acciones concretas se iniciaron a partir de la intervención de los legisladores.

"Cuando nos enteramos de la situación informamos sobre las sospechas a la titular del 5º Juzgado de Familia, Elsa Galera, para que actúe con cautela porque era un tema delicado donde la víctima no se animaba a denunciar".

La detención del presunto violador el pasado viernes causó sorpresa en los vecinos del tranquilo barrio de la Cuarta Sección Oeste de la ciudad de Mendoza. A los allegados, en un comienzo, les costaba creer que ese hombre cordial que convivió con ellos tantos años sea autor de semejante acto de atrocidad.

"Las primeras pericias que se realizaron el año pasado mostraban a una familia normal. Había que observar si la víctima estaba en riesgo para tomar medidas lo antes posible, pero existía un manto de silencio que cubría toda esa realidad familiar espantosa", explicó Naman.

Y agregó: "Una persona que es abusada desde tan corta edad usualmente tiene dificultades para admitir la situación. Llegaron también denuncias anónimas asegurando que en la familia había escollos para que el caso saliera a la luz".

La senadora explicó que la justicia de familia en estos casos lleva a cabo una serie de acciones en el hogar para que se rompa el silencio. "Es muy importante la intervención de especialistas y psicólogos para sostener emocionalmente a la víctima, para que reconozca el problema y su situación de víctima y para que finalmente haga la denuncia".

Gracias a un arduo trabajo de la justicia de familia, la prueba fundamental, el testimonio de la víctima, llegó y permitió que el fiscal Gutiérrez del Barrio abra una investigación para poner fin a veinte años de padecimiento. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezElecciones 2015InseguridadLa tragedia del ferry Sewol