Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La nueva vida de los libros

SEGUIR
LA NACION
Sábado 16 de mayo de 2009
0

La semana pasada, Amazon presentó la nueva versión de su lector electrónico Kindle DX , cuya principal novedad es el tamaño de la pantalla (26,4 por 18,28 cm). Una versión large del Kindle que apunta a los lectores de revistas y diarios que prefieran leer una versión electrónica en su pantalla portátil. Para conquistar al gran público, al artefacto quizá le falten dos cosas fundamentales: el color (su pantalla es blanco y negro) y controles más sencillos, ya que sus botones parecen limitadísimos frente a la pantalla táctil de algunos celulares.

Varias reseñas señalan que los lectores de libros electrónicos no hacen más que alargar la vida de los textos, facilitando su accesibilidad y portabilidad. Tim O´Reilly, uno de los autores del concepto Web 2.0, cree que llevar los libros a una pantalla es sólo el principio de un mundo de posibilidades aún inexplorado. "Es como apuntar una cámara de video a un escenario y llamarlo cine", explica desde su blog. O´Reilly, fundador en 2000 de Safari Books Online, primer sitio de venta de libros en Internet, señala que las herramientas de producción y consumo finalmente terminan alterando aquello que producen y ofrecen. Así como el cine tardó años en encontrar su propio lenguaje y dejar de ser teatro filmado, O´Reilly agrega que "los editores estamos recién explorando cómo el medio on-line modifica la presentación, la narrativa y la estructura de los libros, no sólo su precio y su formato".

La idea se aplica sobre todo a aquellos libros de no ficción en los cuales los links (hipervínculos) pueden completar, ampliar y actualizar datos e ideas. De hecho, los libros tradicionales lo han venido haciendo desde siempre: las notas al pie y la bibliografía no son otra cosa que links en formato papel.

Del lado de la ficción, ¿Rayuela no es acaso un libro que propone al lector recorrer los capítulos como hipervínculos? Posiblemente. Mientras tanto y desde agosto de 2007, alguien publica diariamente un fragmento del libro de Cortázar por medio de Twitter bajo el usuario @rayuela, a razón de... 140 caracteres diarios. A propósito: el último libro de O´Reilly se llama The Twitter Book, y asegura que es un experimento de 240 páginas que pueden leerse individualmente o en grupos de 2 o 3, siguiendo un modelo de página web. Leer para creer.

radar.oreilly.com

oreilly.com/

twitter.com/rayuela

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas