Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Prevén una fuerte caída de la siembra de trigo y cebada

Campo

Según la bolsa de Bahía Blanca, el 75% de los productores reducirá el área entre un 50 y 100 por ciento

(DyN) El inicio de campaña de trigo y cebada para la región de influencia de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca (BCP) se encuentra fuertemente condicionado por la prolongada sequía, así como por la incertidumbre que viven los productores, respecto del futuro del sector, se indicó desde la entidad.

En el sur bonaerense, la situación de la empresa agropecuaria es muy comprometida y ello se refleja en los resultados obtenidos, por lo cual la intención de siembra del 75% de los consultados, se sitúa en un área a cubrir menor en 50% a 100% con relación al ciclo previo. Para comprender este escenario productivo, la BCP considera que las adversidades climáticas que hace dos campañas afectan al sur bonaerense han dejado a productores, acopios y demás comercios ligados al sector con "muy poco margen de maniobra".

Los datos de la entidad destacan que se profundizó la desinversión, la erosión de los suelos y la descapitalización. El escenario se presenta aún más comprometido si se tiene en cuenta que gran parte de los productores también hace ganadería, y han destinados recursos financieros para sostener la actividad, acotando los recursos para encarar esta campaña.

Para el reporte de la BCP, el problema se agrava, debido a la dificultad del productor en obtener financiación para costear las erogaciones que demanda un nuevo proceso productivo. Agrega que, a pesar de los inconvenientes, el productor mantiene inalterable la intención de sembrar. La causa se debe a las condiciones agroecológicas de la zona, que sólo hacen viable los cultivos de fina de invierno, por lo cual se remarca el impacto negativo que tendría el fracaso de otra campaña de fina sobre las economías regionales de los pueblos, al no tener el productor la posibilidad de sembrar cultivos de gruesa, y presentar la actividad ganadera un estado terminal. Para comenzar con la siembra, en el Sur bonaerense se necesitan entre 70 y 100 milímetros de lluvia en el próximo mes.

En el sudoeste bonaerense, en tanto, el año pasado se sembraron 495.000 hectáreas de trigo y 95.000 de cebada, mientras que en un escenario como el actual, y de no presentarse lluvias importantes, caería en más del 50 por ciento la siembra triguera, con un piso de entre 30 y 50 por ciento.

La cebada, tanto en condiciones climáticas normales como en las actuales, se afianza en la posibilidad de incrementar el área a cubrir. La entidad destacó que también influye, en la decisión de optar por la cebada, la incertidumbre respecto del futuro comportamiento del mercado de trigo y la posibilidad de realizar la producción bajo contratos, así como que el uso de fertilizantes nitrogenados y fosforados será casi nulo. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYElecciones en AFAReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015Damián Stefanini