Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Internet / Guía de sitios

Un mundo de radios en la computadora

Tecnología

Con la PC es posible sintonizar emisoras sin preocuparse por la posición de la antena o la distancia. Para disfrutar de la programación que ofrecen miles de estaciones de todo el mundo basta con una conexión de banda ancha y acceder a los sitios que brindan el servicio

Por   | LA NACION

Desde fines del mes pasado, Last.fm ya no es un servicio de uso gratis para quienes estamos fuera de Estados Unidos. Ahora, para usar este sitio, que ofrece una vasta biblioteca musical capaz de aprender de nuestros gustos y recomendar artistas similares, hay que pagar 3 euros por mes, salvo que uno esté en Estados Unidos, Gran Bretaña o Alemania. En el resto del mundo se tiene, eso sí, un período de prueba de 30 canciones. Su versión en español está en www.lastfm.es .

Así que la posibilidad de acceder a una discoteca infinita en la Web ha quedado un poco más lejos. Lejos, la opción que más promete como sucesora (o competidora directa) de Last.fm es Spotify ( www.spotify.com ). Lamentablemente, todavía está en desarrollo, así que es necesaria una invitación (o un pago de 9,99 euros por mes) para acceder a sus servicios.

Pandora ( www.pandora.com ), otro sitio excelente para descubrir nueva música, tiene su acceso acotado a Estados Unidos, así que las opciones en este lado del continente son más limitadas. Aun así, en Internet hay alternativas que deberían ser capaces de satisfacer a la mayoría de los usuarios.

Flujo de datos

La primera y obvia opción es sintonizar una radio con la PC. ¿Por qué hacer esto? Si no contamos con una radio AM convencional, tenemos mala recepción de la FM cerca de la computadora o estamos fuera de su radio de alcance (porque la emisora está en otra ciudad u otro país, por ejemplo) podemos aprovechar las bondades del streaming .

Este es el término técnico que describe un método para enviar audio y video a través de Internet, lo que permite su reproducción antes de que se transfiera el archivo completo. Así funciona YouTube, por ejemplo. Con el streaming, la computadora se conecta a un servidor, que comienza a enviarle un sinfín de datos para generar el audio, y permite consumirlo aun cuando se pierda información en el medio. No es un archivo único, en rigor, sino una corriente de datos.

La mayoría de las radios ofrece hoy este servicio; basta con ir a la página de la estación y buscar el botón de Radio en vivo o una opción similar; al activarlo, se abrirá el reproductor de audio de la computadora y comenzará a escucharse el programa.

Como el servicio toma el audio real que está siendo transmitido por la antena de la radio y lo transforma en un archivo de sonido, tiene un pequeño retraso respecto de la emisión original.

A diferencia de la radio convencional, el servidor tiene que enviar la información a cada uno de los oyentes conectados por Internet, así que el audio se comprime para que consuma el menor ancho de banda posible. Esto permite aumentar el número de oyentes que pueden conectarse en forma simultánea al servidor, que tiene un ancho de banda limitado. Si éste se satura (se llega al máximo de usuarios conectados) no es posible sumarse hasta que un usuario se desconecte. El acceso al audio es gratis.

En general, las emisoras de radio transmiten en Windows Media Audio, y usarán el Windows Media Player para reproducir el sonido; otras usan Real Audio, y aquí será necesario el Real Player ( spain.real.com/realplayer/ , gratis).

También son muy populares las transmisiones en MP3 (usando un servidor conocido como Shoutcast), que casi cualquier software de audio será capaz de reproducir; y, menos populares, en los formatos Ogg Vorbis (con un protocolo denominado Icecast) y AAC. El freeware multiplataforma VLC ( www.videolan.org/vlc/ ) es capaz de tomar el audio generado por la estación radial en cualquiera de estos formatos, si el botón que ofrece la radio no activa el reproductor de audio predeterminado en la PC.

Para lograrlo, hay que ir, en el VLC, a Medio >Abrir red y allí pegar el link que proporciona la estación online. No será una dirección Web normal; las transmisiones en Windows Media Audio, por ejemplo, usan una dirección que suele comenzar con MMS:// seguida de varios números (el número IP del servidor de audio) en vez de HTTP://.

Señales del mundo entero

Lo realmente interesante de la radio en Internet, sin embargo, es la posibilidad de escuchar radios lejanas; saber qué música está sonando en Inglaterra, Finlandia o Croacia, o practicar un idioma extranjero. En este caso, lo más eficiente es apelar a un buscador de radios; es un sitio que, en general, lista las emisoras por país, tipo de programación, idioma, y el formato (y la calidad) del audio que cada estación usa para transmitir. No realiza la emisión en sí, sino que proporciona el enlace para llegar a la versión Web de cada estación.

Esto ofrecen www.radio-locator.com , www.live-radio.net , www.reciva.com , www.radiotower.com , www.onlineradiostations.com , www.radiotime.com , www.iheard.com , www.radiobeta.com y www.shoutcast.com , entre muchos otros. Microsoft ofrece también algunas opciones en www.windowsmedia.com .

Además, hay aplicaciones gratis que permiten acceder a las audiciones que ofrecen todas estas emisoras, marcar las más atractivas como favoritos, agregar nuevas, e incluso, en algunos casos, registrar el audio emitido.

Para Windows, las aplicaciones más populares son RadioSure ( www.radiosure.com ) y ScreamerRadio ( www.screamer-radio.com ), ambas en español. Para Linux está Streamtuner ( www.nongnu.org/streamtuner/ , aunque hace rato que no se actualiza). Los usuarios de Mac OS X pueden apelar a iTunes , que ofrece algunas estaciones; a Imagneto ( imagneto.sourceforge.net ) o a Fstream ( www.sourcemac.com/?page=fstream ); este último también tiene una versión para el iPhone.

Nokia ofrece una aplicación gratis para sus móviles ( Internet Radio , disponible en europe.nokia.com/explore-services/music/internet-and-fm-radio/internet-radio ). Para estos dispositivos y otros que usen Windows Mobile, BlackBerry OS o Palm OS está Mundu ( mundu.com/products/mundu-radio/features ). Moodio ( www.moodio.fm ) y HTCRadio ( www.htcradio.com ) son dos sitios que ofrecen enlaces accesibles desde el navegador del móvil. Todos son de uso gratis, pero Mundu y Moodio requieren registrarse.

Por supuesto, para acceder a las radios en línea desde el teléfono móvil será necesario contar con una conexión Wi-Fi o un abono de datos ilimitado.

Estos sitios y aplicaciones también permiten sintonizar con la PC radios que son emisoras de la Web, es decir que no usan el espectro radioeléctrico para transmitir su música, sino que sólo lo hacen a través de Internet. Live 365 ( www.live365.com ) agrupa exclusivamente estaciones de este estilo.

Quienes busquen sólo música pueden compartir gustos con otros usuarios en sitios que ofrecen un servicio similar a Last.fm (aunque más básico), como Project Playlist ( www.playlist.com ), Songza ( songza.com ), Deezer.com ( www.deezer.com ), iLike ( www.ilike.com ) y StumbleAudio ( www.stumbleaudio.com ), o los sitios de música libre Jamendo ( www.jamendo.com ) y Magnatune ( www.magnatune.com ).

Para un acceso más sofisticado a las radios en línea están dispositivos como Logitech Squeezebox o Revo Pico RadioStation: reproductores de audio digital con una antena Wi-Fi, capaces de acceder a Internet y sintonizar las mismas estaciones online que se escuchan con la computadora.

La ventaja de estos equipos es que pueden ubicarse en cualquier lugar de la casa, conectarse a un equipo de música convencional, y también sirven para acceder al audio digital almacenado en la computadora. Si cuentan con una buena conexión a Internet, pueden transformarse en la versión digital de la antológica radio Noblex Siete Mares. .

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015NarcotráficoTorneo Primera División