Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Tercera reparación exitosa del Hubble en el espacio

Ciencia/Salud

Los astronautas del Atlantis reemplazaron una cámara e instalaron un espectógrafo nuevo; mañana, la anteúltima salida

WASHINGTON.- Los astronautas del transbordador espacial Atlantis concluyeron hoy la tercera caminata espacial de su misión en el telescopio Hubble, durante la que repararon una cámara e instalaron un espectógrafo nuevo.

La caminata concluyó tras 6 horas y 36 minutos de trabajos, durante los cuales los astronautas John Grunsfeld y Andrew Feustel instalaron el espectógrafo de orígenes cósmicos, que permitirá detectar la luz de quásares lejanos.

Con este instrumento, los científicos esperan poder avanzar en el conocimiento de cómo se formaron las galaxias o cómo surgen y cambian los elementos químicos. El espectógrafo, una máquina valorada en 88 millones de dólares, reemplazará al aparato conocido como Reemplazo Axial para la Òptica Correctiva del Telescopio Espacial.

Ese aparato venía a ejercer la función de una lente de contacto para los "ojos" del telescopio y se instaló en 1993, después de que quedara claro tras el lanzamiento del Hubble, en 1990, que el artefacto tenía un problema en uno de sus espejos que le hacía "miope". Los aparatos recién instalados ya cuentan con mecanismos correctores propios, lo que hacía innecesaria la lente.

Aunque los ingenieros de la NASA, la agencia espacial estadounidense, habían calculado que éste sería el paseo espacial más complicado de la misión, la caminata se desarrolló sin incidentes e incluso concluyó un poco antes de lo esperado.

La parte más complicada de la operación la constituyó la reparación de una cámara del telescopio, conocida como Cámara Avanzada para la Exploración. Esa cámara se instaló en 2002 pero hace cinco años un cortocircuito hizo que perdiera su capacidad para observar las galaxias más lejanas.

Reparaciones. Los expertos de la NASA querían aprovechar esta misión, la última tripulada al Hubble, para reparar la cámara, aunque el instrumento, de piezas de tamaño muy reducido, no se había diseñado para poder ser reparado en el espacio. Los dos astronautas reemplazaron sin problemas una caja de fusibles e instalaron una nueva toma de electricidad.

Para ello, Grunsfeld tuvo que desatornillar 32 abrazaderas, con instrumentos diseñados especialmente para esta operación, antes de poder acceder al interior de la cámara.

Según dijo en broma a los ingenieros en el Centro Espacial Goodard, en Maryland, "esta actividad está dedicada a estudiar el comportamiento de las tuercas enanas en el espacio".

Los ingenieros, por su parte, pudieron comprobar tras la reparación que la máquina había vuelto a funcionar a la perfección.

Ayer, los astronautas Mike Massimino y Mike Good instalaron nuevos giroscopios y baterías en el Hubble, y el jueves, el telescopio recibió una nueva cámara y se le instaló una nueva computadora. Ambas caminatas fueron más complicadas de lo previsto inicialmente, lo que hizo que la NASA optara por permitir hoy a los astronautas dormir una hora extra.

Mañana, nueva caminata. Los trabajos de los siete tripulantes del Atlantis se completarán mañana con una cuarta caminata espacial, antes de que los astronautas emprendan el próximo martes el regreso a la Tierra.

En esa caminata, que comenzará a las 13.16 horas GMT, Good y Massimino repararán un segundo espectógrafo e instalarán una capa protectora del exterior del telescopio.

Con estas tareas de reparación, la NASA espera mantener operativo el telescopio espacial durante un plazo de cinco a diez años, durante el cual el Hubble podrá aportar nuevos datos acerca de interrogantes como el origen del universo o la formación de los agujeros negros.

.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerInflación y preciosNarcotráfico