Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Repudian la "palermización" de San Telmo

En un recorrido con lanacion.com un grupo de vecinos explicó por qué muchas obras atentan contra el espíritu del barrio

SEGUIR
LA NACION
Lunes 18 de mayo de 2009 • 14:26
0

San Telmo vive en obra, está como rehaciéndose. A veces, sin mucho cuidado. Se levantan calles y los tesoros arqueológicos que hablan de la ciudad vieja se desechan en volquetes. Se plantan faroles en las veredas en reemplazo de las catenarias del 1900 que cuelgan en las calles; a muchos edificios se los restaura con un "mal lifting". Así lo observan grupos de vecinos defensores de la memoria urbana, que, en un recorrido con lanacion.com por las calles de su barrio, explicaron por qué se oponen a la "pseudo palermización" de San Telmo.

Patricia Barral, vecina de San Telmo, miembro de la ONG San Telmo Preserva, camina su barrio de siempre, esquiva andamios, pilas de piedras recién sacadas y se lamenta: "Están poniendo puros percheros (en referencia a tiendas de ropa), se pierden los negocios típicos. Esto se parece cada vez más a lo que hicieron con el barrio de Palermo". Y trae a colación comentarios de los turistas: "Hasta los turistas dicen que el barrio está lindo, pero demasiado turístico". Apunta que, con el cambio de luminarias, incluso "la luz del barrio es otra".

cerrar

El arquitecto José María Peña, ex director del museo de la Ciudad, vecino de San Telmo, es uno de los creadores de la ordenanza de preservación del casco histórico. Señala que a pesar de que la Legislatura aprobó la ampliación de los alcances del oficialmente denominado Procedimiento de Promoción Especial de Protección Patrimonial de la ley 2548, en el barrio "se interviene desmedidamente".

Lo que más lo enojan con las restauraciones mal hechas. Habla de un "mal lifting" en algunas construcciones emblemáticas del barrio. Peña cree que a veces los expertos confunden "restauración" con "decoración".

El arquitecto Marcelo Magadán, experto en conservación del patrimonio histórico, se para frente a la iglesia Santo Domingo, que luce impecable. "Está mal restaurada. Ese no era el color original y los materiales son otros; se alteró todo lo original. Lo que había que hacer era un simple revoque, no revestirla porque eso no corresponde a la época". Luego, detenido frente a un gran pozo donde se mezclan maderas, cemento, piedras, agrega: "Son testimonios enterrados. Estos, por ejemplo, son durmientes del tranvía que se levantan y se tiran en volquetes. No se toman registros arqueológicos de estos hallazgos. Excavan en el lugar más antiguo de la ciudad y perdemos datos sobre esa historia".

Todos coinciden en criticar el "ojo experto" con el que se reconstruye el barrio desde hace meses. Más bien rescatan la intervención de los vecinos del lugar para frenar la modificación de su San Telmo. Una de las agrupaciones que surgió el año pasado para luchar contra las modificaciones del barrio fue San Telmo Preserva. También, Basta de demoler se suma a la lucha por lo que consideran una intervención desmedida en uno de los barrios más tradicionales de Buenos Aires.


Más información Quejas por obras en San Telmo
Compartilo
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas