Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cristina se queda en "Gran Cuñado"

La imitación de la Presidenta es lo mejor del segmento que ocupó casi toda la emisión de ShowMatch

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 20 de mayo de 2009
0

Finalmente se salvó Cristina. Anteanoche, quien tuvo que despedirse de la casa de "Gran Cuñado" fue Lilita. Claro que, hasta último momento, el personaje basado en la presidenta (que interpreta Martín Bossi) corrió peligro de quedarse fuera del reality de ficción que ocupó gran parte de la emisión de ShowMatch . Y hubiera sido una pena, porque la imitación es tan efectiva como graciosa. Más allá de las controversias y las declaraciones de políticos oficialistas y no tanto, sin Cristina, "Gran Cuñado" no es más que un sketch demasiado largo. Tal vez por eso, en los próximos días, los participantes del concurso harán lo que hacen sus pares reales. Juegos, competencias y hasta un "30 segundos de fama" de políticos, según lo anunció Marcelo Tinelli anteanoche.

Impacto global

Todo el mundo habló de "Gran Cuñado". Desde los noticieros hasta los programas de chimentos que el año pasado enfrentaban a vedettes por un punto en "Bailando por un sueño" y que la semana pasada exprimieron los resultados de la parodia política organizada por Tinelli. Así, consciente de su impacto popular, el programa arrancó riéndose con un compilado en el que Lula Da Silva, Nicolas Sarkozy y Barack Obama comentaban "Gran Cuñado".

Cristina, imitada por Martín Bossi, saluda al público en el estudio de ShowMatch
Cristina, imitada por Martín Bossi, saluda al público en el estudio de ShowMatch. Foto: Ideas del sur

"Qué noche imperdible, qué noche impresionante", comenzó Tinelli, entusiasmado con lo que vendría. Que, salvo por las imitaciones de Cristina, Néstor -una interpretación brillante de Freddy Villarreal- y, en menor medida, de Aníbal Fernández, Alfredo De Angelis y Luis D´Elía, fue tan tediosa como los verdaderos reality shows cuando se empeñan en presentar a todos sus participantes. En este caso, hasta que salió Lilita -una de las peores imitaciones del programa- eran 19 actores/participantes utilizando valiosos minutos en el aire para repetir tics y muletillas no demasiado graciosas.

Claro que todo cambió a la hora de poner en el centro a Cristina, desde el piso de ShowMatch, y a Néstor, desde la casa. Después de una pausa publicitaria (en la que se vio una propaganda sobre la ley fiscal promovida por la Presidencia de la Nación) Tinelli entrevistó a Cristina, siempre parada tras su atril y sus micrófonos flexibles. El guión estuvo al servicio de los latiguillos del personaje que Bossi consigue mantener a pesar de las risas del conductor o los comentarios poco felices de Marcela Feudale, que en un momento gritó "¡está loca!", en referencia a una de las respuestas de la falsa presidenta.

Para hacerse cargo de la eliminación de algunos de los candidatos, Tinelli le cedió su lugar a Jorge Rial, que en la última semana dedicó casi la totalidad de Intrusos en el espectáculo a "Gran Cuñado". Visiblemente nervioso, Rial anunció a los salvados: primero Alfredo (De Angelis), luego Luis (D´Elía) pero tal vez el mayor servicio que le hizo el conductor de América a ShowMatch fue el diálogo que sostuvo con Tinelli, del que surgió la frase que define el atractivo y el costado polémico del segmento: "No mezclemos política con espectáculos", dijeron ambos con una sonrisa cómplice. Pero el pedido parece casi imposible de cumplir. Especialmente cuando, al cierre del programa, Cristina se quedó por un margen muy pequeño: 47,3 por ciento de los votos frente a los 53,8 que dejaron afuera a Lilita.

29,6 puntos

ShowMatch fue lo más visto del día a pesar de que bajó tres puntos respecto a la emisión del lunes pasado.

También en Telefé

Aunque esta noche ShowMatch no estará en el aire, Cristina Fernández de Kirchner sí tendrá pantalla. A las 23.30, por Telefé, en Un tiempo después se verá la entrevista que Soledad Silveyra realizó el lunes pasado en la Casa Rosada con la Presidenta. La actriz devenida en conductora tuvo un encuentro cara a cara con la mandataria, con la que sostuvo un diálogo más personal que político, según adelanta la producción.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas