Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Venezuela: "No van a callarnos", advirtió el presidente de Globovisión tras un allanamiento

La inspección se produjo en su casa tras las duras críticas del mandatario bolivariano hacia el canal opositor

Viernes 22 de mayo de 2009 • 13:44
0

CARACAS.- El propietario del canal privado de noticias Globovisión denunció que está recibiendo presiones del gobierno del presidente Hugo Chávez para callar la única emisora de la oposición en Venezuela en el marco de la señal abierta.

"Estoy muy tranquilo, allí no hay nada que esconder", dijo el presidente del canal, Guillermo Zuloaga, al rechazar el allanamiento de una de sus propiedades en Caracas por agentes de la policía judicial y militares, entre otros funcionarios del gobierno de Chávez.

Por su parte, el director de la policía judicial, Wilmer Flores Trossel, declaró a la prensa que el allanamiento se realizó debido a que se detectó un "lote importante de vehículos que se encuentran en estado de ocultamiento". Agregó que la información fue obtenida a través de una denuncia anónima y sería parte de la lucha del gobierno contra el acaparamiento.

El jefe policial indicó que en la propiedad del empresario se encontraron 24 vehículos, todos ellos de marca Toyota. "Esos vehículos tienen que ser identificados para establecer la legalidad de los mismos, su estado, documentación", indicó Flores Trossel. "Los propietarios de la residencia tendrán que explicar qué hacen estos vehículos acá y por qué no están en un concesionario", agregó.

Zuloaga señaló que la casa, ubicada en el este de Caracas, es la sede de su oficina privada y sirve de deposito "por razones de seguridad" de una distribuidora de vehículos Toyota de su propiedad, ubicada en la vecina ciudad de Valencia, en la que denunció que fueron robados.

"Yo no se si están tratando de encontrar algo para tratar de callarme. No van a callarnos", enfatizó en declaraciones a Globovisión.

La señal abierta del canal de noticias sólo cubre la capital venezolana y la ciudad occidental de Valencia. En el resto del país Globovisión sólo puede verse por televisión por cable, servicio al que sólo tiene acceso cerca del 20% de los venezolanos.

El allanamiento se produce en momentos que los reguladores del sector de las telecomunicaciones están investigando al canal bajo cargos de incitar al "pánico y ansiedad" luego de un fuerte temblor cuando criticó al gobierno por su lenta respuesta.

Zuloaga hizo mención a la amenaza de severas sanciones que realizó este mes Chávez contra Globovisión. Chávez advirtió el pasado 10 de mayo que los medios privados "se pueden llevar una sorpresita en cualquier momento. No se equivoquen. Están jugando con fuego, están jugando con fuego, manipulando, incitando al odio".

El mandatario fustigó de forma directa a Globovisión y a su director Alberto Federico Ravell. "Ese loco con ese cañón se va a acabar o me dejo de llamar Hugo Rafael Chávez Frías´´, expresó.

Al respecto, la organización internacional Human Rights Watch (HRW) afirmó en un comunicado que el gobierno de Chávez mantiene una persecución contra el canal de noticias Globovisión y solicitó a las autoridades deponer de inmediato esa acción.

Por su parte, la abogada del canal opositor, Perla Jaimes, reclamó a Trossel: "Arbitrariamente se metieron en esta residencia y están violando este domicilio. Es un procedimiento arbitrario, ilegal. Usted en vez de ser garante de la justicia y del orden público, lo está infringiendo".

Jaimes consideró que se incurrió en una "ilegalidad" porque la orden de revisión especificaba el "acceso a la residencia y a los vehículos" por parte de un número limitado de funcionarios policiales y testigos "no toda estas personas", cuyo número, sin embargo, no precisó.

Agencias AP, AFP y EFE

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas