Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Echaron al jefe policial de Lobería tras la agresión de ruralistas a Scioli

Fue relevado por las fallas en el operativo de seguridad; la agresión al gobernador generó acusaciones cruzadas; Kirchner responsabilizó a "bandas fascistas", el mandatario provincial acusó a integrantes de Pro y de SRA

Viernes 29 de mayo de 2009 • 14:40
0

Tras el ataque que sufrió ayer en un acto en Lobería, el gobernador bonaerense Daniel Scioli dispuso el relevamiento del jefe policial de esa localidad, el capitán Walter García. La decisión se fundó en las fallas que se evidenciaron durante el operativo de seguridad.

En tanto, oficialistas y opositores repudiaron hoy la agresión que sufrió ayer Scioli de parte de un grupo de ruralistas. Desde Néstor Kirchner hasta Federico Pinedo, muchos políticos expresaron su rechazo. También hay un duro cruce respecto de quiénes fueron los responsables.

"No voy a dejar de ir [al interior de la provincia]. Me van a tener que pegar un tiro en la cabeza para que deje de trabajar. Y van a tener que apuntar bien, porque si me dejan herido voy a seguir trabajando y cumpliendo mis responsabilidades", lanzó el gobernador en declaraciones a Radio Diez.

"Grupos aislados". Enseguida, apuntó a sus agresores. "Pensaron que íbamos a dejar abandonado al interior, que íbamos a suspender las visitas y empezaron con los actos intimidadores. Se mostraron muy organizados y politizados", indicó. Y añadió: "Son grupos pequeños y aislados que reciben cada vez más el rechazo del resto de la sociedad".

"Este pequeño grupo ha quedado al descubierto porque la propia gente de Lobería dice que no los conoce. Ha quedado tan al descubierto y tan claro quienes llevan adelante estas acciones. Buscan intimar y claramente la forma en que se manifiestan genera rechazo. El intendente de Lobería me acaba de decir que ya identificaron a las personas que ayer me atacaron y que fueron fiscales de Pro y miembros de la Sociedad Rural. Más claro, échele agua", precisó el gobernador.

Además vinculó el ataque con su historia personal y volvió a presentarles pelea a los responsables de la protesta. "Con las situaciones que yo he superado... que tiren huevos, piedras, naranjas. Van a tener que derribar el avión para que no llegue", se despachó.

La respuesta. Unión-Pro no tardó en contestar. En un comunicado, condenaron "la actitud temeraria y oportunista asumida por Scioli cuando pretende involucrar a fiscales como supuestos partícipes" de la agresión.

También explicaron que la alianza "ha dado probados testimonios de su absoluto rechazo a los escraches y a toda forma de protesta política rayana con la violencia". Recordaron que Unión-Pro "siempre ha manifestado su solidaridad con todos los dirigentes que han sido víctimas de esos atropellos".

"Si registró imágenes de los incidentes en Lobería, envíelas a reportes@lanacion.com.ar"

Federico Pinedo, jefe del bloque Pro en la Cámara de Diputados, le reprochó a Scioli la acusación. ""No se puede acusar con tanta liviandad, es irresponsable la actitud del gobernador; son momentos de llamar a la calma en lugar de aumentar las tensiones", aseguró. "Los escrachadores le hacen daño al movimiento ruralista y a la política. Debemos calmar un poco los ánimos y llevar tranquilidad a la población", sostuvo.

La dirigente del Acuerdo Cívico y Social Elisa Carrió también repudió la agresión a Scioli. "Nosotros repudiamos las formas violentas, no es forma de tratar a un gobernador. Basta con no votarlo nunca más", aseguró.

"Bandas fascistas". Kirchner se sumó a las críticas. "Mi repudio es total", fue su primera reacción ante los periodistas que lo consultaron durante una recorrida de campaña por la localidad bonaerense de Moreno. "Este es el problema de las bandas fascistas que ante el resultado que se va a dar en las próximas elecciones recurren a este tipo de actitudes", disparó.

El ex presidente aprovechó para volver a atacar a los medios. "También es la responsabilidad de cierta prensa que tenemos que tendría que haber condenado estos hechos desde siempre y lamentablemente no lo hicieron cuando empezaron a suceder", se despachó.

Como es habitual, Florencio Randazzo reforzó el discurso oficial y atribuyó los incidentes al accionar de "pequeños grupos de inadaptados que no han entendido lo que es la democracia y no representan a los chacareros". Al igual que Scioli, el ministro del Interior acusó a miembros de la Sociedad Rural, la Federación Agraria y a militantes de Pro.

La versión de los ruralistas. En tanto, Rafael Bove, uno de los manifestantes detenidos por el escrache que sufrió ayer el gobernador bonaerense, pidió hoy "disculpas" por el incidente y aseguró que "no se le tiró con nada, solamente hubo un huevo que voló".

Bove, una de las tres personas detenidas anoche y liberadas esta madrugada, aseguró: "No somos partidarios de ningún partido político" y agregó que ellos tenían invitación al acto del mandatario porque están "afiliados a la Federación Agraria y la Sociedad Rural".

En declaraciones a radio Continental, el manifestante indicó que "no había ni piedras ni ningún elemento de violencia". Y añadió: "Entiendo y pido disculpas por lo que podamos haber ocasionado".

En el mismo sentido, precisó: "La protesta fue pacífica, no se le tiró con nada. Solamente hubo un huevo que voló, nada más. Pido disculpas por lo que hemos ocasionado, pero se dio así".

Además, negó que los protagonistas de la manifestación estén vinculados con algún partido. "Somos todos apartidarios, nadie está afiliado a ningún partido. No estamos involucrados con Pro. Somos productores rurales autoconvocados, de la Sociedad Rural y la Federación Agraria, pero nada que ver con los partidos políticos", explicó.

Fondo y forma. Cuando se le preguntó si se arrepentía por lo ocurrido, respondió: "En lo que fue el escrache, el repudio, si le hizo mal [a Scioli], lo asumimos. Pero la situación en Lobería es muy grave. Eso va juntando mucha indignación que, llegado estos casos, es difícil contener".

Según pudo saber lanacion.com, Bove se ofreció para ser fiscal por Pro o la UCR en las elecciones del 28 de junio, Joaquín Ibarbia, el otro ruralista detenido, estuvo afiliado a la Ucedé y el tercero es hijo de un directivo de la sede de Lobería de Federación Agraria.

Con la colaboración de Darío Palavecino Corresponsal en Mar Del Plata

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas