Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El nuevo protocolo para proteger al gobernador

Desde enero reforzó la seguridad por temor a sufrir agresiones

SEGUIR
LA NACION
Sábado 30 de mayo de 2009
0

LA PLATA.- La hostilidad de la dirigencia agropecuaria para con los funcionarios de la provincia y en especial con el gobernador, Daniel Scioli, obligó a las autoridades del mayor distrito del país a replantear en los últimos cinco meses la estrategia de seguridad del mandatario en los actos públicos a los que asiste.

Así lo reveló a LA NACION una alta fuente de la gobernación que aseguró que "se dieron precisas indicaciones para enfrentar provocaciones". La medida apunta principalmente a prever contratiempos en el interior bonaerense, pero también alcanza a las presentaciones de Scioli en el conurbano, se indicó.

La idea de ampliar la protección de Scioli surgió de un análisis de la evolución del conflicto entre los ruralistas y el Gobierno y la incidencia que éste podría tener en el período preelectoral. El ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, dispuso aumentar la cantidad de efectivos, agudizar las tareas de inteligencia predelictual, disponer de elementos disuasivos como vallados y diseñar un protocolo que sirva para redefinir las garantías para cada caso.

Una de las primeras medidas fue usar el helicóptero para los traslados -aún en distancias menores-. Además, se dispuso el refuerzo de los habituales cordones con efectivos en el trayecto que incluyen, como novedad, la instalación de vallados metálicos periféricos varias cuadras alrededor del lugar del acto.

Las decisiones sobre la dimensión del operativo está en manos de los responsables policiales locales. Por eso se dispuso la separación de los jefes comunales de la policía en Lobería por el episodio de anteayer.

También se robusteció la protección en el denominado "primer anillo", círculo más cercano al gobernador, dominado por la custodia privada del gobernador.

La adopción de mayores recaudos fue extendida, incluso, a visitas de funcionarios hasta el cargo de subsecretario, precisaron las fuentes.

Entre los antecedentes tomados en cuenta para disponer las nuevas medidas se contempló un episodio ocurrido meses atrás en Bolivar, donde, según el Gobierno, se habría intentado atentar contra el avión de la gobernación. Con distinto grado de virulencia, las manifestaciones de ruralistas se han dado en casi todas las visitas de Scioli al interior.

El operativo pudo verse ayer en su visita a Cañuelas: una veintena de autos de seguridad cerraba una de las entradas a la plaza 25 de Mayo. Una grúa de construcción y un camión volquete se apostaban en otra esquina. Bomberos, camiones de la brigada antiexplosivos, agentes de Caballería y policías de civil habían recorrido el barrio desde temprano.

Scioli llegó después en el helicóptero y, con un breve discurso, dejó inauguradas en esa plaza las obras del programa "Soluciones ya": tres juegos de hamacas y una canchita de fútbol hecha de cemento.

Diez minutos más tarde, la caravana tomó la ruta 6 hacia el Parque Industrial Cañuelas, un inmenso predio vacío y una decena de pequeños carteles con leyendas que anunciaban obras futuras. Allí, a la larga lista de agentes que había acompañado a Scioli, se sumaron los de Codecop, una empresa privada de seguridad que custodia el predio.

Colaboración de Ezequiel Vinacour

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas