Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El sector petrolero, en problemas

YPF enfrenta conflictos laborales

Economía

Suspende a 800 obreros y paga el sueldo a 1000 empleados de contratistas; recortó la inversión

Por   | LA NACION

Todas las petroleras de la Argentina enfrentan conflictos laborales. La más grande de ellas, YPF, no es la excepción. Su CEO, Sebastián Eskenazi, reconoció ayer a la prensa que, en la cuenca neuquina, suspendió a 800 obreros (a los que les paga el 75% del sueldo) y se ha hecho cargo por un mes del salario de 1000 empleados de empresas contratistas para evitar que los echaran.

Aunque en diversas cuencas han surgido protestas por despidos y suspensiones de las petroleras y sus proveedoras, en Neuquén se registra el conflicto más álgido. No obstante, Eskenazi reconoció que los empleados de YPF de la provincia de Santa Cruz han sido incluidos en el programa de Recuperación Productiva (Repro), por el que el Ministerio de Trabajo de la Nación paga $ 600 del salario de los empleados de empresas en problemas.

La semana pasada, se cumplió un paro de tres horas en la cuenca neuquina por los envíos de telegramas de despidos y las suspensiones dispuestas por las contratistas de diversas petroleras. Después, el gobierno provincial dictó la conciliación obligatoria por un mes.

YPF (84% de la española Repsol YPF y 15% del grupo Petersen, de la familia Eskenazi) se comprometió a pagar sueldos y a reactivar seis equipos de producción en julio, según ratificó ayer Eskenazi en un cóctel por el Día del Periodista, al que asistió también el presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, que vino para participar de la reunión de directorio de la filial argentina. Otras empresas prometieron reanudar el trabajo de equipos en la cuenca neuquina: Petrobras (dos), Apache (uno) y la sociedad de Enarsa y Gas y Petróleo de Neuquén (uno).

Si el mes próximo, después de las elecciones, no se resuelve la situación de los obreros en riesgo, "se pudre todo; no se puede seguir sosteniendo a 700 trabajadores a los que no les asignan tareas, no les dan herramientas", había advertido la semana pasada el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro y Neuquén, Guillermo Pereyra. El intendente de Cutral Có, Ramón Rioseco, amenazó con tomar las instalaciones petroleras y reclamar la derogación de las concesiones en caso de que se confirmaran las cesantías. El subsecretario de Hidrocarburos de Neuquén, Héctor Mendiberri, exigió soluciones al gobierno nacional al señalar que, aun en los tiempos en que el barril del petróleo rondaba los US$ 150, en la Argentina costaba US$ 47 por efecto de las retenciones a la exportación y ahora, cuando en el mundo vale cerca de 70 (tras caer a menos de 40), aquí se paga a 42.

Caída de la inversión

Repsol YPF admitió al anunciar sus resultados del primer trimestre del año que la inversión en exploración y explotación de crudo de YPF ascendió en ese período a 198 millones de euros, un 11,2% menos que en el mismo período de 2008 y un 59,2% menos que en el último trimestre de 2008. En cambio, la inversión de Repsol, en ese rubro, en el resto del mundo alcanzó los 314 millones, un 29,7% más que en el mismo trimestre del año anterior y sólo un 3,6% menos que en el último trimestre de 2008.

En YPF reconocen que el comportamiento de la actividad exploratoria y extractiva en la Argentina responde a que el valor de barril se mantiene "aislado del resto del mundo". En la empresa, también juzgan excepcional la cantidad de operarios que trabajan en los pozos argentinos (entre 80 y 120) y la atribuyen a la presión de los sindicatos.

En la filial argentina reconocen que, en este país, el impacto de la crisis es mucho menor que en el país de la casa matriz. Mientras que en España caen las ventas de combustibles, aquí la de nafta sube (pero hay consumidores que migran de la premium a la súper) y la de gasoil se mantiene (excepto el de uso industrial).

Por otra parte, YPF está en plena mudanza gradual desde su sede central de Diagonal Norte y otros cuatro edificios hacia la torre nueva de Puerto Madero, que la empresa comenzó a construir en 2005, tres años antes de que los Eskenazi entraran en el capital accionario. En total, se trasladarán allí 2400 empleados. Las cinco propiedades desalojadas serán vendidas o alquiladas.

La crisis no afecta sólo a la mayor petrolera del país (la número dos de todas las empresas argentinas). El presidente de la Cámara de Proveedores de la Industria Petro-Energética, Aníbal Mellano, afirma que las empresas de servicios petroleros están facturando menos de la mitad que el año pasado. Agregó que en la cuenca neuquina suman 2000 los obreros con licencia y en la de Comodoro Rivadavia, entre 4000 y 5000. .

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsCristina KirchnerElecciones 2015Actividad económica