Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gritos y susurros

De qué habla la gente de la cultura cuando casi nadie la escucha

Sábado 13 de junio de 2009
0

AIRA AL TEATRO. César Aira y su mujer, la poeta Liliana Ponce, asistieron al fin de semana pasado al estreno de El mensajero, en un centro cultural del Abasto. La obra, dirigida por Ita Scaramuzza a partir de un texto de Aira, es una parodia sobre el poder presentada como un relato histórico que comienza con el enfrentamiento de dos tribus de pueblos originarios. El escritor y la directora se habían conocido años atrás, cuando Scaramuzza presentó su versión de Madre e hijo, otra obra de Aira. En ese entonces, el autor de Ema, la cautiva había quedado muy conforme con la puesta en escena de su texto. Por eso esta vez, según se murmuraba en los pasillos, Aira no dudó cuando Scaramuzza lo llamó para llevar al teatro El mensajero. A la salida de la función, se le oyó decir que había disfrutado del espectáculo, interpretado por actores del circuito independiente. Destacó, además, el vestuario y la escenografía.

***

MANDAMIENTOS. Muy divertida estuvo la presentación de la última parte del ciclo "Decálogo", serie de obras inspiradas en los diez mandamientos, que se realiza en el Centro Cultural Ricardo Rojas. Matías Umpiérrez, curador del área Teatro de la institución, resaltó el objetivo del ciclo: "Para cada obra convocamos a un director y a un dramaturgo, una barrera que parece haberse borrado en el último tiempo con la moda de la multiplicidad de roles". Se encontraban presentes Maruja Bustamante y Dani Umpi en representación del equipo de Nena, no robarás; el director Matías Feldman por Merienda de negros (su autor, el dramaturgo mexicano Edgar Chías no pudo viajar al país); la escritora española Angélica Liddell y Guillermo Cacace por Todo cuanto hace es viento; y Santiago Gobernori y Bernardo Cappa por la obra La novedad. Bustamante, la directora del musical escrito por Umpi, confesó: "Durante el proceso de audiciones y ensayos sólo tuve dos exabruptos". Provocó las risas de los presentes, ya que es conocida por su fuerte carácter.

***

SIN RENCORES. En la librería Eterna Cadencia, Patricio Pron presentó su novela El comienzo de la primavera, acompañado por Alan Pauls. El escritor rosarino, que vivió desde 2000 en Alemania y actualmente reside en España, causó revuelo hace un mes cuando publicó en la revista peruana Etiqueta Negra su crónica sobre la gira que realizó por España junto con algunos escritores jóvenes que conforman la Nueva Narrativa Argentina. El texto, titulado "Una gira supuestamente divertida con escritores argentinos que nunca volveré a hacer", señalaba que los autores -a quienes identificó con nombre y apellido- se desviven por hacer contacto con agentes literarios, por conocer los porcentajes que cobran y por cuestiones de marketing, más que por la literatura. Lo curioso es que algunos de los escritores mencionados por Pron en su crónica pasaron a saludar a su colega el día de la presentación del libro. Ninguno demostró enojo ni resentimiento, al menos en público.

***

ANÉCDOTAS DEL BARRIO. Antes de partir hacia Alemania, donde residirá durante un año gracias a una beca, Pablo Ramos participó en una charla abierta con sus lectores en una librería de Palermo. Allí rememoró su viejo barrio de la infancia, al que volvió después de un largo periplo por distintos lugares. "Mi casa en La Paternal era de chapa -dijo-. Mi papá pintaba las paredes con los colores del equipo del que era hincha. Varios vecinos tomaron esa costumbre, por lo que nuestra cuadra era un muestrario de clubes." En medio de varias anécdotas de su pasado, Ramos contó: "Hay un vecino que piensa que, como soy escritor, es mi deber saber de todo. Siempre comienza sus monólogos con la frase: "Te pregunto a vos que sos escritor...’. Para fin de año, se organizó una comida en la cuadra. Ese señor levantó su copa y pidió un brindis en mi honor. He escrito lo que he escrito con el solo fin de que alguien alguna vez hiciera eso por mí", confesó.

© LA NACION

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas