Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Santaolalla X Estebecorena

Moda y belleza

Musicalizada por Santaolalla, una reunión en del hotel Alvear. Y un estilo que suena relajado, masculino y muy auténtico

Por   | LA NACION

Habitación del noveno piso del hotel Alvear. Suena algo parecido a un charango. Es Gustavo Santaolalla que toca un ronroco junto a los diseñadores Alejo y Javier Estebecorena, que pierden la mirada en el veloz movimiento de los dedos sobre las cuerdas. De la araña de cristal del cuarto cuelgan dos perchas con camisa y saco recién planchados por Javier. Todo está listo para la producción en la que Hermanos Estebecorena vestirá a su figura admirada. Está todo dicho, mientras se oye ese instrumento del Altiplano, ellos están abstraídos.

Sigue tocando Santaolalla, que ahora juega al payador y recita: Para el almuerzo, para la cena, Hermanos Estebecorena... Todos ríen con complicidad. "Elegimos a Gustavo porque es una persona feliz, que disfruta de su trabajo, que sabe lo que hace, además de hacerlo muy bien. Creemos en esos valores y trabajamos pensando en personas como él", cuentan los diseñadores que hace dos años lo asesoran y visten.

¿Qué destacan de su imagen? La versatilidad. "Es alguien que se desarrolla en distintas áreas, que aplica ideas en muchas cosas. Creemos que ésa es una gran cualidad para explotar en su imagen". ¿Le harían alguna sugerencia? "Que siga así. Realmente hace todo muy bien. Trabajamos mucho en equipo, con él y con todos en Bajofondo. La sugerencia es que siempre se sientan cómodos y reflejados en su imagen. Si no se sienten ellos mismos, no va", concluyen los Estebecorena.

Santaolalla X Santaolalla

"Conozco HE hace más de cinco años. Me encanta, me resulta bien argentina. Y si bien ando mucho por el mundo y uso marcas internacionales, me gusta usar la ropa de ellos. Más ahora que tenemos una relación laboral: empezaron a vestir a Bajofondo." Siempre estuvo influido por la música. "Los Beatles marcaron mi modo de vestir. El fenómeno de los mods (movimiento británico que usaba trajes entallados), el haber estudiado en un colegio inglés..., siempre tuve mucha relación con lo brit. Amaba las parkas, los trenchs. Es como elegir entre una motocicleta o una Vespa, me quedo con la Vespa, te dejo la Harley. Después entramos en la etapa contracultural. La barba, la India, Woodstock, otro look. ¿Si lo adoptó? "Claro", se ríe.

Así, Santaolalla hace un repaso de las prendas que lo acompañaron como músico "porque están fuertemente asociadas". "Y después llegamos a un momento de eclecticismo. Mi trabajo también tiene que ver con diferentes estilos. Me adapto a contextos y situaciones. Privilegio sentirme cómodo, con un vestuario elegante y con estilo, no precisamente con ropa cara ni firmada. Me gusta mezclarme con la gente; es decir, adopto el estilo elegante, pero no flashy. Como ropa de todos los días lleva jeans y zapatillas, pero asegura que es feliz con unos pantalones negros con cierres que lleva de HE. "Son cómodos, elegantes y tienen muchos bolsillos, que necesito porque llevo tantas cosas... Un gran invento."

Cumple con dos rutinas: tiene un personal trainer para responder a las exigencias del show y toma hierbas chinas desde hace 20 años. Sus frases son: todo con moderación, incluida la moderación. Me cuido de no cuidarme demasiado.

Frente a ¿le hubiera cambiado la ropa a algún músico? De inmediato, respondió sí. "A Madonna, a solas." .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa relación EE.UU. - CubaMariano BeneditMercosurMundial de ClubesElecciones 2015