Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Política en la Web

Mientras en países como EE.UU. los blogs de debate político y periodístico ganan un lugar cada vez mayor en la escena pública, en la Argentina, pese al auge de la banda ancha, las redes sociales y las estrategias 2.0 de los candidatos en campaña, su influencia es escasa y pocos políticos los tienen como punto de referencia. Quiénes son y qué opinan los blogueros más destacados del país y por qué los medios tradicionales siguen siendo los más influyentes en el debate público Por Laura Di Marco

Domingo 21 de junio de 2009
0

La última campaña presidencial en Estados Unidos instaló, entre otras cosas, una paradoja inesperada: la gente se volvió ávida de la información brindada por los blogs políticos y las redes sociales por fuera de los medios tradicionales, pero no por eso disminuyó la lectura de los diarios. Por el contrario, lo que creció, en todo caso, fue la oferta informativa en su conjunto, tanto tradicional como no tradicional. Y no sólo eso: noticias e ideas que aparecían originalmente en blogs políticos como los ahora muy reconocidos Huffigton Post o Politico.com eran citados por diarios como The Washington Post o The New York Times. A la vez, esa repercusión volvía a los blogs formando una sinergia que logró atrapar al público.

En la Argentina, pese a la extraordinaria expansión de usuarios de banda ancha y redes sociales, y pese también a que los políticos al fin incluyeron la web como parte de sus herramientas de campaña, la información política que circula en la Red, los cruces de ideas, los debates, todavía no tienen gran repercusión fuera de ella, ni siquiera ahora, en tiempos de campaña caliente.

Y eso que en los últimos años se fue formando una blogósfera política nutrida -blogs de periodistas reconocidos, académicos o medios de comunicación en versión puramente online -, que ya reconoce referentes propios pero que, aun así, no llega a impactar en la agenda mediática (imponiendo temas propios, por ejemplo) ni a influir en el juego grande de la política, más allá del microclima generado por sus protagonistas.

Foto: FOTO: CORBIS / ARTE DE TAPA: SILVINA NICASTRO

En líneas generales, el panorama todavía se ajusta a lo que describe el politólogo y analista Sergio Berensztein: es difícil que hoy un político o empresario de fuste desayune, en estos tiempos de campaña, leyendo blogs, o salga por las radios a responder una información surgida en la web.

De todos modos, si ése es hoy el panorama dominante, también es cierto que la nueva realidad empieza a colarse de a poco. El sociólogo Marcos Novaro, autor del blog El Agente de Cipol , ofrece su experiencia como botón de muestra de que algo puede estar cambiando: un tiempo atrás, el duhaldismo lo invitó a debatir en el Movimiento Productivo Argentino después de haber leído uno de sus posts.

Las ofertas de información política en la Red circulan en diversos "envases", que van desde blogs de periodistas con trayectorias destacadas en los medios tradicionales (Ernesto Tenembaum, Marcelo Zlotogwiazda, Luis Majul, Darío Gallo, entre otros) hasta blogs de orientación más académica que intervienen en el debate de la escena política (como L a Ciencia Maldita, del economista Lucas Llach, hijo del ex ministro de Educación, Juan José Llach; El Agente de Cipol, Homoeconomicus , entre otros), pasando por otro tipo de blogs que toman partido en el debate político, muchos de ellos en defensa de posiciones del Gobierno, y a los que se suele llamar, no sin alguna sorna, la blogósfera "nac&pop" (nacional y popular).

Y junto a estas voces de autor, la blogósfera política y periodística -más allá de las versiones online de los medios tradicionales- cuenta también con medios de comunicación exclusivamente on line, como el diario Infobae , y sitios de noticias específicos como Noticias urbanas o lapoliticaonline.com (aunque también deberíamos anotar al precursor de la información política online : los newsletters , producidos por columnistas de opinión política y económica y dirigidos fundamentalmente al establishment .

Capacidad de impacto

Un dato duro puede ayudar para comprender el panorama cuando hablamos de influencia y masividad. Mientras que un blog exitoso puede convocar, en su mejor día, unas 10 mil visitas (aunque el promedio oscila en un rango de entre 2500 y 5000), la versión digital de un medio tradicional llega a traccionar 1.200.000 visitas.

Los números son bastante elocuentes.

¿Explicaciones? No hay, claro, sólo una sino múltiples y superpuestas: económicas, culturales, políticas, tecnológicas. Entre las que sugieren los especialistas: los medios tradicionales siguen siendo poderosos en la Argentina; los grandes diarios se vienen preparando para dar la batalla virtual y, en los últimos años, fueron incorporando no sólo aprendizaje sino, también, tecnología para lograr coberturas multisoporte; además, si bien Internet tiene en Argentina casi 20 millones de usuarios y el acceso a la banda ancha explotó en los últimos años, los políticos aún no están familiarizados plenamente con el uso de estas nuevas herramientas, a pesar de que, en esta campaña, casi todos incorporaron la web para promocionarse (ver recuadro)

El periodista Gastón Roitberg, gerente de Contenidos de lanacion.com y bloguero ( http:// blogs.lanacion.com.ar/conectados ), destaca que, en el último año y medio, las noticias más leídas y más votadas en la plataforma on line de LA NACION son las políticas, y, especialmente, las de opinión política. La posibilidad de que un hecho conmocionante -por ejemplo, el voto negativo de Cobos en el Congreso cuando se votaba sobre las retenciones- pueda ser analizado on line por uno de los columnistas estrella de un medio poco después de sucedido, puede explicar, en parte, por qué los blogs políticos todavía no terminan de despegar en la Argentina.

El filósofo Miguel Wiñazki, también periodista y autor de La Noticia Deseada , propone otra explicación: "Aquí los blogs políticos tienen menor influencia porque tienen menos trabajo. Tienen escaso valor agregado. Hay pocas noticias en ellos (estoy generalizando, claro) y también el aporte de los lectores es, por el momento, pobre, plagado de opiniones no fundadas y muchas veces agresivas. Más aún: algunos dan toda la sensación de estar construidos sólo para agredir a eventuales adversarios. Cabe presumir en algunos casos que sus autores están rentados por padrinos políticos, que reciben dinero no para informar sino sólo para favorecer a ciertos aparatos, gubernamentales o paragubernamentales, en contra de alguien definido como enemigo estratégico". En síntesis, según Wiñazki, en los blogs que se ocupan de la política criolla hay más "voluntad de poder que voluntad de informar".

Precisamente, como señala Roitberg, el éxito de Huffington Post y Político.com en la campaña americana reside en que, habiendo comenzado como blogs individuales y artesanales, fueron creciendo hacia un mayor profesionalismo y credibilidad. Huffington Post , por ejemplo, nació como un blog que recolectaba información política de otros y, con el tiempo, fue incorporando un staff de redacción propio. Resultado: su reputación creció y así logró capturar un espacio que antes sólo estaba reservado para los medios tradicionales.

Un columnista estrella, de los conocidos, explica el lugar que, según él, ocupa hoy la Internet política: "Es un espacio alternativo, donde puede publicar sus opiniones la gente que, por distintas razones, no pasa el filtro de los grandes medios. Por ejemplo, Jorge Asís publicaba investigaciones sobre irregularidades del kirchnerismo cuando la sociedad todavía estaba en pleno romance con el estilo K. Con la crisis del campo, sucedió al revés: surgieron espacios de comunicación que empezaron a defender las posiciones del Gobierno, cuando el kirchnerismo atacaba frontalmente a los medios tradicionales. Hoy Domingo Cavallo, que está devaluado, en el único lugar donde puede escribir es en su blog: ¿o acaso algún diario publicaría un artículo suyo?"

Es que los expertos definen a los blogs no como una forma de producir información, sino como una relación que establecen sus autores con sus lectores, con la meta de formar una comunidad, desde un espacio independiente. Claro que, cuando esa voz da en la tecla, espera legítimamente que se le reconozca el acierto, algo que no siempre sucede...

Jorge Asís, que empezó con su portal político hace cuatro años, comparte las quejas del universo bloguero sobre lo que siente como una "falta de generosidad" de los grandes medios al no citar, al menos, la fuente de origen de una determinada información. El escritor y periodista antiK, para quien, según confiesa, jorgeasisdigital.com es un medio de vida y no un mero hobby, asegura que muchas noticias de casos de corrupción que involucraron a funcionarios kirchneristas, durante los últimos años, se conocieron gracias a sus páginas. "Sé que está mal que yo lo diga, pero soy y he sido fuente primaria de consulta de muchos periodistas de los grandes diarios, que toman mis datos y luego siguen con sus propias investigaciones. No me parece mal, aunque supongo que sienten que está mal citarme".

Como dice Luis Majul, que también publica pequeños editoriales políticos en su propio blog luismajul.com : "En muchas ocasiones, encontré información o noticias en los diarios que antes había publicado en mi blog o habían sido difundidas, primero, en otros blogs". Roitberg le da la razón y tiene una hipótesis al respecto: "Todavía está mal visto para un periodista de un medio tradicional citar a un blog; muchos suponen que eso, que debería ser una cuestión ética elemental, resulta poco profesional. Todavía nos falta en Argentina un ensamble que conecte ambos espacios, con el medio tradicional linkeando hacia el blog."

Por ahora son tímidos los intentos de convivencia. Hacia fines de 2008, Página 12 reprodujo un post del polémico economista Nouriel Roubini, extraído de su blog Global EconoMonitor ( www.rge monitor.com/blog/roubini ) sobre la crisis financiera global. Profesor de la escuela de negocios Stern de Nueva York, Roubini logró imponerse como un referente de peso en la blogósfera americana, después de que en 2004 anticipó el actual crac financiero global. Hoy es un gurú de consulta constante para muchos empresarios y políticos (argentinos también) y publica desde la web.

En estas elecciones, donde las versiones on line de los diarios darán resultados en tiempo real, también linkearán hacia Ramble Tamble , como ocurrió en 2007 cuando el blog de Artemio López explotaba de lecturas junto con la web tradicional. ¿El motivo? Había inventado una creativa manera de burlar la prohibición de dar los boca de urna, reemplazando los signos partidarios por personajes de historieta, íconos y escuditos de fútbol.

Para amplificar su voz en la web, para volcar en esos espacios de autor puntos de vista que muchas veces sienten que no podrían sostenerse en los grandes medios en los que trabajan o por estrategia de marketing personal, muchos periodistas tienen, hoy en día, su propio blog. Darío Gallo, autor de Bloc de Periodista y editor de Perfil.com ; Leandro Zanoni, autor de E-Blog ; Pablo Mancini, creador de Amphibia ; La Propaladora , de Vanina Berghella; El Café de la Mañana , del cordobés Julio Perotti, entre muchos otros.

Muchos periodistas también -incluso columnistas importantes de los grandes diarios- recurren con frecuencia el sitio de análisis electoral de Andy Tow, según los entendidos, una fuente que tiene excelente información sobre cuestiones electorales. Otros puntos de referencia también para el trabajo de periodistas especializados son blogs como La Ciencia Maldita , de Lucas Llach, El Economista Serial Crónico , un espacio con importante caudal de información estadística, cuyos autores se presentan como dos economistas Sub-30 "que matan su ocio divagando sobre economía en este humilde espacio virtual", y Homo Economicus , también con muy buena información.

Blogósfera "nac & pop"

El sociólogo Marcos Novaro, profesor de Teoría Política Contemporánea en la UBA, como muchos de sus colegas blogueros, se decidió a crear un blog durante la crisis del campo, para muchos observadores, el episodio que aceleró los latidos de toda la blogósfera política. Así, desde El Agente de Cipol , terció en jugosos cruces académicos -por cuestiones tales como las retenciones, las AFJP, o el poskirchnerismo- con sus contrincantes de la blogósfera "nac & pop", reunidos en el blog artepolítica.com, en el que confluyeron muchas voces de la blogósfera neoK. "El mío y el de ellos son dos mundos totalmente diferentes, pero fue muy interesante escuchar nuestras posiciones opuestas, en un debate que no se saldó -y que no tiene por qué saldarse sino simplemente darse- porque la blogósfera política tiene, todavía, esa cosa tribal que hace que cada uno se encierre fanáticamente en sus propias posiciones". Otro de los motivos que inspiraron su lanzamiento al ciberespacio, explica, fue el "efecto Felipe Pigna", es decir, la necesidad de sacar a la sociología del encierro académico y dar a conocer sus reflexiones más allá de las aulas.

Así, se sintió muy sorprendido cuando, cierta vez, el duhaldismo lo invitó a debatir en el Movimiento Productivo Argentino después de haber leído uno de sus posts. Los intercambios con Margarita Stolbizer y el Acuerdo Cívico, en cambio, son mucho más frecuentes. "Es que los políticos están tan desorientados como el ciudadano común y también quieren saber para dónde va la política argentina", dice.

Un columnista político de referencia explica el modo en que, cree, están empezando a influir estos nuevos espacios. "Algunos blogs de la academia tienen mucho nivel, así que te ponen a prueba. Cuando los periodistas políticos tenemos que analizar el conflicto de Techint o cualquier otro tema complejo, tenemos que escribirlo con lo que sabemos en el momento. Por eso, es saludable medirse, más tarde, con el análisis de los académicos."

Precisamente -y también desde la academia-, durante el conflicto con el campo surgió esa blogósfera más militante, la blogósfera "nac & pop", en defensa de las retenciones propiciadas por el Gobierno, y luego siguió defendiendo las posiciones kirchneristas en las pulseadas que siguieron.

En la línea de los "nac & pop", destacan Artepolítica y La Barbarie , dos de los más populares. Lo integran un grupo de politólogos cercanos a las posiciones del neopopulismo, que hace poco se reunieron en Rosariocon Ernesto Laclau, el autor de La razón populista. María Esperanza Casullo, una licenciada en comunicación social, de la Universidad Nacional de Río Negro, habla en nombre de los blogueros "nac & pop": "No hay en nosotros una orientación explícita hacia el Gobierno, ni formamos parte de la campaña, ni estamos articulados con el kirchnerismo. En esta campaña apoyamos al oficialismo pero en nuestros debates le hemos dado muchísimos palos, sobre todo en su construcción política".

El Criador de Gorilas -con sello K, pero en clave Frepaso-, fogoneó debates, en los últimos meses, instalados por el Gobierno. Y es lógico: El Criador es, en realidad, Martín Alessandro, funcionario en la Jefatura de Gabinete junto a Juan Manuel Abal Medina e hijo del frepasista Darío Alessandro.

Y si de información local se trata no puede faltar Conurbanos , un blog en clave peronista, que reúne información difícil de encontrar sobre el territorio bonaerense, con datos muy jugosos sobre los intendentes y el aparato del PJ. En la misma línea, peronautas; e-política ; políticaargentina.com ; Mendieta e l Renegau, cuyo autor es, en realidad, el jefe de comunicación del PAMI, Abelardo Vitale.

"Hubo debates, técnicos y políticos muy interesantes en los blogs especializados, tanto sobre el tema del campo como sobre las AFJP. Un debate que, a mi entender, enriqueció la polémica y pudo pasar el filtro de lo que, quizá, los medios tradicionales se resistían a publicar", explica el politólogo Marcelo Leiras, de la Universidad de San Andrés.

La blogósfera, hay que decirlo, ha generado su primer candidato en estas elecciones. Autor del blog Mide/No Mide , el politólogo Nicolás Tereschuk, de 32 años -El Escriba, según su nick en el ciberespacio-, es , en realidad, uno de los asesores de Internet de Martín Sabbatella y primer candidato a concejal por Vicente López de la alianza Nuevo Encuentro que lidera el ex intendente de Morón. Muy en sintonía con el discurso K, Thereschuk explica -sin exhibir datos al respecto- lo que, según él, dio origen a que "la gente haya dejado de consumir información de los grandes medios, que revelaron sus propios intereses en la crisis del campo, y se haya volcado a los blogs".

Los blogueros de la política -menores de 50 años, la mayoría de ellos- defienden una posición explícita: sus protagonistas dirán que se trata de una posición honesta porque exhiben una ideología, a diferencia de los medios tradicionales.

Sin embargo, hay allí una paradoja, porque muchos blogueros se amparan bajo un nick o directamente en el anonimato. Y eso, a veces, puede ser un juego inofensivo o divertido, pero otras veces no: es fácil disparar desde la blogósfera, cuando el francotirador es indetectable.

Sobre todo, en estos adrenalínicos días de campaña.

© LA NACION

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas