Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Agencia Espacial Europea instalará una antena en Mendoza

Como contrapartida, el 10% del tiempo útil podrá destinarse a proyectos locales

Miércoles 24 de junio de 2009
0

Malargüe, donde ya se levanta el mayor proyecto astrofísico de la historia –el observatorio de rayos cósmicos Pierre Auger–, accederá ahora a un club de elite en la exploración espacial: la Agencia Espacial Europea (ESA) acaba de elegir a la Argentina para instalar allí una antena de su red Deep Space, encargada de recibir y enviar datos a sus misiones interplanetarias.

El gigante tecnológico, que pesa 600 toneladas y despliega un plato de 35 metros de diámetro, será la tercera de una red que ya tiene dos antecedentes en Cebreros, España, y New Norcia, Australia.

"La idea es hacer un trípode", explica muy gráficamente el doctor Marcos Machado, investigador científico de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae). Esta triangulación le permitirá a la ESA asegurar una cobertura durante las 24 horas para sus misiones.

La elección llegó luego de una reñida competencia. La Argentina fue elegida entre 20 sitios posibles en América latina, pero esencialmente después de evaluar ventajas y desventajas comparativas con las que ofrecía Chile, país cuya cooperación con Europa tiene una larga historia.

Seguramente, en la decisión pesaron no sólo las características geográficas del área, desértica y libre de interferencias radioeléctricas que puedan obstaculizar las comunicaciones, sino también los impecables antecedentes de la Conae y del observatorio Pierre Auger, de destacada actuación en el plano internacional.

"Tuvimos reuniones y presentamos desde la infraestructura disponible hasta el interés científico –comenta Machado–. Y resulta que ganamos. Es la primera vez de muchas opciones que la ESA opta por la Argentina en lugar de Chile."

La antena y la estación de recepción asociada se levantarán en un terreno de un kilómetro cuadrado al sur de la localidad mendocina. Según explica Félix Menicocci, secretario general de la Conae, el terreno es privado, pero su dueño se lo dona a la Municipalidad de Malargüe, que a su vez lo da en comodato.

Más allá de la inversión que realizará la ESA, en el contrato se estipula que la municipalidad se compromete a construir el camino, tender la instalación eléctrica y hacer las perforaciones para que haya provisión de agua.

"Ya acordamos con la Comisión Nacional de Comunicaciones para que les mantengan el área «limpia»; es decir, libre de interferencias. En Australia, donde se instaló otra de estas antenas, ahora tienen que vérselas con el problema de la «contaminación» radioeléctrica", afirma Menicocci.

Como contrapartida, la comunidad científica argentina tendrá derecho a utilizar el 10% del tiempo útil de la antena en sus propios estudios.

Ver Una antena en Mendoza para conectarse con misiones interplanetarias en un mapa más grande

Espacio profundo

La red del espacio profundo tiene como tarea mantener comunicación minuto a minuto con las misiones interplanetarias de la agencia espacial europea, algunas en curso y otras previstas.

Una de ellas fue la muy exitosa misión Ulises, lanzada en 1990 y encargada de estudiar el entorno del espacio sobre y bajo los polos del Sol. Después de 17 años, se extinguió de muerte natural el 1° de julio de 2008.

La Mars Express, primera sonda europea con rumbo al planeta rojo, fue lanzada en 2003 y tiene "fecha de vencimiento" para fines de este año. Lleva siete instrumentos para cartografiar la atmósfera marciana y la superficie del planeta, y para determinar la cantidad de agua que existe en los polos.

La misión Rosetta es la primera diseñada para orbitar y realizar el más detallado estudio a un cometa.

"Se sabe que los cometas se forman muy lejos del sistema solar, vienen de una región de gas y polvo que está más allá de Plutón –explica Machado–. Son vestigios que quedan del sistema solar primigenio, o sea que traen en su interior las huellas de cómo era el lugar donde vivimos ¡hace más de 5000 millones de años! Rosetta, que recibió su nombre de la célebre piedra que ayudó a descifrar los jeroglíficos egipcios hace 200 años, intentará determinar la composición del núcleo y tal vez nos dará la clave para develar los misterios de cómo evolucionó nuestra familia planetaria."

Para el científico, esta elección es también una distinción.

"El «club» de Deep Space es bastante concurrido, porque hay muchas misiones, pero también exclusivo, porque hay pocas antenas como éstas en el mundo", afirma.

Para el canciller Jorge Taiana, que ayer dio la noticia en su calidad de presidente del directorio de la Conae, el acuerdo ofrece a los científicos argentinos el acceso a una importante red internacional y "es un hito más en el desarrollo espacial argentino".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas