Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Presos y actores en el escenario llevan el teatro a las cárceles

En Magdalena, internos de otros penales actuaron con Claribel Medina y Víctor Laplace

Viernes 26 de junio de 2009
0

Jesús A. Cornejo Corresponsalía la Plata

LA PLATA.- La cámara hace foco en el escenario y dispara un flash. La imagen muestra a un grupo de internos junto a actores profesionales interpretando una obra de teatro para más de 150 reclusos del penal de Magdalena. No es la primera vez que están juntos; han ensayado toda la semana y algunos han participado de experiencias anteriores que se repitieron en distintas cárceles de la provincia de Buenos Aires.

Pero esta vez la novedad es que los actores son presos de otras cárceles (de Florencio Varela y de Olmos) que se presentan en el viejo anfiteatro de la Unidad 28 de Magdalena. Allí también están Claribel Medina, Víctor Laplace, Manuela Bravo y Mónica Lerner. Interpretan Darse cuenta. Teatro y reflexión , un proyecto teatral de inclusión que viene desarrollando desde hace más de un año el Instituto Cultural bonaerense.

Rubén Darío Galeano cruza la lámina de sombra bajo los proyectores y cuenta que comenzó con la actuación hace casi dos años, en la Unidad 5 de Mercedes. "Habíamos formado un grupo muy compacto y le pedimos al director de ese penal si podíamos hacer una obra. Nos dejó y presentamos una comedia. Luego llegaron los talleres de teatro, con profesores que venían a enseñarnos. Cuando me trasladaron a Florencio Varela continué estudiando y traté de repetir la experiencia, hasta que surgió esta posibilidad de participar de una obra y de subirme por primera vez a un escenario con actores consagrados, como Víctor y Claribel. La verdad es que todavía no lo puedo creer", dice.

La obra, dirigida por Daniel Marcove, utiliza la técnica de teatro leído para posibilitar la intervención conjunta de un elenco de intérpretes reconocidos, actores de la localidad y de distintos penales. "Me parece importante la inclusión del teatro en la cárcel, es una terapia que ayuda al detenido. Revela parte de su fragilidad. Y eso se nota en el respeto que el público nos brinda. En los silencios, en las risas y en sus rostros", explica a LA NACION Víctor Laplace, tras cautivar al público con su actuación en varios capítulos de la obra.

Libre tras las rejas

Es un público diferente, duro. Muchos de ellos con cara de pocos amigos, que llevan zapatillas con resorteras y ropa deportiva. Pero Claribel Medina se acerca a ellos para saludarlos, uno por uno, y desarma esos rostros rígidos a medida que recorre el anfiteatro.

David Brandan dice que cuando estaba en libertad era artista callejero. El joven acaba de interpretar el papel de un muchacho que roba un anillo de oro a su madre (Claribel Medina) para comprar droga.

"La verdad es que el teatro significa mucho para mí. Al leer obras de teatro y actuar mi mente se mantiene ocupada y me siento libre, incluso estando tras las rejas", comenta Brandan.

Durante toda la tarde, el grupo de internos y actores ofrece escenas de Belleza , de Malena Winer; Los Gálvez vendieron la casa , de Roberto Perinelli; Puesto vacante para mujer sin hijos , de Patricia Suárez; Alguien robó aquí , de Ricardo Halac, y Desde el jardín , de Malena y Víctor Winer.

Darse cuenta utiliza el arte teatral como un disparador de la reflexión. Consiste en la dramatización de escenas escritas por dramaturgos argentinos. En esta primera instancia el programa se centra en el tema de la discriminación y lo seguiremos desarrollando en otras unidades", comenta el director del Instituto Cultural bonaerense, Juan Carlos D´Amico, mientras los actores saludan al público y el telón imaginario cae sobre el escenario.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas