Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Kirchner-De Narváez, la pelea más dura

Llegan a la definición con una paridad absoluta, según los sondeos previos; el ex presidente pone en juego su futuro político, al igual que Scioli y decenas de intendentes que son candidatos testimoniales; Stolbizer y Alfonsín buscan retener el voto radical

Domingo 28 de junio de 2009
SEGUIR
LA NACION
0

Más de 10 millones de bonaerenses develarán hoy el misterio de las elecciones más reñidas de los últimos seis años. Néstor Kirchner o Francisco de Narváez. Esa pelea definirá el futuro político de la provincia más importante de la Argentina. El resultado, por primera vez desde 2003, podría ser cabeza a cabeza.

Kirchner y De Narváez llegan al día clave con una paridad absoluta. Según la última encuesta de Poliarquía, exclusiva para La Nacion, el candidato de Unión Pro aventaja al ex presidente por 2,5 puntos: 37,9 a 35,4 por ciento. El margen de error es mayor que la diferencia que los separa.

El empate técnico alimenta la polémica en un tema sensible: la transparencia del proceso electoral. Unión Pro agitó hasta el cierre el fantasma del fraude. La Cámara Nacional Electoral advirtió a la Casa Rosada sobre su responsabilidad en el escrutinio. Y el Gobierno calificó a los críticos de "irresponsables". La Justicia admite que podría haber demoras.

En la provincia de Buenos Aires habrá 1480 listas. Se elegirán 35 diputados nacionales, 69 legisladores provinciales, 1030 concejales y 359 consejeros escolares. Las listas colectoras, habilitadas para la mayoría de las fuerzas, complicarán aún más el recuento, sobre todo en el populoso Gran Buenos Aires.

El adelantamiento de cuatro meses aceleró una campaña atípica. El oficialismo puso en juego su futuro. "A todo o nada", propuso Kirchner desde la quinta presidencial de Olivos. Movilizó al gobernador Daniel Scioli y a 46 intendentes a ser candidatos testimoniales.

"Tienen que poner el cuerpo", pidió el jefe del PJ. Lo obsesionaba asegurar el triunfo para equilibrar las derrotas en el interior del país, sostener su liderazgo nacional, evitar fugas que debiliten el gobierno de su esposa y mantener viva la llama de su proyecto político más allá de 2011.

El Gobierno nunca creyó que la disputa pudiera terminar tan ajustada. De Narváez aprovechó el protagonismo que le cedió el Gobierno con sus ataques por el caso de la efedrina y polarizó la disputa. Se recostó en una campaña millonaria. Y se "desperonizó" en busca de los independientes.

A último momento, el oficialismo buscó relacionar al postulante de Unión Pro con "el modelo privatizador y neoliberal de los 90" y se aferró, más que nunca, al más tradicional "voto peronista". En el kirchnerismo aseguran que dará resultado. Pero se conforman con poco. "Lo importante es ganar. Si es por un voto, que sea por un voto", suele decir el propio Kirchner.

El Acuerdo Cívico

El Acuerdo Cívico y Social, en cambio, llegará al día clave algo relegado, según la mayoría de los sondeos. Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín intentarán retener el voto radical y atraer a los últimos indecisos. Hasta el cierre, no obstante, la cosecha de adhesiones en el conurbano era moderada y no habían podido crecer en el interior, su principal apuesta durante la campaña. De acuerdo con las encuestas, será difícil que superen por mucho los 20 puntos y disputen el primer lugar.

Más atrás, el intendente de Morón, Martín Sabbatella, competirá limitado por su alto desconocimiento entre los electores, pero es probable que logre sus objetivos: con un promedio de intención de voto del 5%, tiene buenas posibilidades de ser diputado nacional y consolidar a Nuevo Encuentro, la fuerza que creó para las elecciones.

El reparto final de bancas no será favorable para Kirchner. Renueva 20 en la Cámara de Diputados. Aun ganando, le costará sumar 14. De Narváez peleará ese mismo número y Stolbizer podría luchar entre 6 o 7 bancas. Pero para hacer cuentas todos deberán esperar el final del fatigoso recuento. Sólo entonces se sabrá el rumbo y la suerte del nuevo momento político.

La provincia

Buenos Aires

Cantidad de electores: 10.335.398

Porcentaje del padrón nacional: 37,19%

Cargos que se eligen: 35 diputados nacionales, 69 legisladores provinciales, 1030 concejales, 359 consejeros escolares

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas