Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Economía pide fondos al BCRA para cubrir el aumento del gasto

Son $ 4400 millones, que, en gran parte, la entidad ganó en 2008 gracias a la devaluación del peso

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 01 de julio de 2009
0

Las elecciones tuvieron su precio y no sólo político. El crecimiento del gasto electoral hizo que, en los últimos días, el Ministerio de Economía le pidiera auxilio al Banco Central (BCRA), que se comprometió a transferirle entre este mes y el próximo un total de $ 4400 millones para cerrar las cuentas públicas. Se trata de gran parte de las ganancias que el BCRA obtuvo en 2008 gracias a la devaluación del peso frente al dólar y que originalmente la autoridad monetaria no tenía previsto entregar, según consta en el Presupuesto Nacional de 2009.

Todos los años, y tal como establece la ley, el BCRA le transfiere al Tesoro, que es su principal accionista, una porción de sus ganancias. Hasta ahora, sin embargo, le venía anticipando únicamente lo que se conoce como "ganancias líquidas y realizables". Estas son las que surgen del retorno de las inversiones que hace la autoridad monetaria con sus reservas internacionales, después de restarle el costo que tienen sus pasivos (como pueden ser las letras que emite, las Lebac, por las cuales el Central paga una tasa de interés).

Pero, producto de la crisis financiera internacional y de la debacle de todos los mercados del mundo, en 2008 el rendimiento de las reservas no arrojó ningún sobrante, sino que sólo alcanzó para cubrir el costo de los pasivos. Ya previendo esto es que el Tesoro no había contemplado en su presupuesto de 2009 algún anticipo de utilidades por parte del Central.

Fernández y Redrado en un encuentro reciente; el Central auxilia al Tesoro
Fernández y Redrado en un encuentro reciente; el Central auxilia al Tesoro. Foto: Archivo

Sin embargo, según se informó esta semana, el balance del BCRA terminó mostrando un resultado positivo de $ 4585,7 millones en 2008 porque la entidad se hizo de lo que se conoce como ganancias por "diferencia cambiaria" o por devaluación del peso. Como el balance del BCRA se mide en pesos y las reservas internacionales son en dólares, si el peso pasa de $ 3,14 a 3,45, como sucedió a lo largo de 2008, la autoridad monetaria termina con una ganancia contable.

En teoría, muchos técnicos desaconsejan que estas ganancias por devaluación sean entregadas al accionista, incluso la mayoría de los bancos centrales directamente lo prohíben en su carta orgánica.

Según esgrimen, son ganancias más volátiles, dado que no es que el Banco Central engrosa sus reservas, sino que tiene la misma cantidad, sólo que éstas valen circunstancialmente más. Pero, aseveran, podrían llegar a perder ese valor si es que el tipo de cambio se moviera de forma contraria (en el caso argentino, sería si el peso se revaluara contra el dólar).

Carta para Redrado

Este año sería la primera vez que el BCRA le transfiere al Tesoro utilidades que no son líquidas y que son netamente por "diferencia cambiaria".

En rigor, la Carta Orgánica del BCRA no lo prohíbe. Pero, según confiaron las fuentes, en su momento el ex titular del Banco Central Alfonso Prat-Gay había firmado un acta en conjunto con el por entonces ministro de Economía Roberto Lavagna, una suerte de "acuerdo de buena voluntad", en la cual se comprometían a respetar este principio contable, no contemplado por la ley argentina.

En junio, no obstante, Economía le envió al Central una carta en la cual le solicitaba la transferencia de las utilidades. En ella, si bien reconocía la existencia del acta firmada en el pasado, también le advertía que se vive hoy "un momento económico excepcional".

"Lo analizamos muy bien tanto desde el punto de vista de la legalidad como en torno del cumplimiento del Programa Monetario y concluimos que no afecta la solvencia del BCRA", dijo una fuente del Central que pidió no ser nombrada. "Además, el argumento de la volatilidad no pesa en este caso, porque parece muy difícil pensar que de un dólar de 3 pesos con 80 volvamos a uno de 3,45, menos este año", aseveró. Con todo, reconoció que "en el futuro lo ideal sería que el Gobierno vuelva a acceder a mecanismos voluntarios de financiamiento, ya que ésta es una herramienta para un momento excepcional". El Central le transferirá al Tesoro $ 3000 millones en junio y tiene previsto entregarle los 1400 millones restantes en los próximos meses.

"El BCRA demostró que puede mantener el precio del dólar sin tener pérdidas. Todavía el Gobierno se financia sin emisión monetaria, como era en los años 80. El tema es cómo se va a financiar a futuro, con un superávit fiscal que ya cayó un 60 por ciento en lo que va del año", opinó Ramiro Castiñeira, de Econométrica.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas