Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El dial del mundo a golpe de clic

La Red logra que la geografía deje de ser un obstáculo para el oyente. Y también le da la palabra a quienes no son visibles para los grandes medios. Todo eso, a escala global

Sábado 18 de julio de 2009
0

Por María Paula Bandera Para LA NACION - Buenos Aires, 2009

Hasta no hace mucho tiempo, una de las cosas más excitantes de viajar al exterior era llegar a destino y sintonizar el dial para empaparse de las novedades locales. Internet mediante, hoy ese privilegio de turistas y viajeros se volvió sedentario, ya que ahora no pocas radios de todo el mundo se encuentran disponibles a golpe de clic.

La web democratiza el dial en dos sentidos. Por un lado, las fronteras geográficas dejan de ser un obstáculo para el oyente, que puede escuchar la radio de cualquier lugar del mundo con sólo buscarla on line. Y por otro lado, en el ámbito de la producción, Internet permite que para emitir sólo se necesite una computadora, conexión de banda ancha, una dirección web y un servicio de streaming (por el cual se puede generar, ver y escuchar contenido multimedia sin descargarlo). La sencillez del mecanismo se traduce en una mayor oferta a escala global .

MÚSICA Y NOTICIAS. Groovalizacion, Radio 3 y la BBC son ejemplos de tendencias e información
MÚSICA Y NOTICIAS. Groovalizacion, Radio 3 y la BBC son ejemplos de tendencias e información.

En consecuencia , quienes por distintas razones no alcanzaban visibilidad en los medios masivos de comunicación, ahora logran que su voz se escuche. Tal es el caso de los habitantes de las favelas de Río de Janeiro quienes, a través de Afroreggae Digital ( www.afroreggaedigital.com ), transmiten desde una zona periférica de la ciudad carioca. Esta radio comunitaria responde a una iniciativa del Grupo Cultural Afroreggae (GCAR, protagonistas del documental Favela rising ) que, bajo el eslogan "Música para combatir la violencia, arte para transformar la realidad", hace de la cultura una herramienta de inclusión social. En un sentido periodístico, los trabajos radiales de la gente de la favela permiten que las coberturas se realice desde adentro, al margen de los prejuicios de las grandes cadenas mediáticas, que tienden a criminalizar todo lo que surja de esos enclaves. Al mismo tiempo, la carta musical de Afroreggae Digital ofrece desde géneros brasileños (samba, MPB y bossa nova) hasta hip-hop, reggae, funk y soul. En los últimos días, su hit fue el danés José Carlos II, quien en "Reggaetango" canta "em Buenos Aires vou dançar um tango bom".

Del otro lado del planeta, en la ciudad española de Valencia, los periodistas y DJ Jérémie Moussaïd Kerouanton y Toni Polo advirtieron que sus constantes viajes no eran compatibles con el sedentarismo que exigía su programa en la radio FM 102.5, con el que llegaron a estar dos años en el aire. Por eso decidieron montar la notable Groovalizacion Web Radio ( www.groovalizacion.com ), paraíso de, en palabras de Jérémie, las "músicas migratorias, aquellas que surgen de las fusiones culturales, la emancipación de las minoridades y las migraciones en general".

Groovalizacion transmite desde distintos lugares del mundo. DJ Cheech, en Río de Janeiro, colabora con su visión del nuevo panorama alternativo brasileño. Valeria de Caprio, en Barcelona, cada semana presenta un tema, una idea o un lugar a través de la música. La escena estadounidense llega de la mano de Kiko de Gallo y el paisaje global se completa con DJ iZem, desde Irlanda. Cada programa se presenta en su idioma original, y este mes los destacados son Tom Zé y las mujeres garífuna, compiladas en el disco Umalali , de Belize.

En las radios on line, la difusión de bandas emergentes supone un rol activo por parte del programador musical, quien ya no se limita a difundir el material que le proporcionan las discográficas y va al encuentro de la música que le interesa transmitir. Periodísticamente, el movimiento es el mismo: el reportero de este tipo de emisoras cuenta y difunde aquello que ve y encuentra con absoluta independencia, en un gesto que lo emparenta a los logros político-mediáticos de Twitter, al margen de la agenda de noticias impuesta por los medios tradicionales.

Desde Estados Unidos, KCRW ( www.kcrw.com ) se ha convertido en una emisora on line imprescindible para los oídos musicales atentos y curiosos. Con base en Los Àngeles, KCRW presenta a Jason Bentley, conductor de Morning Becomes Eclectic , el programa estrella de la estación y uno de los más exitosos en Internet, donde se pueden escuchar shows en vivo y a DJ invitados (uno de los últimos, Michel Gondry, director de Eterno resplandor de una mente sin recuerdos , quien pasó la música que lo inspira).

En el Reino Unido, la BBC ( www.bbc.co.uk/radio/ ) ofrece una de las programaciones más variadas y completas de la web. Sin embargo, no todo lo suyo puede escucharse en nuestro país, tal como sucede con Theme Time Radio Hour, el programa de Bob Dylan. Como parte de su amplia y rica tradición, la BBC dispone de varias emisiones culturales interesantes y didácticas, como Womens Hour Drama, en que se leen clásicos de la literatura universal, o Great Lives, donde se cuentan las biografías de los personajes más fascinantes de la historia. Por otra parte, los estudiantes de la lengua inglesa pueden descargar podcasts con clases de todos los niveles.

Una propuesta similar llega desde España con Radio y Televisión Española (RTVE). Con cinco emisoras capaces de satisfacer una amplia variedad de gustos, Radio 3 ( www.rtve.es/radio/radio3/ ) se destaca por la apertura musical, que en su amplísima programación incluye el reggae, el jazz, los sonidos latinos, la MPB brasileña y la world music.

Al mismo tiempo, y si bien no son radios en el sentido clásico del término, Pandora, Lastfm y Spotify proponen una novedosa forma de escuchar música on line. Estos sitios construyen radios personalizadas que funcionan de una manera muy simple: el usuario busca al artista que le gustaría escuchar y el sistema crea una emisora que sólo transmite canciones relacionadas con ese criterio de búsqueda. Según el diario inglés The Guardian, en la medida en que estas herramientas otorguen nuevas posibilidades a los oyentes y permitan que el usuario pueda seleccionar las canciones que desea escuchar de forma completa (actualmente sólo proporcionan unos pocos segundos de escucha) y gratuita, las descargas dejarán de tener sentido. En un escenario marcado por el fracaso de las descargas pagas, los directivos del sector debaten sobre nuevos modelos de negocios para la música en la Web. Estos servicios pueden ser parte de una incipiente respuesta. Mientras tanto, las radios on line enriquecen la globalización cultural con propuestas muy diversas. La independencia de las voces, la variedad de la música y la democratización del acceso definen su presente y les dan forma a los principales rasgos del futuro.

© LA NACION

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas