Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Nuevo tratamiento para el melasma

Suplemento Salud

Estas manchas afectan a casi el 80% de las embarazadas

La aparición de manchas en el rostro, especialmente en las mejillas, el labio superior, la nariz, la frente o el mentón, puede ser síntoma de un trastorno cutáneo denominado melasma. Aunque cualquier persona puede padecerlo, el melasma afecta principalmente a mujeres de entre 20 y 40 años, presentándose con mayor frecuencia durante el segundo o tercer trimestre del embarazo.

"El melasma -explica Mirta Fortino, médica dermatóloga-, es un aumento de la pigmentación u oscurecimiento de la piel, que se caracteriza por manchas o parches irregulares pero de contornos definidos, que varían entre distintas tonalidades de marrón y menos frecuentemente gris o azulado". El exceso de producción de melanina (pigmento que produce el característico color bronceado de la piel, generado por el cuerpo como respuesta a la exposición al sol), es el causante de las manchas, de ahí que éstas aparezcan casi exclusivamente en zonas expuestas a la luz solar.

Aunque su origen se desconoce, la incidencia de ciertos factores estaría relacionada con su aparición. Uno de ellos es la predisposición genética: se estima que más de un 30% de las personas afectadas tienen antecedentes familiares de melasma. Otro factor es el hormonal, ya que su aparición es más alta durante el embarazo, período de grandes cambios hormonales, así como en mujeres que toman anticonceptivos orales o se encuentran en terapia hormonal sustitutiva o de reemplazo, terapia utilizada en pacientes menopáusicas. También parecería influir el uso de ciertos cosméticos, como jabones perfumados, e incluso el stress podría estar relacionado con su aparición. Dada la presencia de estos factores, los rayos UV provenientes del sol actuarían estimulando la aparición de los síntomas en las personas predispuestas.

"Existe además una predisposición racial. Es más frecuente en personas de origen hispano y asiático, en personas con fototipos de pieles oscuras y predomina en el sexo femenino. Un 90% de quienes lo padecen son mujeres y un 10% de los afectados son hombres", afirma la doctora Fortino. De hecho, se estima que afecta a casi el 80% de las mujeres hispanas embarazadas, manteniéndose luego de ese período en un 30% de los casos.

Pero si bien el melasma no presenta síntomas más allá de la decoloración de la piel, no generando ningún otro tipo de inconveniente para la salud, sí puede producir un fuerte impacto en la calidad de vida de quienes lo padecen dados los efectos estéticos que genera.

Por eso mismo, en caso de aparición de los síntomas, la consulta al dermatólogo es indispensable para determinar si se está efectivamente en presencia de un melasma y con qué características, para luego iniciar el tratamiento adecuado. "La mayoría de los melasmas son superficiales y responden bien a los tratamientos, pero es necesario cumplir con el uso de un protector con factor solar no menor a 40 y la aplicación del tratamiento indicado por el especialista", señala la doctora Fortino.

Recientemente, Laboratorios Galderma lanzó un producto que reúne tres ingredientes activos que han demostrado su efectividad en el tratamiento del melasma: la hidroquinona, la tretinoína y la fluocinolona acetonida. "La hidroquinona fue el primero de los blanqueadores que aportó evidencia científica de sus beneficios y continúa siendo de primera elección en el manejo del melasma. Se lo ha asociado a la tretinoína y a la fluocinolona acetonida para aumentar su eficacia. La acción despigmentante de los retinoides tópicos se basa en que estimulan el recambio celular, aumentando la pérdida de melanina", indica la doctora Fortino.

Diversos estudios clínicos han demostrado la efectividad de este producto y su alta eficacia para el tratamiento a corto, mediano y largo plazo para melasma leve, moderado y severo. Los resultados indican la existencia de una visible mejoría en sólo 4 semanas de tratamiento, con un 84% de despigmentación luego de 6 meses de tratamiento y un 94% pasados los 12 meses. Esto es altamente relevante, teniendo en cuenta que, hasta el momento, ningún otro tratamiento tópico ha demostrado tener mayor efectividad para tratar el melasma, habiéndose obtenido además los mismos resultados entre los distintos grupos raciales y en todos los tipos de piel.

En cuanto a la calidad de vida de los pacientes, un estudio centrado específicamente en este aspecto muestra resultados altamente alentadores. Con más de 1000 pacientes consultados, los resultados indican que, luego de iniciado el tratamiento con la crema despigmentante, el 64% de ellos manifestó sentir menor vergüenza ante su apariencia estética, el 61% dijo sentirse más atractiva, el 60% manifestó sentirse más joven, y el 56% de las pacientes manifestó haber disminuido sus esfuerzos por ocultar su piel.

.

TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaArgentina en desacato