Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para la FIDE, el ajedrez argentino no existe

Sábado 25 de julio de 2009
SEGUIR
LA NACION
0

La falta de idoneidad de los dirigentes que conducen la Federación Argentina de Ajedrez (FADA) dio lugar a una nueva jugada que sonroja al historial vernáculo de este deporte; un cachetazo a los maestros, jugadores y aficionados. Un golpe a la memoria y a las raíces de una actividad que en este país se practica por miles y que trasciende por millones desde hace más de dos siglos.

Por primera vez, la Argentina ha sido eliminada del registro del ranking mundial que integran más de 140 países afiliados a la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). Como si para el organismo rector de este deporte el ajedrez argentino ya no existiera. De esta manera, cualquier competencia ajedrecística organizada en el territorio argentino no será tenida en cuenta por la FIDE; los resultados de las partidas no serán computados y los jugadores no obtendrán puntos para su Elo. Para progresar deberán jugar en el extranjero.

La sanción, una quita de servicio como consecuencia de una antigua deuda (nunca se anunció ni se reflejó abiertamente en los balances, pero se estima que superaría los US$ 35.000) que la actual conducción heredó y arrastra desde hace casi una década, sin imaginación y a la espera, acaso, de que desde algún sector del estado se apiaden de su falta de recursos, provocó primero que en abril último los maestros argentinos fueran eliminados del ranking internacional, y ahora, como un agravante, desde el 1° de este mes, la medida se extendió también al ranking de países. Así da pena observar la nómina de naciones, entre ellas las más pobres del mundo, como Zimbabwe, Haití, Guatemala, Surinam o Mozambique, que ocupan un puesto en el listado en el que no encuentra un lugar la Argentina.

Resultó doloroso entender cómo no se regularizó dicha deuda teniendo en cuenta la abultada recaudación que por inscripciones de los diferentes torneos promocionales percibe la FADA desde hace más de un lustro. Además, en junio último, en plena campaña electoral legislativa, desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires, a través del Instituto Provincial de Lotería y Casino -cuyo interventor, Luis Alberto Peluso, arrastra denuncias judiciales por presunto enriquecimiento ilícito-, se impulsó la creación de la 1» olimpíada de ajedrez del Mercosur, una prueba que repartió premios para la memoria (32.000 dólares) y con una organización para el olvido. Una cifra exorbitante para el ajedrez vernáculo y que increíblemente no fue destinada para la cancelación de la deuda, cuyas consecuencias hoy golpean como un jaque mortal a todos los ajedrecistas y manchan la historia.

cilardo@lanacion.com.ar

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas