Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Inadi pedirá explicaciones a la Iglesia por sus dichos sobre el manual de educación sexual

Lubertino dijo que los comentarios del arzobispo "resultan violatorios a los marcos jurídicos universales"; el ministro de Educación aseguró no tener intenciones de "discutir" con el prelado y recordó su obligación de cumplir con la ley

Jueves 30 de julio de 2009 • 20:24
0

La Presidente del INADI y legisladora electa María José Lubertino, dijo que presentará un pedido de informe para que monseñor Aguer "ratifique o rectifique sus dichos", en referencia al duro documento emitido por el titular de la Comisión Episcopal de Educación Católica, el arzobispo Héctor Aguer, contra el contenido de un documento del Gobierno sobre educación sexual, al que calificó de "neomarxista" y "totalitario".

Se trata del manual Material de formación de formadores en educación sexual y prevención del VIH/Sida, de 302 páginas, que procede de los ministerios de Educación y de Salud, y se basa en programas de lucha contra el sida de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales.

"Es un retroceso importante que haya sectores que se opongan a estos temas que cuentan con un claro consenso democrático", opinó Lubertino, y agregó que "habiendo tantas situaciones de violencias de género, situaciones de abuso sexual infantil, sigue habiendo sectores que se oponen a que se hable de estos temas en las escuelas".

"La ley es ley". El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, advirtió hoy que "la ley es la ley" y por lo tanto, normas como la referida a la educación sexual en las escuelas deben cumplirse, aunque admitió que luego, en cada colegio privado religioso, las respectivas confesiones pueden dar a sus alumnos las orientaciones que deseen.

Según explicaron a lanacion.com fuentes del ministerio de Educación nacional, el manual es un material para que los formadores discutan en las capacitaciones docentes. El documento fue confeccionado en el 2007 y contiene una compilacion de artículos de distintas organizaciones como la OMS y UNICEF y de especialistas en los temas de edcuacion sexual.

"Es para maestros que forman maestros. Ahí hay una serie de diversos textos que tienen enfoques distintos, para ser discutidos en las capacitaciones docentes", indicó Sileoni esta mañana en diálogo con La Red.

Aguer, cuyas expresiones fueron respaldadas por fuentes cercanas al presidente del Episcopado, cardenal Jorge Bergoglio, adjudicó a dicho manual una visión reduccionista, sin referencia al amor y la ética; constructivista, porque "detesta la distinción y complementariedad de los dos sexos", y neomarxista, por interpretar la sexualidad "según la dialéctica del poder".

El Episcopado criticó fuertemente algunos de los contenidos de los artículos del texto oficial. Le adjudicó una potencialidad destructiva del orden familiar, que se manifiesta, por ejemplo, en el enunciado "la perspectiva de género requiere de un proceso comunicativo que la sostenga y la haga llegar al corazón de la discriminación: la familia". Estimó que la brecha estipulada entre género y sexo explica que en el documento "jamás se hable de amor. El sexo, al parecer, no tiene nada que ver con el amor".

"Ni amor, ni responsabilidad, ni matrimonio, ni familia como proyecto de vida -puntualizó Aguer-. Se confiesa explícitamente que la educación sexual excluye la formación en las virtudes, el aprecio y respeto de los valores esenciales que constituyen a la persona en su auténtica perfección".

Desde el ministerio de Educación consideraron que la polémica desatada en las últimas horas es "extemporánea" ya que el manual fue generado hace dos años y estimaron que las controversias podrían responder a la asunción de Sileoni como ministro, por ser una figura vinculada a la resolución de la ley de educacion sexual del 2006.

En tanto, el ministro dijo no tener intenciones de "discutir con monseñor Aguer o con la Iglesia" católica, pero advirtió que "la ley, en este país, no es una opinión más, la ley es la ley" y el Estado tiene la obligación de hacerla cumplir en todas las escuelas del país, tanto públicas como privadas.

Respecto a las críticas por los contenidos del manual, Sileoni dijo que "hay algunos artículos más extremos que hablan de la construccion social del género pero también hay otros que confrontan a esas posiciones" y recordó que "el documento no es para las escuelas". Nosotros no queremos meternos en los ideologismos.

El funcionario enfatizó que la opinión oficial del ministerio de Educación son los Lineamientos curriculares para la educación sexual integral, aprobado por el Consejo Federal de Educación el año pasado, a partir de la responsabilidad que le asignó al Estado la ley 26.150 para garantizar el derecho de niños, niñas y adolescentes a recibir educación sexual en la escuela.

"Los lineamientos trabajan promoviendo valores, con una concepcion integral de la sexualidad. Para nosotros la sexualidad no es mera genitalidad. Estamos respondiendo a una ley y nosotros como Estado tenemos la obligacion de hacer cumplir esta ley", dijo Sileoni.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas