Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El desafío de avanzar en las exportaciones

Sábado 01 de agosto de 2009
0

En el período 2009/2015 la evolución de las máquinas agrícolas y agrocomponentes en las exportaciones podría aumentar un 105%, pasando de 170 millones de dólares a 350 millones de dólares. Esto representaría, además, la incorporación de 7000 puestos de trabajo directo más.

Así lo comentó el ingeniero Mario Bragachini, especialista en maquinaria del INTA Manfredi, quien agregó que, además del crecimiento del valor de las exportaciones (se avanzó entre 2002 y 2008 en un 1550% al pasar de 10,3 millones de dólares a 170 millones), se progresó significativamente en la cantidad de empresas exportadoras del sector (en 2001 eran 20 y en 2008 se llegó al número de 100).

Para Bragachini, la maquinaria agrícola argentina, además de generar unos 40.000 puestos de trabajo directos, más otros tantos indirectos, constituye una excelente herramienta de desarrollo de valor agregado en origen, dado que las fábricas se localizan en el interior (47% Santa Fe, 28% Córdoba y 18% Buenos Aires).

Según el especialista, la maquinaria agrícola argentina hoy exporta a más de 22 países del mundo y mejoró su tecnología de productos y procesos adquiriendo competitividad global en algunas máquinas y componentes.

Dijo, también, que la Argentina pretende diferenciarse en máquinas y, para ello, se apuesta al capital del know how , del conocimiento agronómico de la siembra directa, de la agricultura de precisión y del almacenaje de granos en bolsas plásticas con atmósfera controlada, entre otras cosas.

Por otra parte, la Argentina posee productores tecnológicamente exigentes y una economía abierta y de libre competencia; por ende el mercado interno es muy exigente y, por lo tanto, para seguir avanzando en su participación es necesario internacionalizar las empresas; eso se logra elevando las exportaciones y siendo competitivos, no sólo por precio, sino por producto y asistencia técnica.

"Internacionalizar las empresas es un proceso complejo y de nunca acabar. Quienes cumplan con ello en un futuro tendrán la Marca Argentina", enfatizó Bragachini.

Además, la Argentina ofrece tecnología innovadora en maquinaria agrícola, con capacidad de adaptaciones a situaciones particulares demandadas por cada país (siembra directa, cosechadoras de granos, agricultura de precisión, monitores de rendimiento, almacenaje de granos en bolsas plásticas, máquinas para almacenar y extraer granos de bolsas plásticas, pulverizadoras autopropulsadas, cabezales girasoleros y maiceros y, también, acoplados, tolvas autodescargables y silos/secadoras).

Por todo esto, resulta necesario diseñar una gran red que contenga y haga crecer la industria metalmecánica agropecuaria argentina y, para ello, es necesario poner todas las instituciones públicas y privadas detrás de un objetivo común: "Elevar la competitividad global de las empresas del sector" y, al mismo tiempo, internacionalizarlas.

La red debería definir el gran Plan Estratégico del sector, que debe contener actualizaciones de direccionamiento frente a cambios de paradigma. Allí se ve con muchas posibilidades de éxito la implementación del Plan Estratégico, que está elaborando Cafma-Cepal (ver aparte) apoyado por un Consejo Asesor, en el que "participen y opinen" todos los beneficiarios. Para Bragachini, si bien el gran desafío para el sector de la maquinaria argentina es avanzar en las exportaciones e internacionalizar las empresas, el mercado interno es y seguirá siendo el más importante.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas