Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Facebook, invadida por falsas identidades

Viernes 31 de julio de 2009
SEGUIR
LA NACION
0

A la conductora Mariana Fabbiani y al actor Mike Amigorena los buscan sus fans en Facebook y les dejan emotivos mensajes. Algunos hasta chatean con ellos. Pero lo que no saben los internautas es que sólo es una ilusión. Que esos perfiles de usuario fueron abiertos por extraños.

Los casos de Fabbiani y de Amigorena son sólo dos ejemplos de lo que sucede con los perfiles de los personajes famosos en las redes sociales. Se trata, según la definición de especialistas de derecho en Internet, del robo de identidad digital.

Por ejemplo, la joven actriz Luisana Lopilato tiene 142 perfiles falsos en Facebook; el conductor y productor Marcelo Tinelli, 67; Mariana Fabbiani, 9; el conductor y relator de fútbol Alejandro Fantino, 7, y la modelo Ingrid Grudke, 6.

Los datos surgen de un relevamiento hecho por el abogado Daniel Monastersky, especialista en derecho de las nuevas tecnologías y protección de datos personales.

"A raíz del crecimiento de las redes sociales, y de los blogs en Internet, surgió el problema de los falsos perfiles, donde desconocidos se hacen pasar por famosos. El peligro es el daño y el perjuicio que le pueden hacer a la imagen de la persona en cuestión", explicó a LA NACION Monastersky.

Amigorena no conoce Facebook, tampoco sabe cómo funciona. "Sí sé que hay mucha gente que se hace pasar por mí. De todos modos, éso es incontrolable. No me molesta que lo hagan porque la gente que me conoce sabe que no estoy metido ahí [por la red social]. Creo que es muy tonta la gente que se cree que habla con famosos, por ejemplo, con Robert De Niro. Uno tiene que chequear y saber con quién habla, no se puede ser tan iluso", sostuvo a LA NACION el actor y músico.

Monastersky presentó un anteproyecto para que el robo de identidad digital sea considerado delito. "Hasta el momento no está tipificado", explicó el abogado.

Fabbiani dijo que, si hubiera una solución legal, trataría de terminar con los falsos perfiles de las redes sociales.

"Yo no estoy en Facebook, pero sé que hay un montón de gente que se hace pasar por mí y también que a muchos amigos le ha pasado lo mismo. Me encantaría decirle a la gente que no soy yo, porque no me gusta nada la situación y me parece un problema".

La conductora agregó: "Igual, trato de relajarme con el tema de Internet porque es una locura. Aparecés en sitios raros, hay fotos trucadas. La gente que me conoce de verdad sabe que no estoy en Facebook y me parece importante decirles a los fans que no soy yo".

El abogado y especialista en Internet Pablo Palazzi afirmó: "Es un tema muy complicado, pero legalmente se puede hacer algo porque en la Argentina existen leyes que protegen las marcas y los nombres de las personas físicas".

No todo está perdido para las personas a las que le abrieron un perfil sin su consentimiento en alguna de las redes sociales. Por ejemplo, en Facebook hay un enlace para denunciar el robo de la identidad.

"Cuando el falso perfil es muy obvio, Facebook lo levanta rápido. El problema es que el extraño que abrió la cuenta lo puede volver a hacer al día siguiente que se la dio de baja", informó Palazzi, que se desempeña en el estudio Allende & Brea.

Pero el robo de las identidades en las redes sociales no es sólo un problema de los artistas, deportistas y políticos. Todas las personas son potenciales víctimas.

Monastersky contó el caso de un novio despechado que ingresó en Facebook para abril un perfil de su ex novia.

El hombre es cuestión subió fotografías de la mujer y se contactó con los amigos para chatear con ellos. Pero lo peor de la situación, según el relato del abogado, es que el "ladrón" usó el falso perfil de la mujer para contactarla con grupos de pedofilia.

"No sólo hay un robo de identidad, sino también un daño a la imagen y un perjuicio que muchas veces llega a cuestiones psicológicas porque los perfiles abiertos por extraños suelen ser bastante desfavorables", afirmó Monastersky.

Incluso, una moda entre estudiantes los lleva a crear perfiles falsos de algunos profesores para ridiculizarlos.

Monastersky explicó que, en los Estados Unidos, en 2004, se promulgó la Identity Theft Penalty Enhancement (ley de incremento de sanciones por el robo de identidad). "El solo hecho de usurpar la identidad de una persona está penado y su figura agravada contempla prisión de dos años como mínimo. En todos los casos donde se encuentran culpables de la figura agravada, no puede acceder a la condena en suspenso", dijo.

El abogado Palazzi aconseja que se tomen precauciones. "Hay que cuidar el nombre de cada uno en Internet", opinó.

Con la colaboración de Paula Markous

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas