Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La pedofilia en Internet crece al amparo del anonimato

Información general

Es el principal escudo que utilizan los pedófilos para moverse en la red; utilizan correos electrónicos con identidades falsas y chats para intercambiar material y seducir a los menores; consejos para cuidar a los niños

Por   | LA NACION

Se contactó con la chica por el chat, pero nunca le confesó su edad. Él, de 23 años, dijo que era como ella, de 12. Con el tiempo entró en confianza, la sedujo y le propuso que se encontraran personalmente. La tarde que la pasó a buscar por su escuela, ella se sorprendió: su amigo tenía 10 años más. Pero ya se había ganado su confianza. Conversaron y caminaron unos metros hasta la plaza Alberdi, en Mataderos. Después de 20 minutos de charla, volvió a sorprenderla: la llevó hasta una zona poco transitada dentro del parque, la violó y se fue. Ella volvió a su casa y trató de disimular la angustia. Unos días después se quebró, le contó a su madre e hicieron la denuncia. El fue detenido el 30 de julio, después de más de 20 días de búsqueda, mientras chateaba en un locutorio de Morón.

Este es una de las miles de historias de pedofilia que crecen amparadas por el anonimato que tantas veces caracteriza al chateo y que es motivo de preocupación para padres e instituciones. Sin embargo, y pese al esfuerzo de los organismos internacionales y a las investigaciones realizadas por los Estados, parece imposible desarticular el vínculo entre pedofilia e Internet. Y es justamente ese anonimato, condición fundacional de la web, uno de los principales obstáculos para combatirla.

Los especialistas consultados por lanacion.com coinciden en que los pedófilos aprovechan el cambio de identidad en Internet para seducir a niños y para distribuir material pornográfico.

Ricardo Saénz, fiscal general de la Cámara Criminal y Correccional de la Ciudad de Buenos Aires y coordinador de investigaciones sobre pedofilia en Internet sostiene que "el anonimato dificulta la investigación". Y agrega: "Es realmente difícil encontrar a los responsables cuando cambian de sexo y de edad".

Pablo Palazzi, abogado y autor del libro Delitos informáticos en el código penal , también advierte sobre las dificultades que genera el cambio de identidad: "Es lo más preocupante, porque hace imposible el control".

En consonancia, el abogado constitucionalista Gregorio Badeni afirma que "el anonimato afecta bastante a la actuación legal".

En Internet, se pueden crear correos electrónicos con cualquier nombre. Esas cuentas de e-mail pueden utilizarse para mantenerse en contacto con los niños o, por medio del chat, para seducirlos.

Grooming. "A veces, se hacen pasar por nenas de 15 años para que los chicos le manden información vital: dónde viven y a qué colegio van", explica Inda Klein, investigadora especializada en niñez y nuevas tecnologías. "Los seducen, entran en confianza con ellos, y después les piden filmarlos con la web cam o que se saquen fotos", dice. Y agrega: "Si se niegan, empiezan las intimidaciones: desde hackear la computadora hasta amenazas contra miembros de su familia". Este acoso fue definido como grooming, y lo aplican con menores de entre 9 y 13 años.

"Internet es para los chicos como el agua para un pez", dice Marcela Czarny, presidenta de asociación civil Chicos.net, un portal que promueve el uso responsable de la informática entre los niños. Conscientes de la importancia de la tecnología para los niños, los pedófilos aprovechan estas herramientas.

"Usan todos los recursos posibles para seducir a chicos, son especialistas en simpatía", comenta Andrés Rascovsky, presidente de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA). Y advierte sobre la falsificación de identidad: "Cuando no se sabe quién es el otro, el discurso seductor penetra más".

También aprovechan el anonimato de la red para intercambiar material. El 15 de mayo, un organizador de viajes de egresados, un coordinador de grupos Boy Scouts y un comerciante del norte del conurbano bonaerense fueron arrestados, acusados de integrar una banda de pedófilos. Los sospechosos habrían iniciado los contactos en la calle: se acercaban a niños de bajos recursos y les ofrecían comida, alojamiento, y hasta los llevaban de vacaciones para poder fotografiarlos y filmarlos desnudos. Luego, habrían compartido ese material por correo electrónico y por chats.

Esfuerzos compartidos. "El anonimato siempre va a existir en Internet. La red fue especialmente diagramada para descentralizar la información, para que no fuera de fácil control", dice Palazzi. Y agrega que lo más importante para prevenir es tener mecanismos aceitados que permitan revisar el material sospechoso. "Hay que moverse rápido. Que las empresas de correos electrónicos, por ejemplo, respondan lo antes posible sobre las cuentas sospechosas de distribuir pornografía infantil", agrega Palazzi.

"Yahoo! no tolera aquellas actividades que resultan peligrosas para los niños", advierte la compañía en un comunicado entregado a lanacion.com . "Tan pronto nos enteramos de las violaciones de nuestras políticas, emprendemos los pasos apropiados con gran rapidez", sostiene.

"No hay manera de restringir el anonimato", advierte Jorge Cella, gerente en Seguridad Informática de Microsoft. Y aclara que la compañía colabora con las fuerzas de seguridad cuando encuentran material sospechoso en chats, correos electrónicos o en sus sitios. "Si viene un pedido judicial para abrir una cuenta de correo electrónico, lo hacemos inmediatamente. Como hay bastantes solicitudes, el mecanismo está muy aceitado", dice. Además, confiesa que la cantidad de denuncias que reciben aumentó durante el último año.

Más denuncias. Sáenz confirma el incremento y explica: "Los casos aumentan a medida que los chicos tienen más acceso a Internet. Además, ahora la gente se anima más a denunciar".

Alberto Arébalos, director de Comunicaciones de Google para América Latina, advierte que la compañía no permite material pornográfico en ninguno de sus productos. "Si abrís un blog con contenido nazi o subís un video porno en YouTube, lo vamos a bajar", asegura.

En Brasil, por ejemplo, la policía detectó en 2007 que la red social Orkut, propiedad de Google, era un lugar elegido por pedófilos para intercambiar pornografía infantil. Entonces, Google Brasil aceptó flexibilizar las leyes de su red para facilitar el rastreo de los pedófilos.

En la Argentina, Sáenz explica que se hace principal hincapié en el trabajo de capacitación. "Organizamos conferencias en todo el país para que los profesionales conozcan cómo actuar en estos casos. Les explicamos qué datos tienen que buscar, dónde tienen que denunciar y cómo comenzar la investigación", afirma.

Además, según un documento facilitado a lanacion.com por la Dirección Nacional de Derechos y Programas para la Niñez, Adolescencia y Familia, dependiente de la Secretaría Nacional de los Niños, estas instituciones realizan, a modo preventivo, talleres para padres, docentes y niños sobre "cómo evitar los peligros de Internet".

Cuestión legal. La pedofilia en Internet es un fenómeno global. Sin embargo, la implementación de normativas específicas parece haber tenido un efecto positivo. Internet Watch Fundation (IWF), un organismo británico dedicado a la lucha contra la pedofilia, anunció en su último informe anual que la cantidad de sitios que exhiben pornografía infantil cayó un 9%.

La sanción de la ley de Delitos Informáticos en la Argentina durante 2008 cambió el panorama legal, pero no le puso freno a la pedofilia. "La ley es muy nueva como para que la modifiquen. Habría que darle un tiempo para ver cómo se aplica", sugiere Palazzi, quien participó en los debates parlamentarios para la preparación de la norma.

Los especialistas toman como ejemplo la legislación de España y Estados Unidos por ser más amplia. "Muchos de los casos que se siguen en nuestro país comenzaron con denuncias desde esos lugares", dice Palazzi. Sin embargo, Estados Unidos es un caso paradigmático: tiene las leyes más duras, pero es el país que mayor cantidad de sitios de pedofilia registra según la IWF.

La principal diferencia con esas normativas es que la ley argentina no contempla la figura del agente encubierto, que le permitiría a las fuerzas de seguridad infiltrarse en las redes de pedófilos. Los especialistas concuerdan en que este elemento facilitaría la investigación, aunque no solucionaría el problema. "El agente encubierto es muy útil para combatir cualquier tipo de delitos", afirma el constitucionalista Badeni.

"Los países desarrollados canalizan la mayor parte de sus investigaciones mediante el agente encubierto", explica Sáenz. Actualmente no existen proyectos presentados en el Congreso que agreguen esta figura. "En la Argentina se investiga como se puede", agrega Klein. .



Consejos para prevenir. Los especialistas coinciden en que la difusión del problema entre padres y niños es de vital importancia para su prevención. Desde su página web, la asociación civil Chicos.net aconseja a los niños sobre cómo actuar en la red mediante didácticos tips. Y también explica a los padres cómo prevenir : ubicar la computadora en un ambiente compartido por la familia, construir junto al menor "reglas consensuadas" para navegar, o, si es necesario, chatear algunas veces con sus hijos.

El Ministerio de Educación también propone de qué manera actuar. Según el documento Los Chicos e Internet , elaborado por Educ.ar, un portal que depende de la cartera, los padres deben preocuparse si perciben manifiestos cambios de conducta en los niños. Si la sospecha de amenazas o grooming se concreta, se debe hacer la denuncia policial, como sucedería con cualquier otro delito.

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFARCElecciones 2015Torneo Primera División