Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Murió ayer la actriz Gilda Lousek

Espectáculos

La carrera artística de Gilda Lousek, que falleció ayer a los 61 años en esta ciudad tras una larga enfermedad, abarcó más de cuatro décadas y una enorme cantidad de títulos cinematográficos, teatrales y televisivos que le dieron, desde su debut hasta los últimos años, una popularidad sin mella.

Fue en todo momento el arquetipo de la mujer sencilla y de barrio con la que todos podían identificarse fácilmente, enamoradiza en sus obras juveniles, amable y comprensiva en la madurez, siempre atractiva y dueña de una gran naturalidad en las pantallas y los escenarios.

Nacida como Gilda Hlousek el 9 de noviembre de 1937 en esta capital, comenzó a ser conocida con su nombre artístico a mediados de la década de 1950, después de ganar un concurso de belleza mientras cursaba el primer año de estudios en el Conservatorio de Arte Escénico.

"El premio consistía en intervenir en una película, pero había un inconveniente -recordó la actriz, años más tarde-: los alumnos del instituto no podían filmar. (Antonio) Cunill Cabanillas me gestionó el permiso y así empecé a hacer cine a fines de diciembre de 1955.

Otro tipo de diva

La aparición cinematográfica de Lousek, rubia, de bellos ojos claros y una sugestiva belleza acentuada por sus rasgos nórdicos, marcó el tránsito hacia un nuevo tipo de divas, muy diferentes a las que caracterizaron la etapa inmediatamente anterior del peronismo.

Comenzó en cine con "Los tallos amargos" y "Hay que bañar al nene", pero su primer papel clave fue en "Una cita con la vida", de Hugo del Carril (1958), con quien luego estuvo vinculado sentimentalmente. Este film, además, abrió una prolongada y exitosa sociedad artística con Enzo Viena, con quien conformó una de las parejas de ficción más populares de esa época, que continuó en la pantalla grande ("He nacido en Buenos Aires", "Vivir es formidable"), en el teatro ("De noche todo") y, más tarde, en televisión.

A comienzos de la década del 60, cuando Gilda Lousek era conocida como "el ángel rubio del cine argentino", su figura era ampliamente conocida. Amplió su presencia en el cine (a lo largo de su carrera rodó cerca de 40 películas) con directores como Fernando Ayala ("Sábado a la noche, cine"), René Mugica ("La murga"), Rubén Cavallotti ("Mujeres perdidas") y Rodolfo Kuhn ("Los inconstantes"). En el rodaje de este último film conoció al cantante Fernando de Soria, con quien luego se casó. Más tarde se separó y, tras una breve etapa artística en Perú regresó al país y volvió a casarse, esta vez con el actor Ricardo Bauleo, con quien tuvo dos hijas, Astrid e Ingrid.

Nacida para la comedia

Con el tiempo, la elegante presencia de Lousek se hizo habitual en piezas teatrales de vodevil y en films con risueños e ingenuos toques picarescos, con algunas excepciones como "La espada de Ivanhoe", que filmó en Italia junto a uno de sus grandes amigos, Duilio Marzio.

Y también, cada vez con mayor frecuencia, en la pantalla chica, donde participó de programas de gran repercusión, desde "Las chicas" (1965), junto a Bárbara Mujica y María Cristina Laurenz, hasta "Andrea Celeste", "Yo soy porteño", "Teatro como en el teatro", "Los Manfredi", "Los hermanos Torterolo" y "Matrimonios y algo más", estas últimas fruto de una larga y fecunda colaboración con Hugo Moser.

Problemas de salud y una menor convocatoria hicieron más esporádica en los últimos años la presencia de Lousek en las pantallas. "Pasajeros de una pesadilla", "Enfermero de día, camarero de noche" y la inédita "Tómame" en el cine y "El corruptor", en teatro, fueron los últimos aportes de una carrera muy rica en títulos y, por sobre todo, en popularidad.

Los restos de Gilda Lousek fueron velados anoche en Cucha Cucha 1785 y recibirán sepultura hoy, a las 11, en el panteón de Actores del Cementerio de la Chacarita. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYInseguridadSergio BerniArgentina en defaultNarcotráficoMundial de Básquet