Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Adulteraban medicamentos oncológicos

Martes 11 de agosto de 2009
0

Cuatro consultorios porteños y uno de la provincia de Entre Ríos fueron allanados y once personas fueron detenidas -entre ellas, varios médicos y farmacéuticos- por una causa en la que se investiga a una organización acusada de haber vendido medicamentos oncológicos y contra el sida vencidos y/o adulterados.

La causa se inició hace dos meses, y ayer unos detectives de la División Investigación Técnica del Delito, de la Superintendencia de Investigaciones Federales, secuestraron frascos y ampollas medicinales que contenían crotoxina falsa y un complejo proteínico fabricado en forma clandestina por la organización ahora desarticulada, según explicaron fuentes policiales. En los procedimientos, también fueron secuestradas una gran cantidad de recetas y documentos que permitirían demostrar la participación de los médicos en la maniobra, según se informó.

Los consultorios allanados se encontraban en Juramento al 4400, Villa Urquiza; en Malvinas Argentinas al 800, Parque Chacabuco; en Riobamba al 300, Balvanera, y en Machain al 4300, Saavedra. Hubo también un operativo en un centro de atención médica de Paraná, Entre Ríos, situado en Sargento Cabral al 100. Los médicos a cargo fueron identificados e involucrados a la causa, en la que ya había habido siete detenidos.

La investigación

La banda fue descubierta hace dos meses por la División Investigación Técnica del Delito, tras allanamientos realizados en farmacias y viviendas de Boedo, Caballito y Villa Soldati, en los que se decomisaron vacunas antigripales y remedios contra el cáncer y el sida con la cadena de frío cortada, y falsa crotoxina, además de otros productos adulterados. La investigación del caso, ordenada por el juez federal Norberto Oyarbide, se inició luego de haberse comprobado irregularidades durante una inspección realizada por autoridades del Ministerio de Salud de la Nación, en una farmacia de Villa Soldati.

La investigación incluyó filmaciones y seguimientos de los implicados, con lo que se habría podido probar que los detenidos proveían de medicamentos falsos a pacientes con cáncer o portadores del virus del sida.

La farmacia fue clausurada, pero un tiempo después volvió a funcionar, bajo la fachada de un maxiquiosco. Muchos remedios eran muestras médicas y estaban vencidos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas