Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Bolívar le falló a San Martín al negarle soldados"

Lo afirma el historiador John Lynch, autor de una biografía del Libertador publicada en Londres

SEGUIR
LA NACION
Martes 18 de agosto de 2009
0

LONDRES.- Por más de medio siglo no ha salido publicada ninguna biografía de San Martín en el mundo académico anglosajón. "San Martín ha sido descripto como el hombre olvidado de la independencia de América del Sur y es verdad que ha quedado a la sombra de Bolívar", reconoce John Lynch, profesor emérito de historia latinoamericana de la Universidad de Londres, donde dirigió el Instituto de Estudios Latinoamericanos.

Sin embargo, Lynch explica a LA NACION que, con la cercanía del bicentenario de buena parte de las independencias latinoamericanas, ha crecido el interés por entender los movimientos de liberación, y la figura de San Martín se beneficia de ello. Una prueba es que la Universidad de Yale le encomendó una nueva biografía de San Martín, que salió publicada este año en Gran Bretaña y Estados Unidos. Lynch realizó para la misma serie una ya célebre biografía de Bolívar, calificada de "impresionante" e "invalorable" por el Times Literary Supplement y de "honesta y balanceada" por figuras y medios de todo el espectro ideológico, desde Alvaro Vargas Llosa en la revista norteamericana New Republic hasta Tariq Ali en la británica New Left Review.

Lynch, "uno de los máximos expertos en los movimientos de liberación del siglo XIX y sus consecuencias", según The New York Review of Books, está convencido de la importancia de la empresa, ya que "estudiar las vidas de los libertadores es descubrir el presente y el pasado: San Martín y Bolívar todavía evocan pasiones y polémicas, y revelan las ambiciones de sus sucesores tanto como las mentalidades de sus contemporáneos".

El historiador Lynch
El historiador Lynch. Foto: LA NACION / Archivo

Una imagen correctiva

En su elogiosa reseña sobre el libro, The Economist, por ejemplo, asegura que San Martin: Argentine Soldier, American Hero será "un valioso correctivo de los más fantasiosos derroches de bolivarismo que se esperan para las conmemoraciones de los bicentenarios", que "hasta ahora han sido obsesivamente promovidos por los petrodólares de Hugo Chávez y la izquierda más pueril".

-¿Por qué se le ha prestado tan poca atención a San Martín?

-El abandono de los estudios de su persona por parte de la historiografía británica quizá pueda explicarse por su personalidad. En contraste con el carisma de Bolívar, San Martín era reservado y reticente. Se concentraba en lo esencial de los deberes políticos y militares, y no era ambicioso.

-¿Y qué buscaba plantear de nuevo con San Martin: Argentine Soldier, American Hero?

-Entre los historiadores académicos últimamente se ha prestado demasiada atención a los conceptos y estructuras, y se han perdido de vista las personalidades detrás de los movimientos de independencia. Sin embargo, en América latina, ésta es incomprensible sin la acción directa de los libertadores. De ellos podemos aprender sobre los modelos de liderazgo, sobre todo respecto de qué era lo que había y qué era lo que era necesario para gobernar.

-En su biografía sobre Bolívar, usted sostiene que la revolución bolivariana de Chávez es una perversión moderna del culto a Bolívar. ¿Algo similar puede pasar con San Martín?

-San Martín no ha sufrido el destino de Bolívar, capturado para regímenes políticos particulares, y los líderes argentinos son demasiado maduros como para intentar lo que Chávez ha hecho con Bolívar: distorsionar su vida y sus logros. A pesar de esto, San Martín no escapa de las polémicas. Historiadores, novelistas y políticos todavía luchan las guerras de la independencia y mantienen vivas las controversias, en especial los tres puntos de inflexión de su vida: su decisión de abandonar España por la Argentina en 1812, su adopción de la estrategia trasandina en 1816 y su abandono del liderazgo en 1822.

-¿La relación entre San Martín y Bolívar tenía algo que ver con la de Chávez con los Kirchner?

-Ambos hombres sentían respeto uno por el otro, pero no eran amigos, ni personales ni políticos. Cualquier comparación Chávez-Kirchner con Bolívar-San Martín no es realista.

-Usted dijo que la clave para entender a Bolívar es su pragmatismo. ¿Cuál es la clave para entender a San Martín?

-Al examinar la vida de San Martín, he enfatizado dos aspectos, ambos descriptos por Mitre: el hombre necesario y el hombre americano. Para ello, he sido enormemente asistido por el trabajo de Patricia Pasquali, una digna sucesora de Mitre. San Martín fue el hombre que rescató la independencia de manos de los políticos de Buenos Aires para darle una dimensión americana, al llevarla a Chile y Perú. Estas eran políticas nuevas y originales.

-¿San Martín es un héroe fracasado?

-No fracasó en Perú. Su problema en Perú fue que no contaba con una base de poder peruana. Su única base era el ejército argentino, y éste no era lo suficientemente grande como para afrontar la empresa. Más aún, San Martín no confiaba en sus generales argentinos ni estaba seguro de la habilidad de los soldados para derrotar al ejército español. Por eso no mandó a sus tropas a una batalla campal. Creía que serían derrotadas y que la contrarrevolución triunfaría, así que pidió la asistencia de las tropas de Bolívar en la conferencia de Guayaquil. Cuando éstas le fueron negadas supo que era el fin para él. Hace falta una gran personalidad y poder de liderazgo para retirarse cuando él lo hizo. San Martín no falló. En todo caso, fue Bolívar quien le falló a San Martín al negarle soldados.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas