Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Carlotto respaldó la comparación entre "el secuestro de los goles" y los desaparecidos

La titular de Abuelas dijo a lanacion.com que "el poder económico que impide que el fútbol llegue a los pobres es el mismo de la dictadura" y que la frase "es reflejo de una mujer perseguida"; según Pérez Esquivel, el paralelo es "una barbaridad"; Bonafini se negó a opinar

Sábado 22 de agosto de 2009 • 01:08
SEGUIR
LA NACION
0

Como era de esperar, la comparación que Cristina Kirchner hizo ayer entre lo que llamó "el secuestro de los goles" y la desaparición de personas durante la última dictadura, dio pie a una polémica que promete profundizarse.

"Dimos un paso en la democratización de la sociedad. ¿Saben por qué? Porque no es posible que solamente el que pueda pagar mire un partido de fútbol. Que además le secuestren los goles hasta el domingo, aunque pagues igual, como te secuestran la palabra o te secuestran las imágenes, como antes secuestraron y desaparecieron a 30.000 argentinos. Yo no quiero más secuestros", dijo ayer la Presidenta durante la presentación del nuevo contrato entre el Gobierno y la AFA para la transmisión del fútbol por TV.

Esta mañana, Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini respaldaron las palabras de jefa del Estado, aunque con estrategias bien distintas. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo avaló la comparación y defendió a la Casa Rosada sin medias tintas. La titular de Madres lo hizo a través del silencio. Ninguna disimuló su molestia con la consulta.

"Me pregunto porqué les preocupa tanto una frase", se ofuscó Carlotto cuando lanacion.com le pidió una evaluación de la polémica frase. "Ayer fue un día histórico. Se les devolvió a los pobres la posibilidad de ver gratis el deporte más popular. Lo del secuestro fue una comparación, una frase más", comenzó.

La Presidenta, Grondona y Maradona ayer, juntos y sonrientes en el anuncio del contrato entre el Gobierno y la AFA
La Presidenta, Grondona y Maradona ayer, juntos y sonrientes en el anuncio del contrato entre el Gobierno y la AFA. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri

"Desde el sentimiento". Enseguida, avanzó sobre los posibles motivos de la curiosa evaluación de la Presidenta y esbozó su definición más fuerte. "Creo que fue una frase dicha desde el sentimiento. Y teniendo en cuenta que la defensa de los derechos humanos es prioritaria para este Gobierno, tal vez hizo la comparación porque tuvo la sensación de que la gente que estaba impidiendo que los pobres tuvieran la posibilidad de ver fútbol gratis es la misma que secuestró durante la dictadura. Es el mismo pensamiento", opinó.

En la misma línea, añadió: "Me pongo en el lugar de esa mujer [Cristina Kirchner] que fue perseguida durante la dictadura y entiendo que diga que también fueron cautivos los goles". Dio un paso más en su defensa de la Casa Rosada: "Estamos ante el pensamiento de los que no quieren repartir las cosas de manera equitativa, que es el proyecto de este gobierno".

Carlotto admitió la comparación pudo no haber caído bien, pero aclaró que ella no se sintió "para nada ofendida".

Bonafini fue tajante. "De ninguna manera voy a opinar. Me llaman nada más que para mierdas y nunca para cosas importantes", lanzó ante la consulta telefónica de este medio.

"Indignante". El premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel hizo una evaluación diametralmente opuesta. "Estoy indignado. Me parece una barbaridad lo que dijo la Presidenta. Es no tener conceptos claros de lo que es la desaparición de personas", alertó en declaraciones a la agencia DyN. "Cristina Kirchner tendría que hablar menos y hacer más", añadió.

Como para que no quedaran dudas de su enojo, remató: "Relacionar los desaparecidos con una cancha de fútbol y con goles, no tiene nada que ver con el sentido profundo de lo que la dictadura significó para la vida del pueblo argentino".

"Agresión". Por su parte, Adriana Calvo, referente de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, dijo sentirse "agredida" por la comparación presidencial. "Para los que estuvimos desaparecidos, el fútbol es sinónimo de dictadura: durante el Mundial 78, desde la ESMA se escuchaban los gritos de festejos del estadio Monumental", dijo a DyN. "La Presidenta nos agrede al comparar la televisación de los goles del fútbol con el secuestro real que sufrimos nosotros", agregó.

Además cuestionó la oportunidad del acuerdo entre la AFA y la Casa Rosada. "Si tan importante eran los goles del fútbol, ¿por qué los Kirchner tardaron seis años en hacerlo gratis? Esto suena más a negocio que a reivindicación", denunció.

cerrar

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas