Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Confirmado: la alegría es muy contagiosa

Se construye en la interacción con los otros

Sábado 05 de septiembre de 2009
0

Pequeñas cosas: esos son los disparadores de la alegría, un sentimiento que se irradia fácilmente, según afirma la socióloga Paula Magariños, y da un ejemplo: "Lo observamos en una de las familias que estudiamos, en la que el hecho de que todos, una familia ensamblada [con hijos de distintos matrimonios], fueran a la exhibición de gimnasia artística de una de las hijas hacía que la alegría que sentía ella se multiplicara, primero hacia los padres y luego hacía el resto de sus relaciones".

En otras palabras: la alegría es contagiosa. Eso es lo que muestra el Segundo Estudio sobre Salud Emocional, Bienestar y Felicidad, realizada por las consultoras Soto. Magariños e IPSOS para Coca-Cola de Argentina, cuyas conclusiones fueron presentadas ayer.

El estudio se basó en 1200 entrevistas cualitativas realizadas en la Argentina, Chile y Bolivia, junto con una investigación etnográfica, en la que los investigadores compartieron parte de las actividades cotidianas de unas once familias entre 7 y 15 días.

Las más de 300 horas de video registradas durante el estudio etnográfico muestran que, según contó Magariños, "cada llamada telefónica, cada mail , cada abrazo, cada uno de esos gestos cotidianos con los que nos relacionamos con los otros generan salud emocional y es un círculo emocionalmente saludable, que inspira a las otras personas con las que entramos en contacto a conectarse con otros".

En el estudio cualitativo se halló, por ejemplo, que en seis de cada diez hogares se pone énfasis en actitudes que favorecen la formación de redes entre los miembros de la familia y los grupos o espacios de participación, como el diálogo, el estar al tanto del otro y la conversación. Más del 70% de los entrevistados dijo que mantiene reuniones con familiares cercanos todas las semanas.

Según el estudio, nueve de cada diez encuestados aseguró que el intercambio y la comunicación fluida son aliados en pos de una buena salud emocional; también nueve de cada diez entrevistados destacó el valor de la mesa familiar, como espacio que favorece el sentido de pertenencia, los lazos y el conocimiento del otro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas