Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El costo de vida / Ajuste en los combustibles

Aumentó el precio del GNC y de las naftas en todo el país

Economía

En combustibles líquidos, el alza fue de hasta 4%; en gas, del 9% promedio en el área metropolitana

Transportarse en auto es ahora más caro. El gas natural comprimido (GNC) se encareció entre un 6 y un 26% durante el último mes, según la región y el criterio de los expendedores que, en este caso, pueden aprovechar los beneficios de vender en un mercado desregulado. También aumentaron los precios de las naftas y del gasoil: YPF, la petrolera líder del mercado, incrementó el valor de sus combustibles líquidos entre un 1,7 y un 2,4% en todo el país, aunque algunos expendedores hablan de un 4%. Empresarios del sector esperan que Shell, Esso y Petrobras imiten la suba.

Lejos de la mirada atenta del Gobierno, los expendedores de GNC ajustaron los precios tras las alzas en sus costos de mantenimiento y la caída en las ventas que, argumentan, afectaron su rentabilidad.

En la Ciudad de Buenos Aires, el precio del GNC aumentó, en promedio, un 9%, según fuentes de la Federación de Empresarios de Combustible de la República Argentina (Fecra), ya que pasó, siempre en promedio, de $ 1,10 a 1,20 el m3. Aunque algunas bocas de expendio lo ofrecen más barato. En el conurbano alcanzó a $ 1,25, desde un promedio de $ 1,10, con una variación del 13,6 por ciento.

En Mar del Plata, la gran mayoría de las estaciones aumentó el GNC un 7,1% en agosto, desde los $ 1,39 (estaba fijo en ese nivel desde octubre de 2008) hasta los $ 1,499, mientras que en todo el corredor de la ruta N° 2, el precio subió un 6,6%, desde $ 1,49 a $ 1,59, aproximadamente, según el presidente de la Cámara de Combustibles de Mar del Plata, Patricio Delfino.

En tanto, el salto del precio del metro cúbico en Bariloche fue del 26%, de $ 0,99 a $ 1,25 promedio. En Jujuy, el precio llegó a $ 1,545, aproximadamente. El metro cúbico más barato del país es el que se ofrece en Tucumán, en torno de los $ 0,849.

Las razones

Los combustibles líquidos también sufrieron ajustes en los precios. YPF aumentó el precio de la nafta súper en un 1,7%, de $ 2,958 a $ 3,009, y la común en un 1,9%, de $ 2,349 a $ 2,394. El diesel, que concentra casi el 66% del mercado de combustibles, fue el que más se encareció, con una suba del 2,4%, de $ 2,206 a $ 2,260. Sin embargo, según el encargado de asuntos institucionales de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), Luis Malchiodi, los aumentos llegan hasta el 4% en diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires.

En YPF explicaron que las alzas responden al incremento de su participación de mercado. Por la desaceleración en la producción y refinación de combustibles de las otras petroleras, YPF dice que tiene que abastecer a una mayor demanda, lo que le genera altos costos de transporte y de logística, que luego se reflejan en los precios. Además, señalaron el peso "de los mayores costos por mantenimiento y superación de la capacidad máxima de producción de las refinerías". Fuentes del sector también incluyen el impacto de la inflación.

YPF no sería la única con nuevos precios. Empresarios del combustible esperan que Shell y Petrobras se sumen a los incrementos en el corto plazo. Ante la consulta de LA NACION, Shell y Petrobras prefirieron no hacer comentarios. En tanto, las estaciones de servicio "de bandera blanca" (sin marca) adhirieron a las subas, informó el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI), Manuel García.

En cambio, al presidente de la Cámara de Expendedores de GNC, Enrique Friedman, no le constan las subas y prefiere no hablar de precios. "Cada expendedor pone el que estima conveniente: algunos parten desde los $ 0,87; otros lo venden más caro. Los precios son libres", justificó.

Lo cierto es que el negocio del GNC está lejos de la fuerte expansión que alcanzó en 2005. El pico de ventas de ese año, de más de 3000 millones de metros cúbicos, se redujo a 2700 millones en 2008, y se estima que en 2009 la caída rondará el 10%. El GNC representa el 13% de la demanda de combustible del país,

Varios factores confluyen en la contracción del mercado. Por un lado, se desaceleró la conversión de autos y creció la cantidad de bocas de expendio, lo que disminuyó el volumen de ventas. Sólo hasta junio de 2009, se abrieron 32 nuevas bocas de expendio de diferentes combustibles, que se sumaron al total de 1815, indicó García. En tanto, el total del parque automotor que consume GNC, estimado en 1.406.000 unidades, se alimentaba en 2008 de un promedio de 5400 conversiones mensuales, que hasta junio de 2009 apenas alcanzan las 5200 mensuales. A esto se suman los mayores costos salariales. .

María Agustina Rato LA NACION
TEMAS DE HOYCristina KirchnerEl caso de Lázaro BáezElecciones 2015Torneo Primera División