Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Debate por el conflicto de tierras con los mapuches

Estancieros, aborígenes y funcionarios reclaman seguridad jurídica

Domingo 06 de septiembre de 2009
0

Gerardo Bilardo Para LA NACION

NEUQUEN.- Dueños de campos y estancias de Aluminé, vecinos, comerciantes y autoridades municipales pidieron ayer seguridad jurídica en el contexto del creciente conflicto por la propiedad de tierras que están en disputa con comunidades mapuches.

En el salón municipal de esa localidad, a 350 kilómetros de esta ciudad, se reunieron ayer 300 personas para debatir sobre esta problemática que tuvo el punto de mayor fricción en un reciente desalojo. En Aluminé, al pie de la cordillera, se pronunciaron "en defensa de la Constitución y el Estado de Derecho".

La asamblea realizada anteanoche, en el salón municipal de la ciudad de Aluminé, reunió a 300 personas
La asamblea realizada anteanoche, en el salón municipal de la ciudad de Aluminé, reunió a 300 personas.

Hace pocos días, por orden judicial, la policía desalojó a integrantes de la comunidad Currumil de un predio de 2500 hectáreas, en Quillén. En 15 días, ya se registraron dos enfrentamientos entre la policía y los integrantes de la comunidad mapuche que, tras el desalojo, intentaron recuperar el lugar, cuya propiedad la Justicia le reconoce a Pedro Miguel Podestá.

Por esta intervención de la policía, un fiscal de Zapala inició una investigación para determinar si se habían cometido excesos en el procedimiento.

El incidente causó tensión en la zona y ahora todos se acusan de estar armados. El empresario de Zapala, Carlos Sapag, hermano del gobernador, Jorge Sapag (Movimiento Popular Neuquino), abrió el debate: "Sabemos que en la IX Región [de Chile] hay gente escondida que pertenece a las FARC y a ETA, que se relaciona con dirigentes mapuches para instalar la anarquía total en Neuquén".

En la Confederación Mapuche llegó la respuesta en la voz de Karuf Nahuel, dirigente de la organización aborigen. "Los estancieros están armados. Empezó así en Chile y ya hay siete muertos", dijo.

Movilización en la capital

Mientras en Aluminé se resolvió pedir mayor control, en la ciudad de Neuquén hubo una movilización mapuche. En esta concentración, que reunió frente a la gobernación a 1500 personas, los mapuches rechazaron la intervención policial y defendieron la propiedad de las tierras .

Jorge Nahuel, vocero de la Confederación Mapuche, dijo que lo ocurrido con la comunidad Currumil fue una salvaje represión". Y opinó: "Los estancieros están tratando de presionar al gobernador Sapag para que aplique una mayor represión".

Rodolfo Lagos Mármol, uno de los dueños de campos de Aluminé que ayer participó de la asamblea, expresó que los mapuches deben seguir el camino de la ley. "No hay que hacer justicia por mano propia", dijo.

En diálogo con LA NACION, este estanciero, cuyo abuelo llegó a la zona en 1907, advirtió que si el conflicto no se soluciona con herramientas institucionales, "puede haber reclamos de autonomía por medio de la violencia".

Al término de la reunión en Aluminé, de la que también participaron el intendente, Daniel Méndez, y de Villa Pehuenia, Mauro del Castillo, ambos del MPN, se acordó presentar un documento al Tribunal Superior de Justicia, en el que pedirán a la cúpula del Poder Judicial que la policía cumpla con las órdenes judiciales.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas