Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Pensamientos incorrectos

Diálogo de la maestra y el alumno

Opinión

(En una escuela del Gran Buenos Aires, un día cualquiera)

MAESTRA: Vamos a ver, Jonathan. Ya terminaron las vacaciones de invierno: has tenido seis semanas de vacaciones...

ALUMNO: ¡Fueron cinco semanas, forra!

MAESTRA: Sí mi amor, pero hay que sumar los tres días de paro, las cuatro jornadas de reflexión pedagógica, los tres días de lucha estudiantil, cuando los chicos del centro de estudiantes tomaron el colegio...

ALUMNO: ¡Están en todo su derecho, facha, represora! ¡La lucha sigue!

MAESTRA: Sí, mi vida, la lucha sigue, y está muy bien. Claro que como incendiaron varias aulas al hacer aquella parrillada tan rica, y pintaron algunos letreros un poco fuertes en las paredes, hubo que desinfectar y pintar la escuela, entonces tuvimos que suspender las clases...

ALUMNO: ¡Háganse cargo, cerdos fascistas! ¡Ustedes llamaron a la policía!

MAESTRA: Solamente cuando colgaron al portero de la horca, para evitar que el pobre Manuel muriera así tan de golpe...

ALUMNO: ¡Queremos que aparezca Manuel con vida! ¡Es un trabajador y estamos luchando por Manuel!

MAESTRA: Está en el hospital, mi cielo. Hasta que se le curen las heridas. Luego volverá a trabajar. Yo misma estuve en el Hospital hasta ayer, sección psiquiatría docente, por un pico de estrés y unos ataques de pánico, pero ya estoy bien, dispuesta a enseñar...

ALUMNO: ¿Enseñar dijiste? ¿Estás loca?

MAESTRA: No mi tesoro, fue un lapsus. Yo no vengo a enseñar, vos no venís a aprender. Venimos a compartir vivencias. A intercambiar saberes.

ALUMNO: ¿Y vos qué podés saber? ¿Acaso fumaste un porro, te pegaste un pipazo de paco, jugás a la play, hacés fondo blanco con energy-vodka, hacés la previa con la jarra loca? ¿A qué boliche vas? ¡Vos hace mil años que no te transás a un chabón!

MAESTRA: Bueno, Jonathan, dejemos esos temas. Como tuviste cinco semanas para fijarte en el cuaderno, seguramente hoy me podrás decir quién cruzó los Andes: ¿San Martín o Belgrano?

ALUMNO: A mí no me vengás a amenazar, facha, botona.

MAESTRA: Claro que no mi vida, si sólo estamos compartiendo saberes... ¡Ay!

ALUMNO: ¡Tomá, tomá y tomá!

MAESTRA: ¡No, patadas en las piernas no, que me quedan los moretones y después mi marido me pregunta de dónde vengo!

ALUMNO: ¡No son patadas, yo me estoy defendiendo de la represión fascista! ¡Tomá y tomá y tomá!

(Cae lentamente el telón sobre la educación argentina) .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYParo nacionalHugo MoyanoCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsEl despido de Carlos Bianchi