0

Se profundiza el conflicto en Kraft y la fábrica está parada

0
8 de septiembre de 2009  

La fábrica de chocolates y alimentos Kraft Foods (ex Terrabusi), de la localidad bonaerense de Pacheco, seguía ayer paralizada. Un grupo de trabajadores despedidos quedaron anoche dentro del edificio, en señal de protesta contra las 155 cesantías que el 18 del mes pasado dispuso la compañía, con el fundamento de que se trataba de personas que habían tomado violentamente las oficinas administrativas, hechos por los que la empresa declara haber hecho denuncias penales y pedidos de desafuero de delegados gremiales. Los despedidos reclamaban un mes de licencia con goce de sueldo como prevención por la gripe A.

Hoy vence el período de conciliación obligatoria que el Ministerio de Trabajo dictó en agosto, y si bien podría extenderse, esa medida no logró detener el conflicto, que lleva 20 días y en el que las partes se acusan mutuamente de romper las reglas de la paz social. Ayer se vivió un punto alto en el clima de tensión: los trabajadores que la semana pasada estuvieron en la planta se habían retirado el viernes por la noche y regresaron ayer a las 6 de la mañana, cuando había presencia policial por orden de la fiscal Laura Capra, de Tigre.

Según la versión de la compañía, los despedidos rompieron el cerco perimetral y entraron por la fuerza. Según la comisión interna, hubo represión por parte de los efectivos de la policía bonaerense.

Representantes de la comisión interna gremial estuvieron ayer en el Ministerio de Trabajo. Los delegados de la planta están políticamente enfrentados a Rodolfo Daer, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación. Mientras que desde esa interna acusan a Daer de no llamar a un paro general de todo el sector, el dirigente sostiene que hay diferencias metodológicas con la forma de luchar por los empleos.

Fuentes cercanas a la compañía explicaron que se respetó la conciliación obligatoria -pese a la denuncia de la interna- y que, de hecho, se pagaron los salarios de quienes iban a ser despedidos (antes de que comenzaran las medidas de fuerza) y se los derivó a realizar cursos de capacitación en seguridad e higiene dentro de la empresa.

Según la versión de Ramón Bogado, integrante de la comisión interna, la empresa llevó a esos trabajadores a un lugar "donde no les dejan tomar contacto con sus compañeros y los presionan para que acepten la indemnización y su despido".

Según un comunicado de Kraft, el viernes por la noche -tras la salida de los despedidos que habían estado en la planta- se encontraron en el edificio "elementos inflamables, gomeras, tornillos, botellas plásticas con elementos combustibles" para ser usados "en hechos vandálicos".

Kraft Foods quiere comprar Cadbury

  • Mientras en la Argentina Kraft Foods vive un fuerte clima de conflicto sindical, en el mundo la firma dijo ayer estar decidida a comprar el grupo británico Cadbury (de lo que se informa en la página 6). Ayer, Cadbury rechazó una oferta de Kraft Foods por US$ 16.700 millones, pero el gigante norteamericano subiría la apuesta.
  • temas en esta nota

    0 Comentarios Ver

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.