Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desde el kirchnerismo, acusan a Cobos de querer "desestabilizar al Gobierno" por la reunión con opositores

En un comunicado, Alberto Balestrini sostuvo que la actitud del vicepresidente "no se compadece con el sistema democrático"; más temprano, Aníbal Fernández condenó el encuentro y volvió a pedir que renuncie

Viernes 11 de septiembre de 2009 • 20:08
0

Como era de esperar, el Gobierno no tardó en condenar el último gesto de desafío de Julio Cobos, que ayer recibió a los principales líderes de la oposición que, después de verlo, hicieron público su acuerdo para frenar el proyecto de ley de radiodifusión que impulsa el Ejecutivo.

"Si no tiene posiciones de las mismas características [que las de la Casa Rosada], hay gestos que a uno lo obligarían a dar un paso al costado o ponerse en un ámbito en donde, por lo menos, no colisionara con el Gobierno", aseguró esta mañana Aníbal Fernández cuando se lo consultó por la movida del vicepresidente.

La evaluación del jefe de Gabinete no terminó allí. En declaraciones a FM Blue, añadió: "Es un espanto que, en un país, el que fuera compañero de fórmula de la presidenta de la Nación, esté jugando en contra".

Cobos ayer, al frente de la reunión con De Narváez, Macri, Cobos, Sanz y Michetti
Cobos ayer, al frente de la reunión con De Narváez, Macri, Cobos, Sanz y Michetti. Foto: LA NACION / Mariana Araujo

Mezquindad y futuro. También el jefe del bloque de diputados kirchneristas, Agustín Rossi, arremetió contra Cobos. "El vicepresidente es el representante del Poder Ejecutivo ante el Senado, pero hace tiempo que ha dejado de cumplir esa función. Por el contrario, hace una utilización mezquina de ese cargo y se ha convertido en el principal obstáculo para debatir las leyes que impulsa el Poder Ejecutivo en el Senado ", se quejó.

En declaraciones a radio América el santafecino fue aún más duro. "No sólo no cumple su función, sino que usa su rol de vicepresidente para consolidar su liderazgo como opositor".

Respecto de la reunión de ayer, no sólo fue lapidario, sino que también lanzó una advertencia. "Fue una contradicción muy grande y una falta ética grave, que no corresponde a alguien que quiere tener futuro político en la Argentina", aseguró.

Desestabilizar. Por su parte, el presidente del PJ bonaerense, Alberto Balestrini, acusó a Cobos de pretender "desestabilizar" al gobierno kirchnerista.

En un comunicado difundido hoy, el vicegobernador bonaerense señaló que frente a la polémica por la ley de radiodifusión "la actitud de Cobos no se compadece con el sistema democrático". "Sus apariciones y dichos públicos hacen pensar en que pretende desestabilizar", señaló.

Reunión y acuerdo. Ayer, Cobos recibió en su despacho del Senado a Mauricio Macri, a Francisco De Narváez y a la cúpula de la UCR que acordaron frenar la nueva ley de medios que impulsa la Casa Rosada.

Concretamente, los líderes de la oposición acordaron que "revisarán" todas las normas aprobadas por el oficialismo desde el 28 de junio pasado y que pondrán especial énfasis en una eventual ley de radiodifusión, si es que el kirchnerismo logra sancionarla antes del recambio parlamentario del 10 de diciembre.

Tal como anticipó LA NACION en su edición del lunes, Cobos pretende girar el proyecto al menos a cuatro comisiones, una más que las que lo están estudiando en la Cámara baja. No obstante, el vicepresidente no se pronunció ayer ante el pedido de los dirigentes y optó por mantener en silencio su estrategia, confiaron voceros que participaron de la reunión.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas