Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Muchas muertes que nadie advirtió

Habrían sido causadas por fármacos falsos

Domingo 13 de septiembre de 2009
0

Remedios de alto costo y baja incidencia para VIH, cáncer, hemofilia o trasplantes han sido falsificados y adulterados, al cambiarse números de lote y fecha de vencimiento, según se desprende de las investigaciones judiciales.

Hay remedios peligrosamente adulterados que podrían haber causado muchas muertes sin que nadie lo haya notado nunca. Qué familiar de un enfermo, por ejemplo, de cáncer pediría una autopsia después de muerto. Los medicamentos oncológicos pueden costar entre 15.000 y 20.000 pesos el frasco, por lo cual, para los adulteradores el negocio es muy grande y prácticamente sin riesgo.

"Delincuentes vestidos de empresarios, vinculados con gobiernos, y jóvenes ambiciosos que terminan muertos en una zanja son pruebas de que existe una mafia de medicamentos", opinó Marcelo Peretta, doctor en Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires.

Oyarbide cuenta con denuncias sobre la reventa de medicamentos contra el VIH y el cáncer de los programas nacionales gratuitos. También se investiga la conformación de expedientes falsos y troqueles fraguados que se utilizaban para cobrar los reintegros de la Administración de Programas Especiales (APE), que financia a las obras sociales.

Pero existe también un canal habitual para la venta de medicamentos adulterados o falsificados. Peretta lo cuenta así: "El desorden es mayúsculo. A través de quioscos, supermercados, gimnasios e Internet se venden sin autorización, sin receta y sin asesoramiento profesional".

Este canal no existiría, según el experto, sin la complicidad de algunos productores de especialidades medicinales, tentados de ubicar sus productos ya no sólo en las 12.000 farmacias, sino también en unos 60.000 quioscos, 25.000 supermercados, 4000 estaciones de servicio y 3000 gimnasios registrados en la Capital y el Gran Buenos Aires.

"Tampoco sería posible este circuito ilegítimo si la industria farmacéutica estuviera menos preocupada por vender sus productos que por la salud de la gente", añadió Peretta.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas