0

La encrucijada de una mujer

Llega El vestido , de Paula de Luque, con Eduard Fernández y Antonella Costa
0
16 de septiembre de 2009  

Paula de Luque debuta en solitario. La cineasta que fue precursora de la videodanza se lanza por primera vez con un largometraje propio. En 2003 -con Sabrina Farji-, presentó Cielo azul, cielo negro , una película experimental que le permitió recoger experiencia en el campo de la ficción. En 2007, con la teatrista Ana Alvarado compartió el telefilm 15 minutos de gloria , por Canal 7 y, finalmente, pasado mañana estrenará El vestido , la película que tiene como protagonistas a Antonella Costa, el catalán Eduard Fernández (recordado entre otras por Ficción , de Cesc Gay y El método , de Marcelo Piñeyro), Guillermo Pfening y Paloma Coscia, obra con la que viene recorriendo muestras internacionales. La película ya se vio este año en la sección Work in Progress del European Film Market del Festival de Berlín, así como en las muestras de Valladolid, Amiens, San Pablo, Chicago y aquí en Pantalla Pinamar.

La historia, escrita por la directora y Pablo Fidalgo a cuatro manos, tiene como protagonista a Ana (Costa) en el momento en que se cruza con Fernando (Fernández), un antiguo amor inconcluso.

La presencia de este hombre que aparece nuevamente en su vida muchos años después pone en juego su presente, es decir su relación con Alex (Pfenig), su actual pareja, y con la hija de éste, con quien Ana siente una profunda identificación. Sus días comienzan a poblarse de recuerdos imprecisos que discurren por la delgada frontera que separa el mundo real del íntimo y fantástico, elaborado a partir de las múltiples interpretaciones de la memoria.

Presencias y ausencias

"Es una película que bucea en el universo del amor y de los recuerdos, del amor sexual y del amor paterno, de las ausencia que devienen presencias fantasmales, esas que quedan en nosotros cuando algo se termina", asegura la directora.

Narrada en dos tiempos paralelos, la película transita el mismo juego que sus personajes, la experiencia del recuerdo como ficción subjetiva y desde el vestido en cuestión hasta el desenlace, todo parece estar puesto en juego.

"Creo que el arte es básicamente forma, el tema es cómo los contenidos se disponen en esas formas, y en consecuencia dan una película u otra. No hay nada para inventar", asegura De Luque. "Es una historia muy simple, un triángulo amoroso, con abandonos, ausencias, padres y madres igual de ausentes, acerca de cómo opera el amor, cualquiera sea, en todos nosotros. No hay una sola manera de contarla; y elegí esta, en la que los pilares son el qué y el cómo. En cine hay un recurso llamado flashback que se usa para contar cosas ya ocurridas que irrumpen en el presente, que descubrimos por algunos detalles visuales. En mi caso no lo necesité, porque el «cómo» de esta historia tiene que ver con el «qué», y lo que le pasa a Ana es que cuando Fernando regresa a su vida después de unos años, ya reconstruida y armada desde otro lugar, todo se le pone en juego y empieza a transitar una cantidad de situaciones donde ni siquiera le queda en claro qué es cierto y qué es mentira. Es ahí donde tanto Ana como Fernando transitan el borde de lo real. Es, a fin de cuentas, una historia sobre la condición humana frente al amor.

"En El vestido -asegura la directora- intento plantear preguntas sobre el amor para las que no tengo respuestas", reflexiona. "Saco partido de la extrema belleza visual, no como una búsqueda puramente estética, sino como recurso conceptual sobre la irrealidad de este universo que transitan los personajes: la lejanía y la incertidumbre de los días en que transcurre la historia, la belleza de lo soñado, de lo ficcional, de lo inalcanzable, de las quimeras", insiste.

"Con respecto al relato, la intención de que esté armado como un rompecabezas a reconstruir, algo que surja de la motivación de involucrar la subjetividad del espectador en este juego de semejanzas y diferencias, de certezas y dudas. Todos los personajes están incompletos y todos, en cierto modo, también participan del armado del gran rompecabezas".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.