Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las caras modernas de la esclavitud

En la Argentina existen numerosas redes de tráfico de mujeres que las secuestran para luego explotarlas sexual y laboralmente

Sábado 19 de septiembre de 2009
0

Falsas ofertas laborales prometiendo un futuro mejor, amenazas, secuestros, circuitos de la droga y engaños. Estas son algunas de las formas de reclutamiento de las víctimas de explotación sexual y laboral.

La trata de personas es una forma de denominar la esclavitud tal como se da en nuestros días, una especie de esclavitud del siglo XXI. Esta consiste en la captación de personas en situación de extrema vulnerabilidad mediante engaño o violencia, para luego reducirlas a la servidumbre laboral o sexual con el fin de maximizar ganancias en esos ámbitos. Aún cuando hay noticias de muy pocos casos, la trata de personas también puede tener la finalidad de extraer órganos, tejidos o fluidos corporales. Es decir que las víctimas son sometidas a la voluntad y acción de otra persona, de manera tal que ésta puede disponer o servirse de ellas, usarlas y gozarlas según su arbitrio. Una forma de actuar que no puede desarrollarse sin complicidad de vastas áreas del Estado, que por negligencia o cohecho permiten el desarrollo creciente de estas prácticas.

"Por ejemplo, se vuelve adictas a niñas de 12 y 13 años, para enseguida insertarlas en el circuito de la trata para explotación sexual. Luego de ser reclutadas, las víctimas son trasladadas a los lugares de explotación y allí son mantenidas en cautiverio o semicautiverio mediante la violencia, la amenaza, la tortura y otras formas de sujeción", explica Mercedes Assorati, coordinadora general del programa Esclavitud Cero de la Fundación El Otro.

Según la RATT, el 75% de las víctimas de trata de Paraguay tienen como destino la Argentina
Según la RATT, el 75% de las víctimas de trata de Paraguay tienen como destino la Argentina.

Sin embargo, Assorati distingue la forma de actuar en la trata sexual respecto de la laboral: "En la primera hay mucha movilidad de las víctimas por todo el país y hacia el exterior, mientras que en la trata laboral los lugares de explotación son más estables. Esta secuencia de acciones es realizada por redes o asociaciones criminales (redes de tratantes) cuyos miembros identifican y reclutan a las futuras víctimas; organizan, gestionan y financian sus traslados para luego explotarlas, venderlas, alquilarlas a terceros a cambio de dinero u otros beneficios".

Para Gustavo Vera, de la Fundación Alameda, en América Latina existe la trata de personas tanto con fines de explotación laboral como sexual. Los países más afectados son Bolivia y Paraguay, aunque también hay procesos de trata internos en pueblos de las provincias del norte argentino, donde existe una situación de extrema pobreza.

País de destino

Por su parte, el coordinador de la Red Nacional Alto al Tráfico y la Trata (RATT), Fernando Mao, destaca que la Argentina es un país de destino de víctimas extranjeras -principalmente de nacionalidad paraguaya-, que, en general, son reclutadas y trasladadas por la Triple Frontera y el Puente Encarnación que une Posadas y Paraguay. Según informes de esta organización, el 75% de las víctimas de trata de Paraguay tienen como destino la Argentina.

"En relación con la trata con fines de explotación laboral, la Argentina podría considerarse como un país de destino de personas de nacionalidad boliviana para trabajar en condiciones de esclavitud, generalmente en talleres textiles clandestinos, más que nada en la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, aunque también en las actividades agrícolas del interior", sigue Mao.

Servidumbre

Por lo pronto se estima que en el país hay un mínimo de medio millón de personas reducidas a la servidumbre. De ellas, se calcula que al menos 200.000 trabajan en el rubro de la costura. El resto se distribuye en otras actividades como el calzado, la construcción, los ladrilleros, la horticultura y diversas ramas agrícolas, como la recolección de ajo, cebolla, tomate, vid, zanahoria, arándano y avícola.

"Las fronteras donde más denuncias hay sobre trata de personas son la de Villazón y la Triple Frontera. A los inmigrantes bolivianos, traídos mediante engaños, se los explota fundamentalmente en el rubro textil y en la horticultura, y a los paraguayos en la construcción", sigue Vera.

Y añade: "En relación a la trata con fines de explotación sexual, la mayor parte de las denuncias proviene de la Triple Frontera, aunque también hay denuncias de mujeres sacadas del país por Tierra del Fuego. Si bien se ignora cuántas han sido captadas mediante engaño, las ONG denuncian al menos 600 casos de mujeres que han desaparecido en los últimos años producto de la trata con fines de explotación sexual".

Es decir, la trata de personas constituye una violación sistemática de los derechos humanos más elementales, considerada como una forma moderna de esclavitud.

Según Fernando Mao, desde mediados de 2008, la trata de personas se convirtió en la segunda actividad más redituable después del tráfico de armas y drogas. La trata está vinculada con redes de delincuencia organizada, que son las mismas que  manejan el tráfico de drogas. Se estima que más de 4.000.000 de personas en el mundo son víctimas de este fenómeno criminal, que genera más de 34 millones de dólares al año. Además, la trata de personas afecta en un 90% a niñas, niños, adolescentes y mujeres.

Por Alejandro Rapetti Para LA NACION

Encuentro

Los miembros activos de la RATT Argentina junto con el Senado de la Nación invitan al primer Encuentro Nacional de Redes Sociales que Luchan contra la Trata, el Tráfico de Personas y la Explotación Sexual y Laboral de la Niñez y Adolescencia. Esta jornada tendrá lugar los días 22 y 23 del actual en el Senado de la Nación, y asistirán 55 representantes de organismos estatales y de organizaciones de la sociedad civil, como ejemplo de la articulación entre ellos.

Contactos

Fundación El Otro: www.elotro.org.ar

Fundación Alameda: www.mundoalameda.com.ar

RATT: www.ratt.org.ar

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas