Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El cubierto, un hábito porteño

El valor por servicio de mesa suele ser un motivo de queja de los clientes

Sábado 19 de septiembre de 2009
0

Uno de los hábitos establecidos en la mayoría de los restaurantes argentinos, y principalmente en los porteños, es el precio que los clientes deben pagar en concepto de cubierto o servicio de mesa; un monto adicional que no está regulado y queda a criterio de cada local gastronómico.

Es decir que, de aprobarse la ley de propina obligatoria, a la hora de abonar la cuenta en un restaurante, la gratificación del 10 % impuesta por ley deberá sumarse al pago extra del servicio de mesa, que difiere de un restaurante a otro y que, en algunos casos, significa hasta un tercio de la cuenta final. Consultado por LA NACION, Luis María Peña, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés, opinó: "El servicio de mesa se impuso como una necesidad para poder hacer frente a determinados costos, y es una libertad comercial que puede ser acertada o no, pero tiene que ver con una política de precios del propietario gastronómico, y nunca puede compararse con una ley que obliga al cliente a pagar el 10% de propina".

Una costumbre porteña

Sin embargo, el hábito de cobrar el cubierto trae consigo varias ironías, y una de ellas es que suele aplicarse en lugares donde ni siquiera se usan, como los de comida oriental. Inclusive, la guía para viajeros Lonely Planet, en su última edición sobre Buenos Aires, ubica este punto entre las tres peores cosas de la ciudad, junto con el excremento de perros y la constante falta de cambio.

"El cubierto no es un invento argentino. Se utiliza en ciudades europeas desde hace muchísimo tiempo, y aquí es un hábito que tiene más de 50 años -dijo Peña-. Además, muchos lugares que cobran cubierto tienen distinciones con el cliente con el objetivo de gratificarlo, y ese valor como tal no es significativo".

En cambio, para las asociaciones de defensa al consumidor, como Adecua, el cubierto, simplemente, es una forma de aumento encubierto.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas