Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Violento desalojo de la fábrica de Kraft

La policía bonaerense reprimió a ex trabajadores en la planta en General Pacheco y hubo 11 heridos; fuerte reacción sindical y política

Sábado 26 de septiembre de 2009
0

La policía desalojó con gases lacrimógenos y balas de goma a los trabajadores despedidos que mantenían tomada desde hace 40 días la planta de la empresa Kraft, en General Pacheco, luego de haber fracasado las negociaciones que mantenían dirigentes sindicales con autoridades del Ministerio de Trabajo.

Tras la violenta intervención de agentes bonaerenses de la Guardia de Infantería y de la Policía Montada, tres manifestantes y ocho policías resultaron heridos y 65 personas fueron detenidas, según informó el superintendente de Seguridad de Zona Norte, comisario general Salvador Baratta. De los 65, sólo 28 eran trabajadores que estaban en la fábrica; el resto fueron apresados por los incidentes ocurridos en las inmediaciones.

Cuando el humo de los gases se disipó y los familiares de los detenidos reclamaban a los gritos su libertad, la policía exhibió bombas molotov que -según dijo- habían decomisado a los manifestantes que rodeaban la planta, y cuchillos, navajas, tuercas y tornillos, cadenas y bombas de estruendo caseras que aseguró haber encontrado en el interior de la planta.

Tras el desalojo policial, la empresa Kraft difundió un comunicado en el que aseguró que seguirá en el país, que mantendrá todos los puestos de trabajo y pagará los sueldos completos a quienes se les hubieran hecho descuentos la última quincena.

La planta estaba tomada desde hacía 40 días, cuando la empresa despidió a 157 trabajadores. Fracasaron todas las instancias de negociación en el Ministerio de Trabajo, aun cuando se hubieran dispuesto conciliaciones obligatorias, que fracasaron porque los obreros no querían abandonar la fábrica.

Ayer mismo, el Ministerio de Trabajo había acordado una reunión el lunes entre los empresarios, el sindicato y la comisión interna, pero esta propuesta fue rechazada por el secretario general de la comisión interna, Ramón Bogado, que es dirigente del Partido Comunista Revolucionario (PCR).

cerrar

Los reclamos de los trabajadores fueron acompañados estas semanas por organizaciones de izquierda y estudiantes que mantuvieron ayer cortadas las principales avenidas porteñas durante todo el día para presionar, lo que provocó un caos en el tránsito.

El jefe departamental de San Isidro, comisario mayor Omar Nasrala, informó a LA NACION que el punto de inflexión para decidir desalojar la planta fue la amenaza de tres trabajadores de hacerla volar.

"Tres trabajadores lograron ingresar a los silos, donde hay depositadas 50 toneladas de harina, y amenazaron con hacer volar la fábrica", explicó el jefe policial.

Cuando comenzó la represión en el interior de la avenida Henry Ford, militantes de partidos de izquierda comenzaron a arrojar piedras contra la policía y hubo represión.

"Nos pegaron a morir. Nos disparaban balas de gomas y nos tiraban gases lacrimógenos. Nos tiraban los caballos encima", sostuvo a LA NACION Ivana Andorno, esposa de uno de los trabajadores que estaban en el interior de la planta.

Las inmediaciones de la fábrica Kraft parecían un campo de batalla. Piedras, cascotes. botellas rotas, perdigones y restos de madera reinaban en la escena.

Los familiares de los empleados, desesperados, lloraban en la puerta. "Nunca viví una cosa así. Pensé que iba a haber muertos", dijo Nancy Poblete, la mujer de Damián Zelarrayán, otros de los trabajadores que estaba en la toma de la fábrica.

Poblete dijo que en las inmediaciones de la fábrica no sólo había familiares de los empleados, sino también piqueteros que tiraban piedras.

"Los trabajadores que tenían tomada la planta estaban intransigentes. No querían abandonar la fábrica a pesar de la orden de desalojo. Por eso, hubo que hacer maniobras de distracción", afirmó Nasrala. Baratta dijo que los disparos de balas de goma dentro de la planta se hicieron para distraer a los trabajadores.

"Felicito al personal policial que participó del operativo. Se trabajó de forma muy profesional", declaró Baratta. Si bien el jefe policial afirmó que los tres empleados heridos tenían lesiones leves, los familiares temían lo peor. Ellos tenían la información que había mujeres muy golpeadas.

Cuando la calma parecía haber vuelto, abogados que representan a los trabajadores denunciaron que nos los dejaban entrar donde estaban los detenidos. "El gerente de recursos humanos de Kraft dice que no podemos entrar porque es una propiedad privada. La policía usa la fábrica como sede policial", dijo Claudia Ferrero.

A las 20.30 una columna del Partido Obrero llegó a las inmediaciones. Pensaban quedarse toda la noche.

El conflicto

18 DE AGOSTO Despidos

La empresa Kraft-Terrabusi despidió a 157 trabajadores, incluidos los delegados gremiales. El Ministerio de Trabajo decretó la conciliación obligatoria.

24 DE AGOSTO La toma

El Ministerio de Trabajo intimó a la empresa a que reincorpore a los trabajadores que realizaban cortes en la Panamericana. Los despedidos entran en la fábrica.

27 DE AGOSTO El gremio no los apoya

La dirección del gremio de los trabajadores de la alimentación rompe con la comisión interna.

7 DE SEPTIEMBRE Tensión

La policía rodeó la fábrica e intentó desalojar la planta que decidió cerrar sus puertas y declarar asueto a los trabajadores.

25 DE SEPTIEMBRE Desalojo y acuerdo

Tras la orden del juez de San Isidro Ricardo Costa, la policía desalojó la planta en medio de incidentes. En el Ministerio de Trabajo la empresa se comprometió a no irse del país y a mantener los puestos de trabajo y pagar los sueldos atrasados.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas