Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"La simplicidad es el mejor diseño"

El británico Nigel Holmes habló de los desafíos que enfrentan los medios gráficos para captar a los lectores

SEGUIR
LA NACION
Lunes 28 de septiembre de 2009
0

Nigel Holmes comenzó su carrera a principios de los años 70 como diseñador de revistas y diarios en su Londres natal, pero en 1977 viajó a Nueva York para crear el departamento de gráficos de la revista Time. Desde allí se convirtió en uno de los precursores de la infografía moderna y 16 años después creó su propia empresa, Explanation Graphics.

cerrar

Hoy es reconocido como uno de los mayores diseñadores de información del mundo, y el último fin de semana estuvo en Buenos Aires como orador principal del congreso anual de la Society for News Design (SND), que reunió a 600 profesionales del diseño de la información. Allí Holmes recibió el premio Life Achievement Award y se paseó por los pasillos del Centro Cultural Borges de riguroso azul, como siempre viste, desde el marco de sus anteojos hasta sus zapatillas.

"La gente se habitúa a leer menos y hay menos conocimiento", dijo Holmes en el Centro Cultural Borges
"La gente se habitúa a leer menos y hay menos conocimiento", dijo Holmes en el Centro Cultural Borges. Foto: Miguel Acevedo Riú

–Usted es considerado uno de los mejores periodistas visuales del mundo. ¿Cuál es la clave de su trabajo?

–Probablemente la simplicidad. Es una palabra difícil porque puede confundirse con la simplificación o el empobrecimiento, pero la simplicidad tiene que ver con la clarificación, y eso es todo lo que intento hacer. La simplicidad no llega rápido, y puede ser muy trabajoso hacer algo simple. Y hablo, por ejemplo, de simplicidad en el uso del color: siempre empiezo un trabajo en blanco y negro y luego agrego el color necesario. La búsqueda de la simplicidad puede llevar mucho tiempo, porque es muy fácil hacer un enorme gráfico y poner ahí adentro todo lo que uno encontró, pero yo creo mucho en la edición y en precisar lo que exactamente quiere saber el lector. El diseño de la información está más cerca de la ciencia que del arte.

–El tiempo de lectura de los medios gráficos y la capacidad de atención se reducen. ¿Es una oportunidad para la simplicidad?

–A ver. Hay muchísima información disponible y para que más gente pueda comprenderla uno tiene que hacerla más simple y clara. Luego tenemos los dispositivos pequeños y los pequeños gráficos, y los textos cada vez más breves... Y la poca atención disponible está siendo alimentada por pequeñas píldoras informativas: la gente se habitúa a leer menos y eso significa que hay menos conocimiento. No habrá espacio suficiente para el buen periodismo en el papel, y desafortunadamente no volveremos a los tiempos en que los periódicos reinaban.

–¿Hay algo que pueda salvar a los diarios tal cual los conocimos?

–No. No creo. Pero no quiero que se me malinterprete, yo amo los diarios. Recibo el diario todos los días aun cuando la noche anterior haya visto los titulares online. Pero cuando recibo el diario al día siguiente me enfrento con una experiencia física: leer un diario en papel es muy distinto de verlo online. Uno abre una página y se encuentra con cosas que no necesariamente buscaba.

–Entra en juego una suerte de serendipia, un hallazgo por accidente.

–Exacto, porque abrir un diario es una oportunidad para encontrarse con algo nuevo, para descubrir cosas inesperadas. Puede ser muy desilusionante si una generación completa crece sin esa serendipia, sin esa oportunidad de encontrar cosas que no se ven en las pequeñas pantallas ni, en general, en la experiencia online.

–Cuando empezó a trabajar en Time no había computadoras y hoy son una de sus herramientas. ¿Esto cambió su manera de ejercer el oficio?

–La computadora sólo cambió mi trabajo en cuanto a las posibilidades para investigar. Es una herramienta para dibujar, pero nada más. El lápiz sigue siendo mi principal herramienta. La otra ventaja de la computadora es la velocidad y la capacidad de probar cosas y volver atrás sin problemas. Pero las computadoras jamás me han dado ni una idea.

–Usted publicó seis libros con sus trabajos y reflexiones, y ahora trabaja en un próximo libro para niños. ¿Cómo surgió esa idea?

–Es una historia que le conté a mi hijo cuando él tenía 7 u 8 años, hace más de 25. El pequeño protagonista, llamado Pinhole, viaja a la India, y es tan pequeño que no puede ser visto, por eso en el libro sólo está identificado por una flecha que apunta como diciendo "aquí está". Como es tan pequeño puede hacer cosas que el resto de nosotros no puede hacer, como entrar en una máquina y arreglarla, o volar montado a un insecto.

–Y ahí es donde entran los gráficos.

–Sí. Hay un texto, y mapas, ilustraciones, bocetos, fotos, gráficos explicativos y hasta unas notas al pie que en algún momento contradicen la historia principal. Al escribirlo experimenté la serendipia de la cual hablábamos hace un momento: los acompañantes del protagonista caen en un pozo profundo. Pinhole está arriba y le pide a una araña que teja una tela para construir una soga y rescatar a sus amigos. Pura fantasía. Sin embargo, cuando comienzo a investigar qué tipo de araña se encuentra en la India para dibujarla correctamente descubro que hay arañas cuyas telas son tan fuertes que son usadas por los pescadores para pescar. Me mueve ese tipo de curiosidad. Como la del periodismo, que por definición tiene que ser curioso y mantener su ansia por saber, por preguntar.

Colores de artistas y de diseñadores

Cuando se le pregunta por qué siempre usa ropa de color azul, Nigel Holmes confiesa que "inicialmente fue una suerte de rebelión contra el negro, que era el uniforme de los artistas en Londres". Tras el premio recibido por la SND, está empeñado en terminar un libro y ya piensa en el siguiente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas