Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La animación, con pronóstico inmejorable

Este irreverente film "catástrofe" para niños es la punta de lanza de una ola de esperadas producciones con la última tecnología

Martes 29 de septiembre de 2009
SEGUIR
LA NACION
0

El cine de animación entregó algunos de los hechos más sobresalientes del año cinematográfico. En términos de excelencia, Up: una aventura de altura y Ponyo y el misterio de la sirenita se ubican en lo más alto de la valoración conjunta de críticos y espectadores. Y si hablamos de números, La Era de Hielo 3 se convirtió en el primer título de este complicado 2009 que llegó a los dos millones de espectadores, cifra ilustrativa de un dato global todavía más fuerte: con casi 870 millones de dólares recaudados en todo el mundo ya ocupa el segundo lugar –detrás de Shrek 2 – en la lista de las producciones animadas más taquilleras de todos los tiempos.

El segundo tramo de 2009 sugiere otro panorama. Los estudios de los que hemos hablado hasta aquí están ausentes: habrá que esperar hasta principios de enero para que llegue a la Argentina la nueva gran producción de Disney (La princesa y el sapo ) y todavía más, si hablamos de otras novedades ambiciosas: conoceremos la tercera aventura de Toy Story y la cuarta de Shrek a mediados de 2010.

Ambas, al igual que la reposición de Toy Story 1 y 2, vendrán reforzadas por el atractivo de la imagen 3D, verdadera estrella de la producción animada actual y, por añadidura, del título más fuerte en la materia, anunciado para lo que queda de este año. Después de que Fox y Pixar sumaran a la cartelera sus apuestas más fuertes, otro poderoso estudio de Hollywood -Sony Pictures- se dispone a inaugurar el último tramo de estrenos animados del año.


Trailer de Lluvia de hamburguesas

Podemos vislumbrar por anticipado lo que se verá a partir de dos características distintivas. Por un lado, la intención de Sony de terciar en la pelea más encumbrada en materia de superproducciones animadas a través de Lluvia de hamburguesas , cuyo estreno se anuncia para pasado mañana. Por el otro, la llamativa presencia de una seguidilla de producciones de estirpe independiente, que en algunos casos tienen muy poco que ver con Hollywood y bastante más con el mundo de habla hispana.

Lo que sugiere a primera vista Lluvia de hamburguesas -cuyo título original se traduce literalmente como Nublado con probabilidad de albóndigas- es la posibilidad de llevar a la pantalla grande, con el poder de la imagen 3D y la tecnología de vanguardia, el universo absurdo que cada vez con más frecuencia se aprecia en las producciones animadas para la TV. Este escenario renovador, tan presente en señales como Cartoon Network, Disney XD y Nickelodeon, aparece insinuado con claridad a partir de los nombres que están detrás del proyecto.

Irreverencia

El antecedente más fuerte que registran los directores de Lluvia de hamburguesas , Phil Lord y Chris Miller, es haber trabajado como creativos detrás de series muy celebradas en sus respectivos terrenos como la animada Clone High (para MTV) y How I Met Your Mother , que en la Argentina emitió FoxLife. El dúo cambió la propuesta original, que comenzó a trabajar con la división animada de Sony por un plan mucho más arriesgado: convertir el best seller escrito en 1978 por Judi y Ron Barrett en la primera producción animada de cine catástrofe para chicos.

"Lo mejor para cualquiera que trabaje en animación es la posibilidad constante y muy fácil de subvertir la realidad", reconoció Miller, que se dedicó junto a Lord a mirar concenzudamente la mayoría del cine catástrofe más exitoso de los últimos tiempos (con un especial ojo en las producciones de Michael Bay, como Armageddon ) y mezclarlo con un espíritu juguetón que reconoce a los Muppets como una fuente muy precisa de inspiración. La otra se apoya en los sencillos trazos y diseños del gran ilustrador checo Miroslav Sasek.

La historia está ambientada en una lejana isla llamada Shallow Falls (Isla Bocado), que enfrenta el ocaso de su única industria próspera, la pesca e industrialización de sardinas. Obsesionado por evitar la decadencia y la tristeza del lugar, un joven y atolondrado inventor llamado Flint Lockwood (Flint Loco, en la versión local) crea una serie de artilugios mecánicos capaces de alterar el medio ambiente y lograr que desde el cielo caiga toda clase de comidas, mientras sueña con el reconocimiento de su comunidad.

El favorable resultado inicial de la experiencia levanta el ánimo de Flint, acerca a la isla a una inquieta reportera meteorológica llamada Sam Chispas y potencia las ambiciones del inescrupuloso alcalde de la isla, hasta que a partir de alegóricas referencias al consumo de fast food y a los problemas derivados del cambio climático se abre la puerta para que el cine catástrofe ingrese en el mundo de la animación más sofisticada.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas