Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Viajar con chicos

Baños limpios, madres tranquilas

Turismo

Por   | LA NACION

 
 

Cuando se trata de dar indicaciones de viaje hay personas que son precisas y, sin remilgos, aportan datos importantes: "Si tenés que parar cerca de Saladillo -marcan, por ejemplo- está la Petrobras, antes de llegar a la rotonda. Pero si ya la pasaste no te detengas hasta el ACA, unos kilómetros después de la ciudad. En el medio de éstas ni se te ocurra".

La recomendación está basada en algo tan básico como la calidad e higiene de los baños. Frente a ese criterio de selección parece una minucia el surtido de combustible o la oferta gastronómica, cuyo rango puede variar mínimamente en comparación con las distancias abismales que hay entre un baño lujoso y uno decente, y entre uno decente y uno nauseabundo.

Cuando se viaja con chicos es siempre conveniente llevar algunos elementos básicos, pero ni el más previsor está dispuesto a encontrarse con las escenas escatológicas que pueden deparar los sanitarios. Es asombrosa la indolencia con que algunos lugares de paso capturan a los clientes con el espejismo de un ambiente bien puesto, para pronto mostrar su lado oscuro -literalmente sin luz en muchos casos, otras sin agua- apenas los comensales osan lavarse las manos.

En contraste, los baños limpios de la ruta atraen a los autos en los que viajan mujeres y niños, porque los hombres ni registran el asunto hasta que deben acompañar a un pequeño y comprenden el tradicional grito materno de ¡no toques nada ! También es cierto que, paradójicamente, los baños de mujeres suelen ser más sucios que los de varones. Por eso las madres suelen ser expertas en tapizar con papel higiénico un inodoro o mantener alzada sobre éste a una niña, en equilibrio dentro del mínimo cubículo. Ni hablar de cambiar los pañales a un bebe sin ni siquiera una mesa.

Conozco viajeros que revisan los baños antes de detenerse en un lugar en la ruta, pero la mayoría elige al voleo. Un amigo me comentaba que formaba parte de un grupo de aficionados que suma datos para los mapas de GPS. En su gran mayoría, si no todos, son hombres. Eso explicaría por qué la voz de estos aparatitos geniales insisten en que giremos a la izquierda en vez de advertirnos que, por ejemplo, ¡estamos por dejar atrás el último baño digno de los próximos 100 kilómetros!

"Hay baños limpios en el ACA de Carmen de Areco, la YPF de Dolores, la Shell de Cañuelas", podría empezar un listado que cubriera todo las rutas del país, condenando a los puestos con baños inmundos a recibir sólo a los usuarios insensibles.

Ejemplos mundiales

La idea no es original porque en Japón existe un programa gratuito, Check a toilet , que se descarga en el teléfono móvil y que indica con GPS el más cercano de los más de 31.000 baños públicos registrados, con la descripción de los servicios que ofrecen y el costo, si lo hubiera. Otra página Web japonesa clasifica en limpios y sucios, evalúa con estrellas y adjunta fotos de los baños de Tokio. Hasta ilustra con los mejores grafitis encontrados en el recorrido ( www.asahi-net.jp ).

En Gran Bretaña, la preocupación por el reciente deterioro de los baños públicos hizo que se formara la British Toilet Association (BTA), y no es broma ( www.britloos.co.uk ). Además existe también un mapa completo en otra página, www.findatoilet.co.uk

No podía faltar no uno, sino varios mapas a Nueva York. En www.thebathroomdiaries.com hay competencias para elegir los mejores, y en www.nyrestroom.com/ incluyen los públicos y los no tan públicos, como los denomina, incorporando los hoteles, las cafeterías, librerías y otros locales.

Por nuestro país todavía tendremos que ir guiándonos por datos o intuición. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYInflación y preciosFrancisco en Semana SantaCristina KirchnerLa tragedia del ferry Sewol