Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Dr. House: el otro yo de Hugh Laurie

Espectáculos

El jueves comienza la sexta temporada de la exitosa serie en la que el actor británico interpreta a un médico cínico y racional que diagnostica como quien descifra un misterio policial

Por   | LA NACION

LOS ANGELES.- Es el hombre oculto detrás del huraño y taquillero doctor House, y la verdad es que no tiene nada que ver con él. El británico Hugh Laurie -de 50 años, nacido en Oxford- quien encarna al antipático médico, llega a la entrevista bronceado, con cara de mucha salud, excelente humor y una cortesía que da gusto. "No me agrada la mala educación", es de las primeras cosas que dice. Y uno se pregunta cómo hace para convivir con un personaje que hace del sarcasmo su forma de vida. Pero eso vendrá luego.

Viste jeans, una remera de un verde poco sentador que le sienta muy bien, y tiene en la piel el bronceado de quien hace mucho que no visita un hospital y sí, en cambio, parece haber estado practicando el remo, un deporte que, como buen británico, adora. A simple vista, es más delgado, más alto y mucho menos desgarbado que su personaje. Tiene, sí, las mismas arrugas. Pero, en su caso, parecen el resultado de una amable convivencia con la experiencia de vida, y no fruto de la amargura y del dolor permanente del médico rengo y huraño al que interpreta.

La entrevista con LA NACION transcurre en una sala especialmente reservada en el hotel Four Seasons, a la que rodea un ambiente de secretismo. "No quiere ser molestado", susurra una de las asistentes, con el gesto compungido de quien intenta ponerse en la piel de quien es rostro conocido y familiar para las más de 70 millones de personas que siguen la serie.

Adelanto de la sexta temporada de Dr. House

"¡Qué suerte! ¡Me dicen que está de excelente humor!", comenta otra. Hay seis personas de la compañía productora de la serie para asistir durante el encuentro. Y todas coinciden en que lo que está sucediendo es poco menos que un privilegio: no es que a Laurie no le gusten las entrevistas; es que encarnar al famoso médico le implica jornadas de diez horas de trabajo durante diez meses del año. Y eso lo deja sin tiempo, según la explicación.

La charla empieza con los códigos habituales de las superestrellas: puntualidad rigurosa, nada de preguntas sobre la vida personal y nada de preguntas "inapropiadas", signifique esto lo que signifique. Mientras todo esto se aclara, Laurie está en una sala contigua, practicando relajación. "Ha tenido una mañana intensa y le gusta tomarse un descanso entre compromiso y compromiso", cuenta uno de los colaboradores que conoce al hombre oculto detrás del actor. Es un dato curioso, pero mientras esperamos, alguien cuenta que Laurie no tiene registro cotidiano de su fama. "Es que casi no tiene tiempo para salir", dicen.

Laurie vive aquí, en Los Angeles, por el compromiso de rodaje, pero tiene a su familia en Londres, de modo que cuando no está grabando, está en un avión, viajando a Gran Bretaña, donde la serie, curiosamente, no es de consumo masivo. "Eso es bueno, porque puedo ir de compras sin riesgos", bromeará luego Laurie.

Más difícil es sacarle al actor datos sobre lo que pasará en esta sexta temporada de la serie que el jueves comienza en la Argentina. La cosa ha terminado mal para el médico, en el final de la última temporada. En las últimas secuencias se lo vio internado en el hospital psiquiátrico de Mayfeld, intentando desintoxicarse de la vicodina, a la que es adicto, y de las visiones que su consumo conlleva. ¿Sale de eso House, o el personaje autodestructivo que interpreta acaba destruyéndose?

"¿Cómo pretendes que te lo cuente?", dice Laurie, y suspira.

-De algún modo. Por ejemplo, ¿Cómo afecta a House estar internado y lejos del ejercicio de la medicina?

-Esa es la clave. El está afectado por primera vez en el ejercicio de lo que lo apasiona. Y, por primera vez en el ciclo, se ve compelido a resolver sus propios problemas. Debe responder a la pregunta "¿quién soy yo sin practicar la medicina?".

-¿Llega la respuesta?

-Hay algo de alivio. Y, para saciar ansiedades, empezamos con un capítulo doble que se llama "Roto". Es un show de dos horas.

- ¿No le gustaría cambiarlo un poco al personaje? ¿No le suena demasiado acentuado en sus rasgos?

-¡Tengo amigos peores! En verdad, no soy yo quien debe decir eso. Es trabajo de los guionistas, que lo hacen estupendamente bien. Nunca he sentido que me empujaran en una dirección o en otra. Y eso es un alivio. La verdad es que hemos empezado a trabajar juntos hace seis años ya y vemos a House de la misma manera.

-¿Nunca hace ningún comentario?

-A veces, algún comentario pequeño, pero no más. Me siento bien. De lo que trato es de hacerlo bien, no de hacer cosas diferentes. En todo caso, el desafío consiste en hacer mejor lo que ya hacemos.

-¿Cuánto ha tomado de su padre médico para la construcción del personaje?

-Mucho, aunque mi padre no era para nada como House; tenía mucho mejor carácter, por suerte. Lo que une a ambos es la visión respetuosa del ejercicio de la medicina. Era un hombre inteligente, con mente científica, igual que House, quien se siente todo el tiempo desafiado en su conocimiento.

-¿Puede que la personalidad de su padre lo haya influido para ser médico, de algún modo?

-No, no creo. Pero sí es cierto que acompañé a mi padre en algunos de sus trabajos. Y era muy bueno en lo suyo.

- Ya que no lo hizo médico, ¿al menos House lo hizo mejor paciente?

-Creo que siempre lo fui. Siempre he creído en los médicos y, más que eso, diría que tiendo a creer en los expertos. Me siento bien si estoy rodeado de gente que ha estudiado una cosa mejor o durante más tiempo que yo mismo.

-¿Es experto en algo?

-La verdad, no: en nada.

-¿Cuánto de House hay en usted?

-Es un personaje creado por los guionistas. De verdad, espero que no haya nada de House en mí.

-¿Nunca se enoja con House? ¿Nunca se cansa de él?

-Si me enojo, me enojo conmigo mismo.

-En breve, comienza la sexta serie de la temporada en la Argentina y en buena parte del mundo. ¿Cómo explica semejante éxito?

-No lo sé, pero lo agradezco. Me considero afortunado. No sé cuál es la clave del éxito. Hay quien dice que la serie gusta porque House es un rebelde que no se atiene a las reglas, alguien impaciente y con autoridad, que dice lo que a muchos les gustaría decir. Pero no lo sé.

-A esta altura del partido, imagino que puede hacer el papel sin siquiera inmutarse.

-No, todo lo contrario. Me sigo poniendo nervioso como el primer día. Diría que cada toma consigue ponerme nervioso.

-¿Y qué hace para combatir los nervios?

-No estoy seguro de que pueda hacerlo. Hay algunos trucos que uso siempre. Si hago algo y lo repito, en la repetición trato de hacerlo de otra manera, empiezo mirando para otro lado, un movimiento menor, aunque sea, pero que alcance para salir de la posición anterior. Es trivial, pero funciona porque, obligándote a hacer otra cosa, te distraes de la situación de estrés. Estás saliendo, al menos por un momento, de lo que te atormenta.

-Algo que no haría House?

-Somos distintos. Y en cuanto a esto, no tengo una técnica específica contra los nervios de escena, sino muchos pequeños trucos. Si sabes que puedes ir contra eso, no te sientes nervioso. Es una sensación de que puedes crear mejor, hacer las cosas mejor. Un sentimiento liberador.

-¿Qué hará el día que se acabe House , si se acaba?

-No lo sé. Soy envidioso de la gente que tiene la seguridad de lo que va a hacer. Me gustaría tener esa seguridad aunque, pensándolo bien, si me hubiesen dicho que iba a hacer una misma cosa durante seis años lo hubiese considerado opresivo. Es muy curioso haber desarrollado este personaje durante seis años. Generalmente, lo que agrada de la profesión de actor es que haces una cosa durante un tiempo y luego cambias. Vas a algo diferente. Si quisieras hacer lo mismo durante un buen tiempo, trabajarías en un banco o en una compañía de seguros. Es curioso haber logrado como actor la estabilidad laboral de un bancario?

-¿Está buscando cambiar de trabajo, irse a un banco a procurar aventura?

-No. No estoy buscando eso, en realidad. Me gustan los bancos, pero estoy muy bien con lo que hago.

Para agendar

Dr. House.
Serie médica protagonizada por Hugh Laurie y Lisa Edelstein.

Por Universal Channel
Estreno de la sexta temporada, jueves a las 21. .

TEMAS DE HOYDaniel ScioliElecciones en la AFAMarcelo TinelliFamosos