Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Opinión

¿Por qué a Pagni?

Política

Homero escribió que Ulises era "fecundo en ardides". Desde el adelantamiento de las elecciones al 28 de junio hasta la presunta "reforma política", que ha concebido para retener el control del Partido Justicialista contra el embate del "peronismo federal", pasando por las "candidaturas testimoniales" y el cuestionado proyecto de ley de medios, hasta ahora sólo podía decirse de Néstor Kirchner que era "fecundo en maniobras ilegales" para aferrarse al poder que aún le queda mientras lo abandona el consenso popular. Pero sólo "hasta ahora" porque, animado por la ansiedad que lo embarga en pos de su incierto objetivo, lo que deberíamos preguntarnos ahora es si Kirchner, atravesando una invisible frontera, no ha empezado a mostrar que es, además, "fecundo en maldades".

Este duro interrogante parece sin embargo apropiado no bien se detecta la reciente agresión oficial contra el columnista Carlos Pagni, quien ha pasado a simbolizar en el imaginario de la caverna del poder ya no sólo el periodismo en general sino especialmente el periodismo gráfico al que el Gobierno piensa atacar no bien complete la ofensiva contra el periodismo audiovisual que inició a través de la ley de medios. En este sentido, el ánimo de Kirchner parece tan perturbado que se ha atrevido a albergar a un conocido productor televisivo para que preparara un video de 17 minutos de duración por ese medio del Gobierno pero no del Estado que es Canal 7, en una acción que descalifica a quien ejecutó el encargo no sólo "moralmente", por participar de una maniobra inconfesable, sino también "técnicamente" porque basta un mínimo conocimiento televisivo para advertir la grotesca factura del video que ha generado.

Pero Kirchner pudo elegir entre varios periodistas como blanco de su agresión. ¿Por qué escogió, precisamente, a Pagni? Porque, además de sus opiniones puramente críticas, el tipo de columna que escribe Pagni incluye un alto componente informativo, y a este Gobierno, pese a promover el "pensamiento único", no lo molestan tanto las "opiniones" adversas, que son debatibles por naturaleza, sino las "informaciones" cuyo inquietante contenido lo pone en máximo estado de alerta. El reciente ataque a Pagni deja ver la meta periodística del propio Kirchner: tolerar que, mientras no lo pueda evitar, los columnistas opinen, pero impedir en cambio que la pura y simple verdad de lo que está ocurriendo en las entrañas del poder salga a la luz. La "opinión crítica" que también emite Pagni es para el kirchnerismo sólo un pecado venial, incomparablemente menos peligroso que la "información objetiva" de lo que está pasando. Descubrirla y revelarla: éste ha sido el pecado mortal de Carlos Pagni. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYElecciones 2015Elecciones en BrasilElecciones en UruguayReforma del Código Penal